Inicio
Actualidad
Crisis del turismo

Crisis del turismo: Argentina se debate entre el relato y la realidad

Las administraciones públicas de turismo se empeñan en batir récords y ahora es Daniel Scioli quien cayó en la tentación, aunque su discurso se contradiga con el mensaje del presidente Javier Milei. Empresarios y dirigentes hablan de crisis del turismo, cierres y pérdidas de empleos.

Allá por diciembre de 2023, y tras la devaluación del 118%, se vislumbraba un escenario complejo para la actividad. Lo que nadie preveía es que en cinco meses, Argentina se convertiría en un país con precios del primer mundo, pero con servicios del tercero. En un marco de crisis del turismo, el sector se debate entre el relato y la realidad

De hecho, y aunque muchos se dejaron engañar por la foto del verano –sus resultados fueron principalmente producto de una preventa destacada–, la realidad es que el “sinceramiento” de la economía afectó el poder adquisitivo de los consumidores y se resintió fuertemente el consumo interno. Turismo no fue la excepción.

Por su parte, y sumado a los incrementos de servicios e insumos, los prestadores debieron realizar una reevaluación de las estructuras de costos, que, indefectiblemente, se volcaron a precios.

Esta combinación de variables creó una atmósfera aún más difícil para el ecosistema turístico.

En marzo, los primeros en levantar la voz fueron los hoteleros y gastronómicos, que hablaron de recesión y crisis en turismo.

Tiempo después, los agentes de viajes avalaron la situación y admitieron públicamente que Argentina no solo dejó de ser competitiva en el turismo internacional, sino que, además, graficaron que resulta más económico viajar a Brasil que por el país.

En las puertas de la temporada de invierno, y luego de una baja pronunciada de la actividad marcada por el regreso de la estacionalidad, desde Suipacha 1111 trataron de disimular la crisis con posteos, discursos o atribuyéndose gestiones externas, como fue el caso de Cuota Simple donde los méritos los había hecho CAT.

Sin embargo, lo concreto es que muchas empresas del sector viven nuevamente, como durante la pandemia, con el desafío de subsistir y no cesantear personal.

La temporada de invierno con expectativas mínimas

Pese a que los destinos patagónicos "pongan toda la carne al asador" para lanzar sus temporadas de invierno, los números y ánimos de las reservas y los empresarios, respectivamente, son "mínimos".

Con las nevadas prematuras, el período invernal no tendría a la naturaleza como una limitantes, pero la recesión limita las ventas.

Con expectativas mínimas -excepto el receso de las vacaciones de invierno-, los profesionales vaticinan que la ocupación en los destinos de nieve rondará el 60%, mientras que en los demás destinos tradicionales el número de camas ocupadas no llegaría al 40%.

“Hay un movimiento interno de turismo muy flojo. Hay expectativas para que el sector pueda zafar la temporada y no salga perdiendo”, declaró Gregorio Werchow, secretario de Turismo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Werchow advirtió también sobre la caída del número de turistas extranjeros: “Ha disminuido mucho la ventaja comparativa que teníamos con el tema cambiario. Ahora estamos caros para los extranjeros, por el dólar atrasado y por la subida de los costos internos. En Semana Santa fueron más los argentinos que salieron del país”, graficó.

Daniel Scioli en un universo paralelo

En dicotomía con el discurso presidencial que brega por desactivar la bomba económica que dejaron los kirchneristas, Daniel Scioli, secretario de Turismo, Ambiente y Deportes de la Nación, se convirtió en el funcionario de “la cartera de las buenas noticias”.

Además de las promesas impositivas –dijo que quitarán las tasas de derechos de autor y portuarias–, el flamante libertario no solo sobreactuó las cifras del verano y el movimiento turístico de Semana Santa, sino que afirma que la temporada de invierno será récord.

A su vez, las buenas nuevas del relato desde Suipacha advierten un crecimiento en el receptivo internacional; al tiempo que sostienen que la competitividad de Argentina no se basa en precios, sino en la calidad de los servicios y la oferta.

Por otra parte, mientras Milei insiste en que no hay plata, el funcionario con peor imagen del país según la consultora Zuban Córdoba ilusiona al sector con un programa que prevé inversiones para la puesta en valor de atractivos turísticos.

Crisis del turismo: Argentina sin competitividad

A días de un nuevo informe de la ETI del Indec, y tras una bonanza de 15 meses, desde Migraciones estiman que los visitantes extranjeros en abril serán entre un 27% y 30% menos versus el mismo mes de 2023.

En números, desde el organismo prevén que las llegadas en el cuarto mes del año ronden los 450 mil visitantes; mientras que en el pasado la cifra alcanzó los 1,1 millones de visitantes no residentes por todas las vías de acceso al país. Cabe recordar que 526.400 habían sido excursionistas.

De esta manera, el turismo internacional retrocedió a niveles de 2016.

Cabe destacar que, en términos de viajeros de países limítrofes, abril es un “mes dorado” para visitar Argentina.

Las previsiones de mayo están en el orden del -35%.

Por su parte, y de acuerdo con un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, el poder de compra de turistas chilenos y brasileños se desplomó un 40% este año.

Turismo con la guardia alta

  • Juan Lucero, presidente de la Cámara de Turismo de Salta, criticó que parte de la dirigencia nacional niegue la crisis y graficó: “El turista regional dejó de visitarnos”. Además, recalcó que ni siquiera al pasajero nacional le conviene vacacionar en Argentina; mientras que aseveró que los programas de gobierno para fomentar la actividad carecen de creatividad y descuentos reales.
  • Desde Santiago del Estero, Abelardo Valdez, titular de la Asociación de Agentes de Viajes y Turismo provincial, resumió: “En Argentina está todo caro. Las tarifas aéreas están por las nubes, y ya sea para el receptivo como para el cabotaje, no somos siquiera competitivos en precios”. A su vez, comentó que los prestadores no se animan a cotizar más allá de 45 o 60 días por miedo a perder dinero; y advierte que la merma también impacta al segmento MICE.
  • Marcelo Coll, presidente de la Federación Económica de Catamarca, dijo que la provincia es el destino más caro del país; al tiempo que detalló que los porcentajes de ocupación en Fiambalá y Antofagasta son bajos, pero no tanto como en la capital. “El turismo extranjero que se mueve es muy poco”, describió.
  • Leopoldo Badoul, presidente de la Cámara de Turismo de La Rioja, sostuvo que Argentina necesita replantearse su modelo promocional. “Hay que dejar de pescar en la pecera y salir a buscar pasajeros en potenciales mercados acorde a la oferta que tenemos”, declaró, para indicar que la falta de conectividad es la primera traba. Respecto a las tarifas, manifestó que el negocio es inviable si los prestadores modifican los precios casi diariamente. “Las campañas de promoción son curitas al problema real de la baja ocupación”, sentenció.
  • Desde la Cámara de Turismo de Jujuy, su titular, Rodrigo Torres, compartió las preocupaciones de los hoteleros, que le confiaron que “mayo fue el peor mes de la historia en términos de ocupación”. Aclaró que no hubo cierres.
  • En el sur la situación no difiere, y Néstor Denoya, presidente de la Cámara de Turismo de Bariloche, reveló que las reservas nacionales e internacionales para agosto y septiembre están paralizadas. “La devaluación y la consecuente caída del salario real contrajeron la demanda, que sigue deprimida y con un panorama desolador”, indicó, para agregar: “En abril y mayo la ocupación estuvo en el 20%.
  • Por su parte, Martín Suero, titular de la filial de Fehgra en Villa La Angostura, explicó que los aumentos en la Patagonia superaron más del 1000%, y que las tarifas de la preventa se comercializaron sin ese cálculo. “La situación es incómoda. Podremos tener turistas, pero los gastos fijos están por encima de cualquier rentabilidad.” En línea, sostuvo que por la coyuntura los precios actuales desalientan el mercado local, pero no descarta campañas de descuentos; así como destaca que la provincia profundizará la promoción internacional.
  • Desde Puerto Madryn, Leticia Benítez, presidenta de Aaavyt PV, admitió que están asustados por los niveles de venta, y remarcó que la prioridad es no perder puestos de trabajo.
  • En Mendoza el panorama no desentona, y desde la Cámara de Turismo que preside Ricardo Beccaceci identifican cambios en la forma de consumir de los turistas –prevalece el nacional–, que optan por estadías más cortas y gastan menos.
  • Por su parte, desde la Cámara de Turismo de Puerto Iguazú comentaron que la merma de pasajeros data del verano, que cerró un 30% abajo versus 2023; al tiempo que notan menos afluencia procedente del mercado regional.
  • Marcelo Capdevila, director de Grupo Gea Latam, indicó que el turismo doméstico está parado por un tema tanto de costos como de oferta. “Cuota Simple no activó la venta”, dijo, para seguir: “La crisis del consumo es genérica”. Respecto al emsivo, comentó que se mueve, pero no explota; al tiempo que explicó que muchas salidas corresponden a la preventa pasada. “Sin reglas económicas claras el consumidor seguirá retraído”, puntualizó.

La rebelión de los aviones

De acuerdo con ANAC, las cifras del transporte aéreo de cabotaje vienen mostrando una desaceleración. De hecho, en el reporte de abril se ve directamente un desplome: se movilizaron en el cabotaje 1,1 millones de pasajeros, lo que supone un 10,3% menos que en el mismo mes de 2023, pero también un 14,3% menos que en marzo de este año.

Aerolíneas Argentinas es la compañía que más pasajeros perdió en la comparación, movilizó 48.293 pasajeros menos; pero también registraron caídas JetSmart y Flybondi: 61.145 y 24.233 menos.

El mismo correlato se ve en el número de vuelos: 10.715 operaciones concretadas. Esto es un 9,3% menos que en abril de 2023 y un 13,1% menos que en marzo de 2024.

Distinto es lo que sucede en el transporte aéreo internacional, en el que se movilizaron 968 mil usuarios: +11% versus abril de 2023, aunque un 14,1% por debajo de marzo de 2024.

Un comportamiento similar muestra el número de vuelos internacionales: con 6.517, un 5% más respecto a abril de 2023, pero un 14,1% menos con relación a marzo de 2024.

Algunos números para entender la crisis

  • Las ventas minoristas pymes cayeron 7,3% anual en abril y acumulan una caída del 18,4% en el primer cuatrimestre del año, según CAME, que puntualizó que el regreso de las cuotas sin interés contuvo un mayor derrumbe.
  • Tras haber postergado los aumentos de luz y gas de mayo, el Gobierno autorizaría incrementos que rondarían, según la categoría, entre el 250% y 500%, y el 120% y el 300%, respectivamente.
  • En lo que va del año, el combustible subió alrededor del 45%, pero se prevé un salto del 18% para el próximo mes.
  • El total de viajeros hospedados en marzo fue de 1,6 millones (-5,9% respecto al mismo mes del año anterior), reveló la Encuesta de Ocupación Hotelera del Indec. Las pernoctaciones de viajeros residentes registraron una baja del 6,7%, mientras que las de no residentes se incrementaron un 8,4%.
  • Según la consultora Invecq la actividad de alojamientos turísticos cayó un 8,5% en el primer trimestre del año, principalmente por el desplome del turismo interno. En algunas regiones la merma del sector supera el 15%.
  • El pase diario al Cerro Catedral está $ 115 mil, casi lo mismo que cuesta pasar un día en los parques de atracciones de Disney (US$ 139).
  • El “Sky Week” para cuatro personas en Tierra del Fuego puede cotizarse a US$ 5.000.
  • Los transportistas en Buenos Aires subieron sus tarifas un 70% en el último trimestre.
  • En El Calafate, por caso, sorprende el aumento constante –casi diario– del producto minitrekking.
  • Las entradas a los principales Parques Nacionales de Argentina tuvieron incrementos de hasta el 400%. Para visitar las Cataratas o el Glaciar, un argentino pasó de pagar $ 2.500 a $ 10 mil.
  • El alquiler de un auto en Bariloche para nueve días durante las vacaciones de invierno sale un 105% más caro en Argentina que en Chile.
  • Algunos prestadores ajustaron bruscamente sus tarifas en el verano –en el orden del 70% y 100%–, para luego pasarse al dólar MEP; mientras que aquellos que operaban al tipo de cambio oficial o en pesos, subieron directamente los precios en dólares.

WTTC: con datos desactualizados, vaticina una Argentina con récords

El sector turístico de Argentina contribuirá con US$ 62,8 mil millones a su PIB en 2024, lo que significará un aumento del 2,4% en comparación con los niveles de 2019, según la Investigación de Impacto Económico (EIR) elaborada por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) en asociación con Oxford Economics.

Como consecuencia, WTTC proyecta que al finalizar 2024 el sector turístico de Argentina generaría casi 1,5 millones de empleos, es decir, el 11,4% del total de los puestos de trabajo en el país.

Cabe destacar que el informe fue realizado con datos del primer trimestre del año.

Dejá tu comentario