reactivación

Hoteles y restaurantes: menos rentabilidad y más controles de AFIP

El incremento de la demanda que trajo la temporada invernal en julio no generó la rentabilidad espera y además se sumaron mayores controles de AFIP.

La temporada de invierno mostró una reactivación de la demanda pero dejó al descubierto los problemas que enfrentan hoteles y restaurantes: dificultades para reponer mercadería, falta de recursos humanos y baja rentabilidad debido al aumento intempestivo de los costos que tuvo julio y que no pudo trasladarse a la carta o las tarifas.

A lo que se sumó las inspecciones de AFIP en plena temporada y derivó en clausura de establecimientos y multas millonarias.

Embed

Precarización laboral en el ojo de la tormenta

Por otra, la falta de personal capacitado y la necesidad de mejoras en el sueldo de los empleados de hoteles y restaurantes sigue estando en el centro del debate.

Al respecto, Amengual indicó: “La falta de recursos humanos sigue siendo uno de los principales desafíos. Si bien de a poco se van estabilizando las estructuras de trabajo y la demanda de personal, siguen faltando recursos capacitados”.

Como contrapunto, el secretario general de Uthgra Seccional Bariloche, Nelson Rasini, planteó otra perspectiva: “Durante la temporada de mayor demanda en la actividad llaman a eventuales, lo que genera precarización. De esta manera, se emplea a ‘golondrinas’, que no están capacitados. No debemos generar una falsa expectativa laboral, porque esto genera que lleguen al destino personas para trabajos eventuales y luego se queden 10 meses sin salida laboral. Mientras que, por otra parte, en nuestra zona hay un 95% de trabajadores en condición de ‘efectivos permanentes con tareas discontinuas ’. El empleador no tiene excusa para no sumar este tipo de personal”.

afip controles previaje
Empresarios exhortan a AFIP para que no cace solo en el zoológico.

Empresarios exhortan a AFIP para que no cace solo en el zoológico.

La AFIP a la caza de fraude laboral

A este debate se sumó el trabajo de AFIP que desplegó medio millar de inspectores en busca de empresarios evasores. Centros de esquí, hoteles de lujo, cabañas y restaurantes fueron los objetivos del organismo recaudador.

Al respecto, y en rigor de achicar el desequilibrio fiscal, las tareas de fiscalización derivaron en una decena de multas y cierres de establecimientos por maniobras de evasión tributaria y fraude laboral.

Las áreas especializadas de AFIP realizaron más 2.550 controles impositivos, labraron unas 240 actas de infracción y relevaron alrededor de 4.300 empleados en relación de dependencia, de los cuales el 31% mostró distintas formas de inconsistencias laborales.

Te puede interesar:

Hoteles y restaurantes: baja rentabilidad a pesar de la alta demanda.

Desde las gremiales empresariales celebraron las inspecciones, al tiempo que exhortaron para que AFIP disponga de esta misma voluntad para controlar a los establecimientos informales. En otras palabras, reconocieron que es menester de las autoridades obrar para que las empresas tengan a sus empleados en regla y cumplan con sus obligaciones, pero criticaron que “siempre cazan en el zoológico”.

En tanto, Rasini celebró los operativos de fiscalización, pero aclaró que el objetivo de los controles debe ser crear conciencia entre los empresarios para que promuevan el empleo formal. Asimismo, reconoció que hubo locales cerrados en Patagonia por no emitir facturación y manifestó que AFIP también encontró empleados sin registrar.

Por otra parte, lamentó que en los cerros Chapelco y Bayo la provincia neuquina no disponga de inspectores para verificar, y exhortó: “Espero que AFIP haya hecho su trabajo, porque allí alrededor del 50% de la masa salarial está trabajando en la informalidad o están registrados parcialmente, pero haciendo jornadas completas”.

Te puede interesar:

Vacaciones de invierno puso en debate la rentabilidad del sector.

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa