Combustibles

Buses de larga distancia: inquieta la falta de gasoil

Los buses de larga distancia no enfrentan problemas operativos, pero sí empiezan a verse afectados por la escasez de gasoil, sobre todo en cuanto a los costos.

La clave es el surtidor. Y es que la escasez de gasoil afecta fundamentalmente a las estaciones de servicio de nuestro país y, por consiguiente, no a los buses de larga distancia.

“Lo que nos diferencia, por ejemplo, del transporte de cargas en camiones, es que los buses de larga distancia cargan en sus propias bases operativas y no en las estaciones de servicio convencionales”, explica Gustavo Gaona, vocero de la Celadi (Cámara Empresaria de Larga Distancia).

Cuando hay faltante de combustible nos afecta a todos, de una u otra manera. De modo que también estamos recibiendo menos gasoil en nuestras propias bases, lo están retaceando, pero operativamente, en las principales ciudades lo estamos pudiendo resolver”, continuó Gaona.

Los primeros problemas para los buses

El problema es más notorio para las empresas pequeñas y cuando los buses están lejos de sus bases. Nosotros cubrimos 1.600 destinos y a veces debemos cargar lejos de nuestras bases y no tenemos tanques en todos los rincones del país”, explicó el vocero.

“Pero, además, cuando hay problemas de faltante de combustible, cuándo y dónde se consigue, se paga más caro. Y eso sí se comenzó a escuchar como queja entre las empresas”, detalló Gaona.

Igualmente lo estamos controlando, lo estamos solventando y al momento no hemos tenido problemas operativos. Pero sí está impactando, como decía antes, sobre el tema de los costos”, concluyó el vocero de Celadi.

Más información:
¿Peligra el turismo estudiantil por la falta de gasoil?

¿Problemas entre los transfers?

En la categoría de “empresas más chicas” que mencionó Gaona, se ubican también las empresas que brindan los servicios de transfer o los buses turísticos, segmento que también cargan carburante en las estaciones de servicio convencionales.

Hace un par de semanas, la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (Fadeaac) emitió un comunicado en el que manifestó su “profunda angustia, preocupación y frustración que genera en el sector la falta de acceso a los combustibles, así como la discrecionalidad que se verifica en los precios, cuando se accede al mismo”. La entidad nuclea a 31 de las 43 cámaras que nuclean a 4.400 empresas pymes de transporte. Según la Fadeaac, las provincias más afectadas por el desabastecimiento hoy son Jujuy, Salta, Formosa, Corrientes, Entre Ríos, Misiones, Tucumán y Santa Fe. Salvo estas dos últimas provincias, todo el resto son fronterizas y sufren un fuerte incremento de demanda de transportistas de países vecinos que cruzan a cargar sus tanques aprovechando la diferencia cambiaria. Curiosamente también, con algunas excepciones, se trata de casi todas provincias turísticas.

Solución prometida

La promesa del Gobierno Nacional es que, para junio y julio, se incrementará la importación de gasoil en un 50%. Concretamente, YPF pasará de importar dos barcos, a tres para junio y cuatro para julio. De este modo el Ejecutivo planea solventar lo que calificó como “un excepcional incremento de la demanda”.

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa