Inicio
Actualidad
Turismo de Reuniones

Turismo de reuniones brega por una ayuda estatal concreta

El Turismo de Reuniones estima que alcanzará los niveles previos a la pandemia en 2023, por eso brega por una ayuda estatal específica para el sector.

Tal como el programa de PreViaje estimuló fuertemente la demanda en la actividad turística tradicional y ayudó a revertir varios meses de receso; el Turismo de Reuniones aún espera una ayuda concreta y específica que lo ayude a incentivar la demanda.

Nuestro sector no tuvo una herramienta de estímulo al consumo, como sí lo tuvo el resto de la actividad turística y el ministro de Turismo entiende nuestro escenario y nuestra necesidad. Además, sabemos que uno de cada cuatro turistas que se traslada en Argentina es por Turismo de Reuniones; y en algunas ciudades son dos de cada cuatro. Por tal motivo, hoy estamos tratando de diseñar, junto al sector público, una herramienta que estimule la demanda, la participación de empresas (principalmente pymes) en exposiciones, eventos y congresos; con el objetivo de recuperar el mercado interno, en primer lugar”, adelantó el referente de AOCA.

Te puede interesar: MICE: Reactivación desigual en Argentina

De todos modos, valoró la apuesta en la que está trabajando actualmente el MinTur: el proyecto de Ley de incentivo.

“Estamos trabajando en delinear una ley de incentivos e inversiones que debería estar lista para ingresar al Congreso en marzo de 2022. La norma la está elaborando el ministerio y desde la CAT vamos a acompañar fuertemente a ese proyecto”, dijo Hani.

Sobre este tema Gorbarán comentó: “Apoyamos esta iniciativa y entendemos que es super importante. Si ayuda a mejorar la oferta y la infraestructura turística y hotelera, será indefectiblemente una mejora también para nuestro segmento”.

Embed

Ley de incentivo para el turismo

¿De qué se trata el nuevo proyecto de ley? Busca mejorar las condiciones para el desarrollo de los negocios turísticos. A su vez, uno de los objetivos que se persigue a largo plazo es aumentar la participación del turismo en el PBI -que actualmente representa el 9%- y propone que el programa “PreViaje” sea una política de Estado.

Asimismo, contemplaría:

  • Una eximición de las contribuciones patronales por los próximos cuatro años para fomentar nuevos empleos y las contrataciones a sectores vulnerables.
  • Devolución de hasta un 30% de las inversiones turísticas.
  • La posibilidad de acceder al Mercado Único Libre de Cambios (MULC) para quienes vienen a invertir desde el extranjero.
  • Bono fiscal para proyectos de inversión para ser utilizado para el pago de impuestos.
  • Beneficios para atraer el turismo receptivo.
  • Plan para la promoción de inversiones extranjeras.
  • Una línea crediticia de hasta $ 3 millones a tasa cero para innovación.

Te puede interesar: MICE: Reactivación moderada en 2022

Temas relacionados

Dejá tu comentario