MARCELO CRISTALE

Recursos humanos: liderazgo con aportes de las neurociencias

El nuevo paradigma de neuroliderazgo tiene por objetivo aportar conocimiento neurocientífico en el desarrollo del liderazgo en la gestión de recursos humanos.

Los líderes de las empresas, al tratar directamente con las personas (recursos humanos), deben desarrollar y mantener las habilidades de trato personal permanentemente.

Las mismas consisten en la capacidad de trabajar bien con otras personas, tanto en forma individual como en grupo.

A través de numerosos estudios proporcionados por las neurociencias, se ha comprobado que los líderes que poseen más desarrolladas las habilidades de trato personal son capaces de sacar lo mejor de sus colaboradores. Además de saber cómo comunicar, motivar, dirigir e infundir entusiasmo y confianza a su gente.

Te puede interesar:
Recursos humanos: capacitación y neurociencias.

Los roles de un líder en una empresa

De todos los roles que representa un líder, el que realmente destaca a uno capaz de lograr buenos resultados a través de las personas, es el rol de motivador.

Este rol consiste en realizar todas las acciones posibles para generar un clima de trabajo positivo que genere en las personas un interés genuino por el trabajo y un sentido de pertenencia, tanto al grupo como a la empresa y a la sociedad.

La motivación es el elemento fundamental de una persona, ya que sin él, todos los otros elementos –aunque existan, estén disponibles y sean adecuados– dejan de ser utilizados, aplicados o aprovechados.

Liderazgo en tiempos de cambio: Una mirada desde las neurociencias

El neuroliderazgo y los recursos humanos

Los numerosos aportes de las neurociencias plantean una nueva forma de llevar adelante el liderazgo. Así, se busca que los líderes entiendan cómo funciona el cerebro humano para que puedan actuar y generar situaciones y climas laborales que hagan sentir motivadas a las personas que tienen a su cargo.

Las principales características relacionadas con el neuroliderazgo que deben tener los líderes son:

  • Capacidad de hacer frente al cambio y adaptarse a nuevas situaciones.
  • Habilidad para aplicar estrategias eficaces, prestando atención al entorno.
  • Capacidad de aprendizaje y retención de los conocimientos adquiridos.
  • Poseer dominio de la inteligencia emocional, imprescindible para entender y gestionar las propias emociones, así como para entender y gestionar las de los demás.

Claves para la motivación del equipo de trabajo

Algunas actitudes y acciones que permiten mantener o incrementar la motivación en el equipo son:

  • Establecer reuniones periódicas fijas.
  • Mantener permanente comunicación fluida con el equipo directo, sobre todo en situaciones conflictivas, picos de trabajo o de crisis.
  • Brindar un trato personal amable, correcto y respetuoso a los integrantes del equipo, en todo momento y lugar.
  • Generar un clima positivo, cálido y optimista, a través de las propias actitudes como en el trato interpersonal, tanto en actividades laborales como extra laborales con el equipo.
  • Mostrar energía y optimismo a través de un lenguaje no verbal dinámico y positivo.
  • Brindar flexibilidad a los empleados para ajustar el trabajo a sus necesidades personales.
  • Transmitir conocimientos y experiencias a los empleados, con generosidad y mostrando genuino interés en el aprendizaje y desarrollo.

“Los managers les dicen a las personas qué hacer, mientras que los líderes les inspiran para hacerlo.”
JEFF WEINER

* Marcelo Cristale es licenciado y profesor en Psicología. Psicólogo social. Rector del Instituto de Formación Superior en Turismo de AVIABUE. Profesor de Psicología y Neurociencias aplicadas al Turismo en la Maestría en Economía y Gestión del Turismo de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

Dejá tu comentario

notas de tapa