balance

Sensaciones encontradas por la participación de Argentina en Fitur

Con el stand argentino en el ojo de la tormenta, los empresarios, respaldados por CAT, dieron la cara en Fitur. Cuestionan la participación de Yanina Martínez.

Con una comitiva nacional reducida para evitar críticas por despilfarro y no desentonar con la línea de austeridad que pregona el presidente Javier Milei, Argentina participó de Fitur con un stand simple, pero con una destacada participación privada.

La superficie expositiva despertó amores y odios, ya sea por su propuesta poco llamativa y con mínimas actividades para atraer la atención del público español -otra vez se apostó por un show de tango y una demostración de fútbol freestyle-, como por un diseño óptimo para que los empresarios llevaran adelante sus negocios.

Yanina Martínez, subsecretaria de Turismo, fue la única interlocutora pública en la feria de Madrid -en lugar de técnicos del Inprotur, la acompañó, casi en todo momento, Lorena Scioli en un rol de “asistente”-, aunque su estadía se acortó. Regresó a Buenos Aires al término del segundo día de la feria.

Por su parte, e impulsados por la imponente recuperación del turismo internacional en Argentina durante 2023, alrededor de 60 empresas del sector y una decena de dirigentes gremiales recalaron en Fitur para apuntalar el receptivo nacional.

Los dolores de la reactivación

"Hay interés por Argentina", coincidieron los empresarios que ofrecieron, principalmente, paquetes por Patagonia, Cataratas y el Norte argentino en Europa, y quienes destacaron el caudal de público profesional durante las dos primeras jornadas de la Feria de Madrid.

Al respecto, indicaron que el mercado español está pidiendo cotizaciones y entienden que "somos un destino barato".

No obstante, reconocieron que la competitividad argentina está en retroceso y explicaron: "La actual oferta de asientos aéreos entre el Viejo Continente y Argentina, el costo de los billetes, y los vuelos de cabotaje cotizándose a precios astronómicos, desalientan cualquier intento comercial".

Asimismo, los operadores reconocen que debieron ajustar sus tarifas en dólares -algunos subieron hasta un 30%-, y criticaron que los hoteleros siguen sin bajar las tarifas, ni publicar los tarifarios a largo plazo.

fitur argentina stand shows
La superficie expositiva de Argentina en Fitur despertó amores y odios, ya sea por su propuesta poco llamativa y con mínimas actividades para atraer la atención del público español, como por un diseño óptimo para que los empresarios llevaran adelante sus negocios.

La superficie expositiva de Argentina en Fitur despertó amores y odios, ya sea por su propuesta poco llamativa y con mínimas actividades para atraer la atención del público español, como por un diseño óptimo para que los empresarios llevaran adelante sus negocios.

El stand argentino, entre el amor y el odio

Por un lado, hay quienes celebran la sencillez y austeridad de la superficie expositiva, porque son funcionales y "permiten tener reuniones más tranquilas y productivas, en espacios más amplios"; así como ven con buenos ojos que "no haya funcionarios nacionales y provinciales paseando".

Desde la vereda de enfrente sostienen que hay que "ser y parecer", y añadieron: "Estamos dando una imagen de un destino en crisis y devaluado".

En línea calificaron al espacio expositivo como una "zona en construcción"; al tiempo que lamentaron la ubicación del mismo.

A su vez, manifestaron que, de haber tenido un Gobierno que no "ningunee" al sector, con el presupuesto disponible -$ 120 millones- se pudo haber hecho un "stand sencillo pero amigable y atractivo".

Más allá de coincidir en que "peor hubiera sido no tener presencia institucional", el mayor punto de encuentro entre los profesionales residió en el repudio por el “abandono” del stand durante el sábado 24 de enero.

Un puñado de empresarios, algunos pocos dirigentes, cables sueltos, y mesas y sillas vacías que funcionaron como “patio de comidas”, fue la postal que se viralizó en Buenos Aires sobre la presencia argentina en Ifema. Dicha imagen fue revertida el domingo.

Cabe destacar que dicho escenario podría ser plausible de sanción por parte de Fitur, en virtud de que la imagen de la feria pudo haberse visto dañada.

Embed

No se habla de DNU o Ley Ómnibus

Casi como un tema tabú, los asistentes nacionales en Fiturfingieron demencia” -al menos en “on”-, y evitaron pronunciarse sobre la coyuntura política y económica de Argentina.

Asimismo, en el recinto ferial de Ifema fueron muy pocos los periodistas que consultaron a Martínez por la reforma turística de Milei. “El Gobierno está trabajando para que al país le vaya bien”, declaró Martínez a Radio Continental.

Empresarios “tiran del carro” en Fitur

A la destacada comitiva privada -participó solo una empresa menos que la edición pasada donde se suscitaron 17.749 encuentros comerciales-, hay que sumarle la nutrida plana gremial encabezada por la Cámara Argentina de Turismo (CAT). Sin su intervención hubiera sido muy difícil que el Gobiernorompiera el chanchito” para el stand en Fitur.

"No hay ninguna duda del fuerte impacto que el turismo receptivo tiene no solo para nuestro sector, sino también para la economía argentina en general", indicó Gustavo Hani, presidente de CAT, quien volvió a exhortar para que el Gobierno se comprometa con la promoción internacional de Argentina.

Al respecto, reiteró la importancia de participar en otras ferias internacionales, especialmente en Brasil, Colombia y Europa; así como había instado para que se trace una agenda conjunta para generar acciones que promuevan al crecimiento del sector turístico en Argentina.

stand argentina en fitur 2.jpeg

Misión pública: la cuenta pendiente para Yanina Martínez

Con la premisa de comunicar la imagen de una Argentina confiable y segura, Yanina Martínez participó para sostener la demanda internacional y fomentar la inversión privada de capitales extranjeros.

Resaltó que hay “un marcado interés” del mercado europeo por el país, pero sostuvo que la oferta de vuelos condiciona el despegue del receptivo. Celebró que Iberia sumará frecuencias, pero dicho anuncio se había hecho público en noviembre.

En cuanto a su agenda -la misma fue informada una vez que terminó su participación en Ifema-, poco se sabe del contenido de estas, más allá de sus historias de Instagram.

Entre las “foto actividades” que realizó aparecen: visita el Museo del Fútbol junto al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo; encuentros con autoridades de ONU Turismo (ex OMT); audiencias con funcionarios de Perú y Chile; reunión con el presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía; cita con representantes de Globalia, El Corte Inglés y Globant; y entrevistas con medios internacionales.

Tampoco trascendió el motivo de un cónclave con Lorena Scioli, Gustavo Santos y Matías Santos, el cual duró casi 60 minutos.

España, un mercado prioritario para Argentina

Dentro del top ten de los países emisores de turismo y siendo el primero en lo que concierne al mercado procedente de Europa, la "madre patria" es un habitúe consumidor de Argentina.

En números, el año pasado aterrizaron en suelo argento más de 172 mil turistas provenientes de España, lo que significa un 91% de recuperación respecto a los niveles de prepandemia.

En cuanto al gasto y la estadía promedio del turista español, los mismos son de US$ 1.270 y 27 noches, respectivamente, generando ingresos totales por US$ 175 millones.

Cabe destacar que el consumo y estadía promedio del turismo internacional es de US$ 1.063 y 14 noches, respectivamente.

Dejá tu comentario