LA DEVOLUCIÓN DEL IVA AL TURISTA EXTRANJERO

Entre la incertidumbre y el escepticismo

El ambicioso objetivo del Gobierno es compensar los $ 600 millones que dejarían de ingresar por año al fisco con los $ 1.400 millones de ingresos adicionales que por gasto turístico. Ni entre los hoteleros, beneficiados directos de la reglamentación, hay certezas de poder alcanzar los objetivos fijados desde el MinTur. Desde Suipacha 1111, silencio fantasmal.

Con una puesta en escena mucho más generosa que los detalles de la decisión, el presidente Mauricio Macri anunció el 27 de septiembre la reglamentación de la ley de devolución del IVA al extranjero sobre los servicios de alojamiento, contratado tanto en forma directa como a través de agencias de viajes.
Aprovechando el Día Mundial del Turismo y ladeado por los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y de Turismo, Gustavo Santos, el primer mandatario le dio 60 días a la AFIP para dictar el esquema operativo que pondrá en vigencia una ley aprobada hace 15 años.
El ambicioso objetivo del Gobierno es compensar los $ 600 millones que dejarían de ingresar al fisco con los $ 1.400 millones de ingresos por gasto turístico que aportarían los 120 mil nuevos viajeros que alumbraría esta medida, que además propiciaría la creación de 8.000 nuevos puestos de trabajo.
O sea, se sabe el qué, el para qué, se intuye el cuándo (antes que finalice noviembre), pero no se sabe el cómo. Y en ese hiato entre objetivos y pautas para materializarlo aparecen las dudas de un receptivo que la está pasando mal.


UN PASITO ADELANTE.
Ahora bien, entre la dirigencia empresarial nadie le quiere sacar el banquito al anuncio, aunque reconocen sus limitaciones para alcanzar per sé los objetivos con que se carga a la medida.
¿Cómo se va a aplicar la medida? "El cliente que viene por mostrador recibirá una factura con el total de la tarifa, incluyendo el IVA, pero en el pago de la tarjeta le van a devolver automáticamente el IVA", explicó el protesorero de la Fehgra, Rafael Miranda, quien se mostró optimista respecto al impacto de la medida: "Hoy estamos atravesando un problema muy serio por la baja de ventas, la cual sumada a los altísimos costos fijos que tenemos hace que los negocios se transformen en no rentables. O sea, si al menos logramos aumentar los volúmenes de facturación tendríamos buena parte del inconveniente resuelto".
Pero ni entre los hoteleros, beneficiados directos de la reglamentación, hay certezas de poder alcanzar los objetivos fijados desde el MinTur. "Cumplir la meta de 120 mil turistas nuevos en un año no es tan factible, ya que primero se deben dar situaciones macroeconómicas para mejorar la competitividad nacional y alivianar las presiones impositivas y de costos de los establecimientos", afirmó el titular de la Fehgra, Roberto Brunello, quien respecto de la creación de 8.000 puestos de trabajo matizó: "Hoy la prioridad es cuidar los actuales".
Del mismo modo, el presidente de la AHT, Aldo Elías, planteó que lo más destacable es el precedente que sienta: "Es una excelente noticia. No tanto porque efectivamente vaya a impulsar los ingresos de turistas extranjeros, sino porque queda en evidencia que el sector es parte de la agenda del Gabinete. Este tipo de incentivos ya los tiene toda la región, en realidad nos estamos poniendo en línea. Por eso insisto en que haber obtenido algo que hace 15 años no lográbamos es lo más significativo, demuestra que algo está cambiando".

En números

$ 600 millones que dejarían de ingresar al fisco si todos los turistas extranjeros pidieran la devolución del IVA.
$ 1.400 millones adicionales de ingresos por gasto turístico por año es el objetivo que se puso el MinTur para compensar lo que se devuelve de IVA.
8 mil los puestos laborales inmediatos que crearía el impacto de la medida según el MinTur
60 días tiene la AFIP para dictar el esquema operativo de una ley aprobada hace 15 años.

 

 

FUENTE: entre-la-incertidumbre-y-el-escepticismo

Temas relacionados

notas de tapa