La crisis económica amenaza a dos empresas icónicas

La confitería Boston de Mar del Plata y la fábrica de alfajores Estancia El Rosario están a punto de cerrar sus puertas ante la difícil situación financiera. Hay en riesgo más de un centenar de puestos de trabajo.

Mientras que los trabajadores de la Boston –tradicional confitería de Mar del Plata– buscan respaldo gubernamental para que la empresa no cierre sus puertas definitivamente y reincorpore a los empleados despedidos, en La Cumbre (Córdoba) una histórica compañía gastronómica está al borde del cese de sus operaciones: Estancia El Rosario. No obstante, la fábrica de alfajores asegura que no despidió a ningún trabajador, aunque admitió que la crisis es profunda.

 

POCO FELIZ.

Tras haber despedido a 60 de sus 80 empleados y haber cerrado una de sus sucursales hace poco más de dos meses, la Boston continúa inmersa en una profunda crisis por el desplome de las ventas y el aumento de las tarifas de los servicios públicos.

En efecto, desde el Ejecutivo local ofrecieron varias alternativas para intentar abordar la problemática de los empleados despedidos, y hasta el intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, se comprometió a conseguir una audiencia con la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

En este sentido, la secretaria adjunta del Sindicato de Gastronómicos, Nancy Todoroff, valoró el compromiso público para colaborar con las ideas del Sindicato. “Entre las propuestas esgrimidas sobresale un plan de trabajo elaborado por las tres partes (empleados, sindicato y municipio), con el objetivo de atraer a nuevos empresarios interesados en comprar la firma”, manifestó.

A su turno, el secretario general del Sindicato de Pasteleros, Carlos Vaquero, indicó que el objetivo principal de todas las partes es mantener los puestos de trabajo, y remarcó: “Una de las opciones analizadas está vinculada a la posibilidad de que los trabajadores vendan los productos de pastelería que están comercializando en diferentes comercios y ferias comunitarias”.

 

CENTRO SIN ALEGRÍA.

El escaso capital de trabajo, sumado al atraso en el pago de los salarios y los aportes previsionales, marcan el complejo panorama de la tradicional fábrica de alfajores Estancia El Rosario, que niega el cese de operaciones y la desvinculación de sus 30 empleados, pero reconoce una crisis comercial.

Carmelo Heredia, integrante de la comisión directiva del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), explicó que la empresa tiene problemas como cualquier pyme; mientras que comentó que la compañía paga los salarios a “cuentagotas”, lo cual genera mucho malestar.

FUENTE: la-crisis-economica-amenaza-a-dos-empresas-iconicas-

Temas relacionados

notas de tapa