cepo

Dólar: más restricciones para cuidar las reservas del BCRA

¿Qué pasará con las transferencias por turismo con las nuevas medidas del BCRA? El mercado en el limbo. Baje la resolución A7532.

El lunes 27 de junio marcará un nuevo hito en la historia de las agencias de viajes y los operadores turísticos emisivos argentinos debido al refuerzo del cepo al dólar que estableció el Banco Central de la República Argentina.

Al igual que Rusia denomina "movilización especial" a la cruenta invasión que ejerce sobre Ucrania, el Gobierno de Alberto Fernández bautizó "optimización del sistema de pagos del comercio exterior" al endurecimiento de las medidas para girar dinero al exterior.

¿Qué pasará con las operaciones turísticas?

A través de la comunicación A 7532, del 27/6/22, el BCRA busca fortalecer la acumulación de las reservas con la “repriorización” de acceso a divisas a “aquello que es necesario para el crecimiento y el desarrollo, y restringiendo el acceso a divisas a aquello que no es indispensable”.

Este nuevo esquema cuyo objetivo es poner coto al “festival de importaciones”, regirá hasta el 30 de septiembre de 2022.

Las 11 páginas de la resolución A 7532 el foco está puesto en las empresas importadoras de bienes, que enfrentarán más controles y restricciones. Sin embargo, el cambio del sistema de financiación de importaciones no afecta a la industria turística.

Leer más: El turismo, fuera del nuevo cepo al dólar

No obstante, son varias las mayoristas que notificaron a las agencias de viajes que suspendían los cobros de servicios terrestres internacionales en pesos, hasta tener mayores precisiones sobre el alcance de la disposición, " aceptándose pagos en moneda dólar estadounidense".

Asimismo, recordaron que estas medidas no impactan sobre el pago de tickets aéreos, que por su parte están explícitamente excluidos en la normativa.

Al respecto, desde Faevyt destacan que el freno inicial estuvo dado por los bancos que no comprenden la medida: "Con las medidas anteriores pasó lo mismo, los bancos suspenden preventivamente las operaciones" destacaron, para apoyarse a su vez en declaraciones anteriores de Matías Lammens, ministro de Turismo, quien había confiado a este medio que "las medidas, en principio, no afectarían al sector turístico”.

El MULC y el balance cambiario del BCRA,

La medida llega en momentos en que las reservas del Banco Central están en una situación compleja. La entidad no logra acumular dólares, aun cuando las liquidaciones del agro vienen marcando récords.

En números, la semana pasada perdió US$ 250 millones, mientras que en el mes acumula un rojo por US$ 600 millones.

En lo que respecto a la cuenta Turismo, y de acuerdo con el Balance Cambiario del BCRA, en el primer cuatrimestre del año, el turismo generó un déficit próximo a USS 500 millones al mes: entre enero y abril, el saldo neto negativo arrojó USS 3.219 millones.

En este marco el turismo está desde tiempos de Guillermo Moreno, atrapado en la camisa de fuerza del modelo de Cuenta Corriente por sector, es decir que el Gobierno monitorea los ingresos y egresos por turismo.

El seguimiento del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) es una medida ridícula y que muestra el profundo desconocimiento sobre la matriz económica de la actividad, sufre además de errores técnicos y conceptuales.

Los errores técnicos del MULC están centrados en que el BCRA no discrimina gastos no turísticos pagados con tarjeta de crédito argentina en el exterior: desde productos anexos al viaje como ropa, electrónica, etc hasta lo que se paga por estudios y estadías de emigrantes que mantienen sus cuentas en Argentina para hacer su propio "rulo" cambiario. Al extremo de las plataformas, cursos y software online.

Los errores conceptuales están centralizados en que, si bien el turismo emisivo y receptivo comparten infraestructura, los tráficos son totalmente independiente y con casuísticas particulares por lo tanto no pueden formar parte de una cuenta corriente. Y lo dicho hasta el hartazgo: en Argentina no habrá turismo receptivo internacional sin emisivo porque razones de escala y ubicación geográfica de los destinos.

https://twitter.com/BancoCentral_AR/status/1541417546494115841

Lo concreto es que las compañías deberán buscar financiamiento para poder adquirir insumos del exterior cuando superan hasta un 105% del total importado durante el año anterior (medido en dólares).

“No prohíbe las importaciones, ya que se puede importar con dólares propios, sino que restringe el acceso a divisas del BCRA para este fin con el objetivo de cuidar las reservas”, repitieron desde el Gobierno.

Sin embargo, el texto explica que la única excepción serán las pequeñas y medianas empresas, las cuales tendrán un umbral diferencial: contarán con un límite de incremento del 115% con respecto a 2021, para aquellas que importaron hasta US$ 1 millón en 2022.

“Las importaciones de energía y medicamentos no sufrirán restricciones”, sostuvieron desde el Ejecutivo; mientras que, según el diario La Nación, para las importaciones de servicios, se equiparará al tratamiento que reciben los bienes, permitiendo el acceso al mercado cambiario por el mismo monto que en 2021. En caso de superar el importe, el saldo será a 180 días. Las dos excepciones son los fletes y el turismo.

En cuanto a los bienes suntuarios (de lujo), el acceso al MULC será a partir de los 360 días. En este caso también se incluyeron nuevas posiciones, como helicópteros, drones, jet ski y cuatriciclos, entre otros.

Resolución A 7532 del BCRA completa para descargar y analizar

Embed

Dejá tu comentario

notas de tapa