empleo formal

Falta de recursos humanos en gastronomía y hotelería

La falta de recursos humanos en gastronomía y hotelería nacional se intensificó después del cierre forzado de los locales en 2020.

De hecho, atraer profesionales cualificados y motivados figura entre los retos más significativos que afronta en estos momentos todo el sector turístico. En el caso de la hotelería, al haber cerrado las puertas durante muchos meses, el parate de 2020 se convirtió en la principal causa de traslado de personal a otras industrias.

Asimismo, los empresario detallan que, en un etapa de fuerte digitalización de los servicios, se hace cada vez más imprescindible contar con personal que disponga de "hard skills", conocimiento vinculado a tecnología y específico de estas industrias; y "soft skills", que reúne aspectos como liderazgo, flexibilidad y capacidad proactiva.

No obstante, desde la visión de los sindicatos, la propuesta laboral de los establecimientos, tanto hoteleros como gastronómicos, no responde con las expectativas de los jóvenes con formación profesional e, incluso, con título universitario. A lo que suma la situación de los sueldos, atrasados respecto de la aceleración inflacionaria.

El reto de los empresarios

A partir de este disparador desde HORECA & Negocios consultamos a empresarios de diferentes regiones del país. Francisco Miranda, presidente de la Cámara de Cafés y Bares de Ahrcc, fue el encargado de hablar sobre los establecimientos de CABA. “Conseguir recursos humanos se convirtió en un problema. Cuando abrimos una convocatoria no se presenta gente a las entrevistas; de modo que no hay siquiera una situación de debate en torno al sueldo o las condiciones laborales. Y estamos al tanto de que en la Ciudad de Buenos Aires, establecimientos de diferentes categorías se enfrentan a esta problemática”, informó.

A su vez, indicó que en los puestos gerenciales o encargados de locales también existe mucha rotación. “Hay personas que están uno o dos años y se van. Antes el encargo de un restaurante, trabajaba allí toda la vida y era la mano derecha del dueño. Pero también hay que entender que hoy hay otras inquietudes y otros modelos de vida. La gastronomía y la hotelería son trabajo de mucha carga horario, sobre todo los fines de semana”, reflexionó.

Te puede interesar: Reclamo de mejoras laborales

Al momento de pensar una solución a esta crisis laboral, expresó: “Para salir de esta situación, hay cuestiones estructurales que resolver a largo plazo, como es el tema de la pobreza. Porque impacta en el acceso al estudio de muchas generaciones. Mientras que en el corto plazo, desde el ISEGH estamos abriendo más cursos de calidad, para poder armar bolsas de trabajo que favorezcan la contratación en los establecimientos”.

Daniel Gaona, empresario hotelero y presidente de la Cámara de Turismo del Chaco, coincidió en que “es complicado encontrar recursos humanos. En puestos que van desde un chef ejecutivo hasta recepcionista, la situación es muy compleja para los hoteleros. En el caso de gastronomía no se siente tanto la falta de recursos humanos porque no tuvieron un cierre tan prolongado en 2020”.

En tanto, sobre la situación de la provincia, comentó: “Lamentablemente en Chaco no hay una profesionalización del personal. Siempre hubo rotación de los empleados, que pueden trabajar un tiempo en hotelería y luego pasar al comercio. Para salir de esta situación, lo que hay que hacer es brindar más capacitación para fortalecer y profesionalizar al sector”.

Al momento de hablar sobre el Norte argentino, Juan Chibán, dirigente de la Cámara Hotelera Gastronómica de Salta, explicó: “Era difícil conseguir personal capacitado en el sector antes de la pandemia y ahora es mucho más complejo. Cuándo se postean las búsquedas laborales llegan los CV con cero experiencia en el rubro y sin formación básica. En nuestra región hay que tener en cuenta que es una zona de mucha pobreza y con muy poca formación. Por eso lo que estamos haciendo es coordinar con la provincia y la Municipalidad de Salta la oferta de cursos de formación básica en el sector hotelero y gastronómico, para ocupar puestos de camarera, mozo, ayudante de cocina o recepcionista. En 2021 estábamos trabajando con un personal mínimo y en el verano hubo un boom de reservas que nos obligó a los establecimientos a contratar más personal y no había. Por eso queremos implementar estos cursos y llegar mejor al invierno, que es nuestra temporada alta”.

Te puede interesar: Crisis del empleo global

Como contrapunto, Roberto Amengual, presidente de AHT, remarcó: “Tenemos un gran desafío en la búsqueda de personal, pero no creo que sea exclusivo de la hotelería, sino que es un problema de varias industrias. El paradigma de trabajo en la pospandemia está buscando su punto de estabilidad y no va a ser tan rápido. Hoy está costando reorganizar las modalidades de trabajo. El desafío está también en generar un proyecto de trabajo que le resulte atractivo a la gente. Si antes era necesario, ahora más, trabajar sobre el clima laboral”.

Dejá tu comentario

notas de tapa