Inicio
Actualidad
Matías Lammens

Lammens: "El lobby del sector no se condice con el peso del turismo"

Balance: Matías Lammens admite que son varios los objetivos que no se cumplieron, pero resalta haber mantenido viva a la industria en su peor crisis.

Orgulloso de haber sido uno de los pocos que sostuvo el cargo durante toda la administración de Alberto Fernández, Matías Lammens, ministro de Turismo, comienza a despedirse del piso 27 de Suipacha 1111 y lo hace con una sonrisa.

Sin importar lo que suceda con Sergio Massa en las elecciones, entiende que su futuro no estaría ligado al turismo, aunque vería con buenos ojos seguir en el cargo en el caso de que se lo ofrezcan.

Sin embargo, el funcionario no se corre del relato y mantiene el foco puesto para que Unión por la Patria sea la fuerza de gobierno a partir del 10 de diciembre.

Con la réplica de la Copa Libertadores que ganó San Lorenzo en 2014 y la camiseta de la final enmarcada luciéndose en su despacho, Lammens repasó los logros de su gestión, y si bien considera que el balance es positivo, advierte que aún quedan objetivos por cumplirse.

La cuenta pendiente de Matías Lammens

Afirmando que asumió el Ministerio con la premisa de demostrar que el turismo es una unidad económica relevante para Argentina, Lammens subrayó que ese legado se cumplió, aunque reconoce que se pude mejorar y crecer.

“La industria está en la discusión pública y es respetada”, comentó, para agregar que más del 80% de los argentinos saben que el turismo es una actividad económica que genera empleos y dólares, y no una reposera en verano.

Sin embargo, manifestó que el sector privado no es completamente consciente del poder e injerencia del rubro para la economía argentina, y aseveró que falta la vinculación política sectorial y prevalece la individual.

“A la actividad gremial empresarial le falta mayor representación y relacionamiento político”, recalcó, para agregar: La capacidad de lobby del sector no se condice con el peso específico que representa el turismo”.

En este orden, enfatizó que hay actividades económicas de menor relevancia que inciden en la política pública y consiguen mejores beneficios impositivos y condiciones para invertir.

¿PreViaje eterno?

Tras recalcar que en la región y en el mundo preguntan por el programa, Lammens bregó para que este tipo de políticas se prolonguen a largo plazo sin importar los colores políticos.

El plan eficientiza el gasto del Estado y es virtuoso en términos de recaudación. Se recupera más del 80% de lo invertido”, señaló, para enfatizar: “Es cierto que los lugares tradicionalmente turísticos fueron los más demandados, pero hubo destinos emergentes con ocupación récord en momentos del año en donde sin el PreViaje no la hubieran tenido”.

En este orden, dijo que este tipo de políticas públicas promueven la inversión privada para aumentar la cantidad de plazas y servicios.

Más de 7 millones se movilizaron con PreViaje”, sostuvo, y siguió: “Probablemente muchos hubieran viajado sin el programa, pero lo que logramos es que el argentino repita los viajes durante el año.”

Estafas: “Faevyt debe ser más contundente en la comunicación para repudiarlas”

Que haya cierres o quiebras –no solo en la actividad turística–, es algo que sucederá siempre. Lo que no puede pasar es que fallen los controles”, declaró Lammens, para asegurar que el Registro de Agencias del MinTur agudizó las inspecciones de las denuncias por incumplimientos y avanzó en la baja de los legajos.

Consultado por lo sucedido con Turismo Felgueres manifestó que se trató de una estafa porque se actuó de mala fe, y recordó que el Ministerio se presentó como querellante e hizo una denuncia penal.

“Es un caso aislado que mancha al resto de las agencias de viajes ”, dijo, para opinar: Faevyt debe ser más contundente en la comunicación para repudiar este tipo de situaciones”.

Respecto a las garantías, Lammens dijo que se trata de un escenario complejo, y explicó: “Si robusteciéramos cuantitativamente los avales dejaríamos fuera a cientos de emprendedores y solo los millonarios podrían abrir una agencia de viajes”.

En este sentido, y tras rechazar que la virtualidad sea un problema, enfatizó que la solución está en la fiscalización permanente, los controles rutinarios e inspecciones sorpresa.

Sobre la delicada situación del turismo estudiantil, aseveró que su comercialización urge una intervención. “El contexto inflacionario merece revisar el financiamiento del segmento. Extender el plazo de ventas y establecer cuotas ajustables son algunas de las necesidades planteadas y que debemos resolver en lo inmediato”, mencionó, para vaticinar que pronto habrá novedades con el fideicomiso.

Turismo como política de Estado

Sin entrar en la chicana de “Ministerio sí o Ministerio no”, el funcionario resaltó que la actual administración, y en particular la gestión de Sergio Massa, demostraron en el Presupuesto las intenciones para con el sector.

“Más allá de las palabras, sin la convicción de un Estado presente no se puede salir a promocionar a Argentina ni desarrollar un plan de infraestructura pública como ‘50 Destinos’, traer más aerolíneas y aviones, capacitar o lanzar líneas de crédito a tasas blandas”, enumeró.

En modo campaña resaltó que necesitan que el pueblo les renueve la confianza para que Massa sea presidente, y advirtió: “Si gana Milei significará un retroceso productivo”.

Privados de independencia

Reconociendo que se encontró con una plana privada que no estaba acostumbrada a que sus reclamos o necesidades fueran atendidos en primera persona, Lammens no ve con malos ojos que la responsabilidad de realizar eventos y congresos, o la participación en ferias deba ser compartida.

“Se trata de un modelo de trabajo que funciona”, dijo, para subrayar: “El Estado debe generar las condiciones, y los empresarios respaldarnos generando empleos, divisas e inversiones”.

La revolución de los aviones

“Es un mito que la gestión de Mauricio Macri fue revolucionaria en términos aerocomerciales”, dijo Lammens, quien detalló que los vuelos internacionales están un 12% debajo vs. 2019, al tiempo que ponderó que las operaciones de cabotaje están por encima de los registros prepandémicos.

Si seguimos por este modelo de país llegaremos próximamente a los 10 millones de visitantes extranjeros”, vaticinó, para reconocer que le hubiera gustado promover mayores obras aeroportuarias, así como construir nuevas terminales y mejorar la infraestructura para los accesos.

En este orden, y pese a la salida de Azul y Latam, calificó como buena la conectividad con Brasil y Chile; mientras que subrayó el crecimiento de las operaciones a Estados Unidos. Lamentó la escasa frecuencia aérea con México, en relación con el potencial del mercado.

A su vez, advierte oportunidades de negocio en España e Italia, y si bien destaca los vuelos de Aerolíneas Argentinas, confía en que las compañías del Viejo Continente sumen frecuencias.

Respecto a los mercados lejanos sostiene que hay que seguir insistiendo con China, y reclama para que se unifiquen los visados en la región.

Más noticias de turismo que podrían interesarte

EANA: Un balance de gestión positivo

Ciudad de Buenos Aires cuenta con un nuevo espacio aéreo

JetSmart se mudó a la nueva Terminal de Partidas de Ezeiza

Aerolíneas Argentinas vuelve a volar a Porto Seguro

Flybondi incorporó su avión número 15

Dejá tu comentario