Inicio
Actualidad
cepo cambiario

Heridos y heridas que deja el impuesto al dólar

Bajo el paraguas de la CAT, la Faevyt exige una alícuota diferencial para las agencias de viajes, y denuncian que la medida puede generar problemas en el empleo.

Al cierre de esta edición, la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva –que consiguió la media sanción en la Cámara de Diputados en una sesión maratónica–, se aprobaba de manera express por el Senado argentino. Por tanto, la inminente aplicación grava con el 30% la compra de dólares para atesoramiento, las compras con tarjetas de crédito y débito en el exterior, las adquisiciones a través de sitios que facturen en dólares, y la compra de servicios y pasajes al exterior; provocó el rechazo casi unánime de las gremiales empresariales turísticas, quienes aseveran que “estamos padeciendo una de las principales crisis históricas para el sector”; al tiempo que bregan por un mayor acompañamiento público.

En efecto, advirtieron que el paquete de medidas impactará negativamente en el sector turístico, e indefectiblemente en la economía nacional, no sólo por los gastos que los argentinos realicen en el exterior, sino también porque la venta de pasajes y paquetes incluye el pago a los proveedores del exterior en dólares.

GESTIÓN CONTRA LA CORRIENTE.

A sabiendas de que el escenario actual no tiene retorno inmediato, la Faevyt pidió un tratamiento diferencial para que las agencias de viajes argentinas sean parte de la reactivación de Argentina; al tiempo que le solicitaron al Estado una alícuota diferenciada para las agencias que venden viajes al exterior.

“La tasa de diferenciación pretendida va del 0% al 15% y la intención es lograrla en la reglamentación”, declaró Gustavo Hani, presidente de la Faevyt, quien aclaró que están a favor de cualquier iniciativa para mejorar la situación del país, pero entienden que la dureza de la medida

para las agencias de viajes y turismo va a generar problemas en el empleo, como primer punto.

“Somos uno de los principales generadores de divisas en el país, y con estas medidas extraordinarias lo que se intenta recuperar por un lado se va a perder por el otro. No hay que perder de vista que el turismo es el cuarto complejo exportador del país y el primero en servicio”, concluyó Gustavo Hani.

Asimismo y en una conferencia de prensa diagramada contra reloj y que contó con la presencia del presidente de la CAT, Aldo Elías, el dirigente enfatizó que las agencias tributan en el país y dan empleo genuino en Argentina. “No contar con una alícuota unificada entendemos que nos deja en desventaja en cuanto a competencia con plataformas internacionales que no pagan impuestos acá, ni generan trabajo para los argentinos”, subrayó.

En otro orden, Hani admitió que están gestionando la reglamentación con el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para transmitile no sólo la preocupación del sector, sino además para exhibirle el perjuicio que implica la medida.

En efecto, la Faevyt no quiere que le suceda lo mismo que ocurrió años atrás cuando se estructuró la implementación de la Resolución 3.450 de la AFIP, y el organismo fiduciario se cortó solo con la reglamentación.

UNA MANCHA MÁS AL TIGRE.

Desde que empezó a insinuarse la crisis cambiaria, el turismo emisivo sintió cada uno de sus embates y con cada impacto devaluatorio –el acumulado de enero 2018 a diciembre 2019 arroja un 170% de devaluación–, el nocaut fue madurando hasta llegar a una caída en las ventas interanual en el orden del 40% en promedio. En términos nominales, el descenso de argentinos saliendo al exterior registra una merma interanual de 3,2 millones respecto al año pasado.

En este pleito, la normativa en debate pone en jaque –nuevamente– al 90% de las 5.620 agencias de viajes nacionales, cuya principal sustento económico es el negocio emisivo.

“Somos el principal canal de comercialización del turismo y un dinamizador fundamental de la economía que brinda trabajo a miles de argentinos”, enumeró la Faevyt, para aseverar: “Incluir a los servicios que prestamos las agencias en el impuesto significa, ni más ni menos, que poner en riesgo esas fuentes de trabajo –que hoy ascienden a 23 mil empleos registrados–, además de cerrar el camino a las oportunidades de crecimiento y de generación de divisas genuinas para el país”, explicó el presidente de la Faevyt.

ILUSIÓN ÓPTICA.

Pese a que el discurso oficial se apoya en que la ley de Emergencia Económica estimulará el turismo interno, desde el sector privado coinciden en que la medida también repercutirá negativamente tanto en el turismo doméstico como en la llegada de turistas internacionales; al tiempo que alertaron que las compañías áreas extranjeras empezarán a bajar frecuencias.

El primero en pronunciarse fue Elías, quien simplificó que esta decisión terminará afectando a toda la actividad en el país. "La realidad es que para el turismo emisivo este es un golpazo sin igual, un despropósito por donde se lo mire", aseguró, y agregó: “Pero esto va a terminar afectando al conjunto de la actividad dentro del país, porque lamentablemente no se puede separar el turismo interno del emisivo".

A modo de ejemplo, Elías sostuvo que “una línea aérea que decide volar a la Argentina, lo hace imaginando que hay extranjeros que quieren conocer el país y argentinos que quieren conocer el mundo. Eso le asegura las dos patas del vuelo".

A su turno, Hani fue contundente y declaró: "Pensar que por tomar estas medidas el turismo interno va a sufrir una explosión, es irreal”; mientras que Roberto Amengual, presidente de la AHT, dijo que “si yo no tengo turismo emisivo para sacar gente del país, no tengo líneas aéreas que estén interesadas en traer turistas del exterior porque volverían con los aviones vacíos”.

Por su parte, Graciela Fresno, presidenta de la Fehgra, reconoció que la medida no alentará al desarrollo de la industria y opinó que se trata de un desdoblamiento cambiario; mientras que remarcó: “Este anuncio no moverá la aguja del turismo interno durante la temporada estival”.

Para terminar, los dirigentes coincidieron en que “si el Gobierno realmente quisiera fomentar el turismo interno podría tomar el IVA de los gastos generados por argentinos dentro del país a cuenta de ganancias. Así obligo al turista argentino a pedir la factura”.

ESTADÍSTICA REACCIONARIA.

El economista y asesor Pablo Singerman, director del Observatorio Económico de las Agencias de Viajes de la Faevyt (Oeatur), explicó en números cómo el impuesto al turismo podría afectar al negocio emisivo y conducir a la pérdida de una gran cantidad de puestos de trabajo.

En este sentido, graficó cuatro escenarios distintos para 2020: el primero contempla una merma del 16% si el Gobierno da marcha atrás con el gravamen; mientras que advirtió que si la ley no se modifica, la baja de la facturación será del 38%. “Si se exime a las agencias locales

del impuesto o su alícuota es del 15%, las caídas serán del 33% y 36%, respectivamente”, detalló.

Asimismo, Singerman reflotó una demanda histórica del sector: “El Banco Central sigue incluyendo en la llamada Cuenta Turismo también a los consumos que se realizan en el exterior, pero sin salir del país”.

Por caso, el informe del Oeatur señala que “el 70% de los gastos corresponde a e-commerce y no a los viajes en sí, que representan apenas el 25%, con la salvedad de que, además, generan trabajo y pagan impuestos en el país”.

LAMMENS APOYA EL IMPUESTO, PERO ADMITIÓ QUE PERJUDICARÍA A LAS AGENCIAS

“Es una medida que está en el marco de una ley de emergencia económica. Sabemos la situación en la que se encontraba el país cuando a nosotros nos tocó asumir. Tiene que ver justamente con eso, con cuidar los dólares”, le confió a este medio el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y añadió: “Sabemos también que por ahí hay algunas agencias de viajes que pueden sentirse perjudicadas, pero la idea es cuidar el trabajo argentino y a las pymes argentinas”.

Asimismo, el funcionario se comprometió a “trabajar en la reglamentación de esa ley con Economía”; mientras que admitió: “Estamos terminando de definir la letra chica de la reglamentación. La idea es que funcione para los consumos hechos con tarjetas argentinas en el exterior. Vamos a trabajar en la implementación”.

Para terminar, Lammens, quien en los próximos días presentará oficialmente a su equipo y el organigrama del Ministerio, remarcó que la medida tiene que ver con cuidar los dólares que tenemos. “El contexto de fragilidad en el cual encontramos la economía requiere de medidas extraordinarias y esperamos que el impacto implique, como dijo el jefe de Gabinete, un incremento del turismo interno, pero también sabemos que tenemos que cuidar las fuentes de trabajo del sector”, concluyó.

CAMBIOS DE ÚLTIMO MOMENTO

Al cierre de esta edición, se introdujo un cambio que afecta la venta de tickets. El inciso E) del Artículo 32 de la ley, establecía la aplicación de un “impuesto sobre la adquisición de servicios de transporte terrestre,

aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país”. A ese texto original se lo modificó agregándole: “con destino fuera del país en la medida en que para la cancelación de la operación deba accederse al Mercado Único y Libre de Cambios a los efectos de adquisición de las divisas correspondientes en los términos que fije la reglamentación”. La redacción ambigua pareciera exceptuar a todas las operaciones hechas en pesos (es decir que no impliquen la utilización de dólares). Pero la realidad es que todos los tickets aéreos se pagan en pesos en nuestro país, aunque se tarifen en dólares. El cambio sólo provocaría un incremento de tarifas porque las aerolíneas, aunque venden en pesos, sí deben acceder a dólares para remitir los beneficios a las casas matrices, por lo que deben cubrir ese 30%. En ese sentido, así planteado, las empresas aéreas locales podrían acceder a un beneficio puesto que, si bien enfrentan costos en dólares, sus beneficios pueden permanecer en pesos. Sin embargo, la redacción no es clara y todo podría cambiar al momento de la reglamentación que podría concretarse el propio fin de semana del 21 y 22, mediante el Boletín Oficial.

En otro orden y a sugerencia del diputado José Luis Ramón, se estableció una excepción para los viajes fronterizos de cercanía que se facturan en pesos y no implican acceso al mercado de cambios.

En números

15% es la alícuota máxima pretendida por la Faevyt.

170% es la devaluación acumulada en los últimos 22 meses.

3,2 millones es el descenso de argentinos que salieron al exterior en 2019 respecto a 2018.

70% de las divisas erogadas en la categoría Turismo corresponden a e-commerce.

90% de las 5.620 agencias de viajes tienen al turismo emisivo como principal sustento económico.

NUEVAS VOCES SE LEVANTAN ANTE EL IMPUESTO

A lo largo de toda la semana se multiplicaron las posturas respecto al impuesto del 30% al turismo. Si bien, la primera que salió al cruce públicamente fue la CAT, diversas entidades la secundaron en el reclamo.

“Una vez más, el turismo será uno de los sectores más afectados por una medida gubernamental”, resumió Hernán Gómez, presidente de la

Aviabue, para luego denunciar la situación crítica a la que llevará esta medida, “no sólo a las agencias, sino a otros actores protagónicos de la cadena de comercialización”.

En esta línea, la IATA, en declaraciones a Telám, exhortó para que no se implementen medidas que afecten a la industria y que tendrán un efecto directo sobre hoteles, empresas, comercios y pueden provocar pérdidas de empleo. “Promover el mayor movimiento aéreo genera más oportunidades, más empleo, más ingresos y vemos que se está tomando un camino que nos preocupa", sostuvo Peter Cerdá, vicepresidente para América de la entidad.

Desde la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca) comunicaron: “Este nuevo impuesto seguramente puede llevar a cada operador aéreo a reducir el tamaño de las aeronaves o la cantidad de frecuencias según sea el caso, lo cual impacta directamente en la viabilidad de viajes de turistas extranjeros, la capacidad de bodegas para la exportación y con ello los empleos en el país".

Temas relacionados

Dejá tu comentario