Inicio
Actualidad Horeca
Actualidad

Una denuncia complica a Guillermo Dietrich y Flybondi

Se formalizó hace pocos días en tribunales locales. Implica el supuesto cobro de coimas pagadas por Cartesian Group, fondo de inversiones dueño de Flybondi.

Comenzó como algo extemporáneo y raro, con lagunas informativas. Se hablaba de una denuncia que partía de la Embajada de Estados Unidos en Uruguay, que involucraba al exministro de Transporte Guillermo Dietrich por el cobro de coimas, pero de hecho no existía denuncia formal ante la Justicia de nuestro país. Con el correr de los días fue Lucas Marisi, abogado y líder del grupo Stop Flybondi!, el que formalizó la denuncia ante los tribunales locales y se comenzó a conocer más información.

No es un informe de la UIF (Unidad de Información Financiera) de Estados Unidos: es un trabajo que supuestamente captó pagos irregulares del fondo de inversión Cartesian hacia Movilaut S.A. y Dietrich S.A. Group, dos empresas del grupo Dietrich. ¿Por qué la investigación? Porque Cartesian cotiza en Bolsa y por eso se encuentra (como todas las empresas que lo hacen) bajo investigación permanente. Cartesian es el fondo de inversiones que está detrás de Flybondi. La investigación se centra en US$ 14,7 millones pero lo que se considera “coimas” ascendería a poco más de US$ 5 millones que fueron traspasados en varios pagos de pequeños montos.

La denuncia también alcanzaría a Javiera Álvarez Echagüe, esposa de Dietrich.

De hecho, dentro del proceso de difusión o profundización de la denuncia que hiciera primero el canal de noticias 26, Crónica TV hizo un informe propio donde exhibió un documento oficial, de la UIF estadounidense, con detalles de la investigación.

Embed

¿Una explicación?

Desde siempre fue evidente cierto favoritismo del Ministerio de Transporte hacia Flybondi. Preferencia ésta que nosotros mismos fuimos retratando con el correr de los meses.

Las notas:

  1. Flybondi, la peor preferida
  2. Y finalmente el bondi llegó al cielo
  3. La justicia dio marcha atrás y finalmente Flybondi tiene luz verde en El Palomar

Y es que desde sus comienzos, el ministerio fue muy laxo a la hora de investigar los problemas operativos de la compañía que la hicieron acumular más de 700 cancelaciones y retrasos en los primeros meses de operaciones, así como tampoco fue muy exigente cuando se le habilitó en Córdoba una base de mantenimiento que sólo constaba de un container cargado de herramientas y repuestos, ignorando lo estipulado en alguna RAAC (Regulación Argentina de Aviación Civil) sobre condiciones de trabajo para el personal.

Claro que esta postura ministerial no constituye en sí misma un delito ni es confirmación de que existan las coimas hoy investigadas per sé. Entendido de buena fe y en el marco del esfuerzo macro para que las low cost nacieran en el país y se desarrollaran, en el marco teórico y práctico de la “Revolución de los Aviones”, era explicable el “favoritismo”. De modo opuesto, la incertidumbre hoy es si esa “ventaja” era, en definitiva, explicable por otros motivos.

Dejá tu comentario