Inicio
Actualidad
Indec

Indec: La ETI confirma el mal presente de receptivo

La última versión de la ETI, del Indec, retrata lo sucedido en todo el 2021. Las cifras confirman el mal momento del receptivo internacional.

En diciembre de 2021, se estimaron 72 mil llegadas de turistas no residentes, cifra que presentó un incremento interanual de 372,1%, mes vs. mes. Las salidas al exterior alcanzaron un total de 94,4 mil turistas residentes, cifra que registró un aumento interanual de 78,6%.

ETI DIC 1 Tmo emisivo y receptivo.jpg
Turismo emisivo versus receptivo, diciembre 2021 (Fuente: ETI/Indec).

Turismo emisivo versus receptivo, diciembre 2021 (Fuente: ETI/Indec).

Sin embargo, aunque la comparación interanual diciembre vs. diciembre es positiva, lo cierto es que el saldo de turistas internacionales resultó negativo en 22,4 mil para toda la vía aérea internacional.

De hecho, en la relación bilateral con los principales mercados emisores, en diciembre, Argentina tiene una balanza turística positiva frente a Chile, con el resto es negativa. Esto significa que son más los argentinos que viajan a esos mercados, de los que, provenientes de esos mercados, ingresan a nuestro país.

Se registraron, además, 1.327,1 miles de pernoctaciones de turistas no residentes. La estadía promedio de los turistas no residentes fue 20 noches. La mayor estadía promedio se observó en los países que conforman “Resto de América”, con 26,2 noches; luego le siguió Europa, con 26,1 noches.

Todo el 2021, según el Indec

ETI DIC 1 Turismo emisivo 4Q AEP y EZE.jpg
Turismo emisivo por destino, cuarto trimestre 2021 (Fuente: ETI/Indec)

Turismo emisivo por destino, cuarto trimestre 2021 (Fuente: ETI/Indec)

El informe del Indec retrata, en definitiva, no solo lo sucedido en diciembre de 2021, sino también en el último trimestre y en todo el año. En tal sentido, vale remarcar que el saldo de turistas en el período enero-diciembre fue negativo en 427,3 mil.

Asimismo, las salidas totalizaron 638,4 mil turistas residentes y acumularon una caída interanual de 29,5%. El Aeropuerto Internacional de Ezeiza y el Aeroparque Jorge Newbery representaron el 96,8% de las salidas de turistas residentes, con un descenso de 17,6% respecto al mismo período del año anterior.

Un dato llamativo es que sólo con apenas tres meses “positivos”, 2020 “derrotó” a 2021: 694 mil versus 211 mil. Esto a su vez, muestra cuán lejos están ambas cifras, casi el triple. Lo mismo sucede en cuanto a los viajeros salientes, pero la diferencia final de ambos años no fue tan amplia: 905 mil en 2020 versus 634 mil.

Finalmente, al cabo de 2021, se alcanzaron 211,1 mil llegadas de turistas no resi­dentes y se registró una disminución de 69,6% respecto del mismo período del año anterior. Ezeiza y Aeroparque concentraron el 95,0% de los arribos, con una baja interanual de 67,9%.

ETI DIC 1 Turismo emisivo por motivo de viaje 4Q.jpg
Turismo emisivo, por motivo de viaje, cuarto trimestre 2021 (Fuente: ETI/Indec).

Turismo emisivo, por motivo de viaje, cuarto trimestre 2021 (Fuente: ETI/Indec).

El último trimestre del año

Obviamente, la apertura de fronteras impactó notoriamente en la recepción de turistas que se triplicó. De ese total, casi un tercio (28%) arribaron desde Europa y un 21,6% de Estados Unidos y Canadá. Si combinan los países limítrofes, fueron responsables de otro tercio (aproximadamente 32%).

En cuanto al turismo emisivo, en el último trimestre, desde Ezeiza y Aeroparque, los destinos preferidos fueron Estados Unidos y Canadá, con un 37%; seguidos por Europa, con un 20% (entre ambos, 57%) y “Resto de América” con un 20%. El tercio restante se distribuye entre los países limítrofes y la categoría “Resto del mundo”.

Algunas conclusiones

ETI DIC 1 Turismo receptivo pernoctaciones por destino 4Q.jpg
Turismo receptivo, pernoctaciones por destino, último trimestre de 2021 (Fuente: ETI/Indec).

Turismo receptivo, pernoctaciones por destino, último trimestre de 2021 (Fuente: ETI/Indec).

Los comportamientos son claramente dispares. En cuanto al turismo emisivo, las restricciones de ingreso, mejor dicho, de reingreso de los propios argentinos, producto de decisiones sanitarias, actuó como un verdadero corsé a la demanda. Liberadas las restricciones, muchos argentinos eligieron salir del país, al menos bastante más de la cantidad de extranjeros que eligieron a nuestro país como destino. Como era de esperarse, existía un “atraso”, una demanda contenida relacionada también con la posibilidad no solo de hacer turismo sino también de reencontrarse con parientes.

En tal sentido, tampoco la pandemia le jugó positivamente a nuestro país, como destino, en los últimos meses. De hecho, no fueron pocos los países que alertaron a sus connacionales, sobre venir a la Argentina, por los altos contagios que se registraron en la denominada “tercera ola” de Covid-19, motorizada por la variante Ómicron.

eti_02_22DF4B179774.pdf

Temas relacionados

Dejá tu comentario