nueva normalidad asistida

Las asistencias al viajero: nuevo "must" en los viajes pospandemia

Cada vez son más los pasajeros que priorizarán en sus futuras compras los amplios topes de cobertura y la asistencia médica contra el Covid-19. Referentes del segmento analizan la reconversión y rol de las firmas de a cara a la nueva normalidad.

Mientras Latinoamérica es el nuevo epicentro mundial de la pandemia, el resto del orbe ingresa, lentamente, en la nueva normalidad, y las restricciones a los viajes turísticos comienzan a liberarse.

Este escenario agudiza el deseo de viajar de los argentinos, los cuales -según un estudio realizado por la consultora Singerman & Makón-, volverán a movilizarse ni bien sea posible, aunque esta vez prestándole mayor atención a los aspectos como la seguridad y la asistencia al viajero.

En este marco y en vías de destronar a las ofertas aéreas como los principales motores de viajes, las empresas de asistencias al viajero cobran protagonismo, y cada vez son más los pasajeros que priorizarán en sus futuras compras los amplios topes de cobertura y la asistencia médica contra el Covid-19.

Al respecto, referentes de las principales asistencias al viajero de la región conversaron con este medio y coincidieron que en la nueva normalidad la asistencia formará parte de la lista de los imprescindibles para todo pasajero.

Embed

NUEVO PUNTO DE PARTIDA PARA LA NUEVA NORMALIDAD.

Luego de haberse focalizado en la asistencia comercial para resolver las cuestiones y los problemas afines a los varados y las cancelaciones generadas por la pandemia, los ejecutivos advirtieron que actualmente la operación está abocada tanto a reprogramar viajes como a atender las consultas y cotizar los presupuestos para futuros viajes, tanto nacionales como internacionales.

“Sin importar la consulta, todos los pasajeros preguntan si vamos a incluir el Covid-19 en los servicios, y la respuesta es: `Desde el inicio de la pandemia que prestamos esta cobertura y en el futuro también estará incluida”, puntualizaron los referentes, quienes agregaron que debieron reinventar los productos y flexibilizaron las condiciones de las contrataciones: “La opción es comprar hoy, para viajes que se realicen en 3, 6, 12 o 18 meses”.

Pablo Marinetti, director comercial de assist-med, adelantó que “para la nueva normalidad los productos cubrirán preexistencias, cancelaciones de vuelos y viajes, deportes, futura mamá, compra protegida y el confinamiento por Covid-19, entre otros”; mientras que Pilar Lozano, CEO de Coris para Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay, sostuvo que tanto las reprogramaciones como las nuevas ventas se caracterizan por una demanda que exige la cobertura de la pandemia, pero que también elevó los montos de cobertura.

Embed

A su turno, Federico Tarling, Chief Service Officer de Assist Card, reconoció que habrá un rediseño de los productos que contemplen cuestiones puntuales que generó el coronavirus, como el cierre de fronteras o la cuarentena a personas sanas.

VIAJE PROTEGIDO EN LA POSPANDEMIA.

Bajo el concepto de que en el futuro nadie va a escatimar en términos de salud, los profesionales puntualizaron que la pandemia expuso la necesidad de revalorizar la salud humana al momento de organizar un viaje.

Fernando García Ruiz, CEO de Universal Assistance, remarcó que “las asistencias seremos uno de los factores clave para que la gente vuelva a viajar porque hay un gran temor en todo el mundo a la enfermedad y el contagio”; al tiempo que Nicolás Mamarella, director general de Intermac Assistance, manifestó que “la asistencia al viajero se transformó en un producto de necesidad para los viajeros, no sólo en términos de prestaciones médicas, sino también en lo que respecta a seguros de cancelación, pérdidas de equipaje y el seguimiento para resolver los problemas de los clientes”.

Por su parte, Fernando Pérez, director Travel en Europ Assistance, declaró que la asistencia al viajero siempre fue un servicio fundamental a la hora de viajar, y aseveró: “En este contexto aumenta su visibilidad y en el mercado se hace notoria la necesidad de los clientes que buscan entender en profundidad los alcances, coberturas y procesos que, anteriormente, en otro contexto no se involucraban tanto”.

Embed

A su turno, Diego Cuevas, director comercial en Interassist, remarcó que “la cobertura se convirtió en una necesidad que plantea el mercado”; así como Lozano enfatizó que “se creó un elevado nivel de conciencia del apremio de un producto médico en el exterior. Nadie se atreverá a salir sin asistencia al viajero, porque el turista se dio cuenta de que no hay un plan mundial de salud que te cubra”.

AJUSTAR O NO, ESA ES LA CUESTIÓN.

Tras el adaptación de los servicios, la variable tarifas entró en juego, y si bien los ejecutivos reconocieron que las empresas no tienen en carpeta ajustar los precios, no descartan un futuro ajuste.

Diego Cuevas, de Interassist, advirtió que la tarifa estará a libre demanda de las coberturas de mayor alcance que el viajero quiera contratar, aunque admitió: “Si ante una tos o un mínimo resfrío la gente acude a la asistencia, esto incrementará sustancialmente la frecuencia de la contactibilidad de los servicios, que podría generar una suba en el precio”.

“Las tarifas están vinculadas a la situación económica nacional, que se agudizó por la pandemia. En este marco no podemos hacer locuras y el cuadro tarifario tiene que estar en función de comprender esta situación”, manifestó Eduardo Martínez, presidente de Assist Travel; mientras que Tarling explicó: “El negocio se mide en frecuencia de uso e intensidad, y mientras esas variables no cambien no deberían modificarse los precios. Pero puede pasar que los prestadores en el exterior decidan aumentarnos los precios porque la pandemia los obligó a afrontar gastos que no pudieron cubrir. Este escenario, indefectiblemente, tendrá un impacto en la compañía, por lo cual habría que considerar los ajustes”.

Embed

Desde Intermac Assistance afirmaron que el mercado no podrá afrontar un ajuste de tarifas; mientras que Cuevas, de Interassist, advirtió que la tarifa estará a libre demanda de las coberturas de mayor alcance que el viajero quiera contratar, aunque admitió: “Si ante una tos o un mínimo resfrío la gente acude a la asistencia, esto incrementará sustancialmente la frecuencia de la contactibilidad de los servicios, que podría generar una suba en el precio”.

¿QUE PASARÁ CON EL PASAPORTE COVID-19?

Mientras que la OMS rechazó la constitución de un pasaporte inmunitario que notifique si una persona ha contraído o no el virus, desde el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) impulsan el desarrollo de los llamados “rastreos de contacto”, que consisten en una aplicación que permite saber, a través del móvil, y de manera anónima, que alguien con quien haya estado en contacto en los últimos 15 días ha dado positivo en Covid-19.

Por su parte, los referentes coincidieron que es prematuro pensar en un pasaporte sanitario porque tendría una exactitud limitada; así como indicaron que “es poco probable que alguna entidad pueda certificar y validar toda la información y los requerimientos particulares de cada uno de los gobiernos”.

A su vez, indicaron que recién luego de que se descubra la vacuna, podría conformarse un certificado donde el pasajero declare si fue o no vacunado.

SE REFLOTA LA OBLIGATORIEDAD

En las últimas semanas, e impulsada por la situación de emergencia que implicó la ingeniería para repatriar a miles de argentinos varados en el exterior, se reflotó la idea de convertir en ley el proyecto para decretar la obligatoriedad de disponer de una asistencia al viajero, tanto para los argentinos o residentes que viajen al exterior, como para los turistas internacionales que lleguen al país.

“Debemos protegernos y fomentar, coordinadamente, normas para dictar coberturas obligatorias y con topes mínimos”, indicó Pablo Marinetti; mientras que el presidente de Assist Travel aseguró que contar con una ley de asistencias protegerá a la propia ciudadanía, viajeros y hasta al Estado. Pilar Lozano comentó que cuando pase la pandemia la Cámara Argentina de Empresas de Servicios de Asistencia (Cadesa) deberá avivar las negociaciones con la Cancillería Argentina para que sea obligatoria viajar con asistencia; así como Nicolás Mamarella instó a una responsabilidad mundial para que cada país establezca pautas para que los viajeros viajen seguro.

Embed

Por su parte, Tarling señaló que los países deben exigir o al menos recomendar de manera más firme que los pasajeros lleguen a destino con una cobertura médica, y explicó: “Es una manera de proteger a la industria de la salud de cada país”.

Postea en tu Facebook

notas de tapa