Inicio
Actualidad
Actualidad

Números dispares de la ocupación hotelera en Argentina

En lo que va del año hubo un aumento considerable en la cantidad de pasajeros argentinos alojados en hoteles nacionales, pero no se sale del estancamiento respecto a los viajeros internacionales. Además, la cantidad total de pernoctaciones apenas crece.

El Ministerio de Turismo salió raudamente a festejar el primer número positivo tras la recaída de febrero en el número de arribos internacionales al país. El organismo no dudó en titular "Aumentó 11% la cantidad de turistas hospedados en Argentina" a un comunicado que acompañaba con declaraciones del titular de la cartera, Gustavo Santos, donde afirmaba: "Continuamos en franca recuperación de la actividad turística, trabajamos con todo el sector para generar empleo legítimo, derrame e impulso en las economías regionales y la incorporación de nuevos modos de desarrollo sustentable para cada destino".
Lo cierto es que los números de febrero cuentan dos historias distintas. Una que le da aliento a las afirmaciones del ministro, porque, efectivamente, la cantidad de viajeros hospedados aumentó un 10,9%, que se suma a otro 10% de enero. Y es muy auspicioso que esa recuperación sea liderada por los viajeros nacionales, que en febrero se incrementaron un 14,5% y son más de 8 de cada 10 de los pasajeros que reciben los alojamientos.

UN POCO DE MESURA.
Pero la otra historia obliga a ser mesurados. Después de un semestre de crecimientos interanuales, los arribos de extranjeros a través de Ezeiza y Aeroparque en febrero volvieron a caer y con ello lo hizo la cantidad de viajeros hospedados (-3,3%) y la de pernoctaciones (-4,5%).
Pero también hay que tener en cuenta que en los casos en que se crece se lo hace contra números muy negativos de hace un año. Por eso, el incremento del 1,9% de las pernoctaciones en el primer bimestre de 2017 no llega a compensar la caída del 5% en el mismo período de 2016.
Además, si el recorte estadístico se aplica según los destinos, aparecen disparidades incluso más importantes. En febrero, si bien el número de viajeros creció en todas las regiones (con la sola excepción del desplome del -17,8% de extranjeros en Patagonia), las pernoctaciones sólo se incrementaron en el Litoral (21,4%) y Córdoba (6,7). El resto registraron caídas moderadas en el global, pero muy marcadas al segmentarlo al caso de los extranjeros en Patagonia, Cuyo y Buenos Aires. Lo cual remite que lo que no se está recuperando es la extensión de las estadías.
Esto se traduce en que en febrero -un mes estacionalmente marcado por las vacaciones estivales- la tasa de ocupación promedio en el país sólo llegó al 52,3%. Medido regionalmente, sólo Córdoba pudo alcanzar a ocupar el 60% de sus habitaciones, seguido muy de cerca por Buenos Aires y Patagonia. Según la categoría del hospedaje, la mayor TOH correspondió a los establecimientos de 4 y 5 estrellas, con el 58,1%.
Tal vez en esta disparidad en la lectura de los datos oficiales radique la divergencia entre un funcionario que habla de "una franca recuperación de la actividad" y del esfuerzo para generar empleo; con la mirada de la gremial empresaria Fehgra que hace apenas 10 días dijo que la crisis del sector ya es crónica y así el negocio se volvió no sustentable y expulsa trabajadores.

 

FUENTE: numeros-dispares-de-la-ocupacion-hotelera-en-argentina

Temas relacionados

Dejá tu comentario