Inicio
Actualidad
Actualidad

Buen comienzo de año para el receptivo

Según datos de la SecTur, fueron 2,8 millones los extranjeros que visitaron el país en el primer cuatrimestre del año, un 8,8% más que el año pasado. El mayor incremento se da en los arribos por vía aérea. En cambio, el emisivo sigue sin dar signos de recuperación.   

Entre enero y abril visitaron el país 2,8 millones de extranjeros, lo que implica un incremento interanual del 8,8%. Según los datos de la Secretaría de Turismo de la Nación, esa cifra se traduce en una nueva marca histórica para el destino.

 

EL DESGLOCE.

Más de la mitad de los arribos (1.277.105) se realizaron por vía terrestre, una modalidad que apenas tuvo un incremento del 0,4% en el primer cuatrimestre.

Donde más se nota la recuperación del receptivo internacional es en las llegadas por vía aérea, que con 1.083.114 pasajeros tuvo un aumento del 20,4% en comparación con los cuatro primeros meses de 2018.

Por su parte, un 9,3% más de turistas que el año pasado visitaron Argentina por vía marítima o fluvial fueron.

 

LOS DATOS DEL AÉREO.

De acuerdo a los datos difundidos por el Indec, en abril la tasa de crecimiento de los arribos por vía aérea se recortó a la mitad (+12%), respecto a los índices de los primeros tres meses. De todos modos, con el anabólico de la megadevaluación del peso, el receptivo acumula seis meses de incrementos de a dos dígitos.

Lo que no varía es que la clave del éxito sigue estando en los mercados regionales. De hecho, así como las supertasas del primer trimestre se explican en buena medida por el crecimiento de un 43,3% de los arribos de brasileños a través de Ezeiza y Aeroparque, el recorte a la mitad del incremento en abril está notablemente influido por el menor ritmo de aumento en el arribo de cariocas (25%). Algo similar pasó con Chile, que arrancó el año con un 37,5% más de viajeros por Ezeiza y Aeroparque y el cuarto mes lo recortó al 20%.

Ese menor ritmo tampoco fue compensado por los otros dos mercados centrales para el receptivo de Argentina por nivel de gasto y estadía: Europa y Estados Unidos. Los provenientes del Viejo Continente fueron en el primer trimestre un 12,6% más que en 2018, pero en abril apenas fueron un 1% más. Mientras que los del país del norte de América y Canadá, que entre enero y marzo fueron un 14,3% más, en abril cayeron un 2,3% en la comparación interanual.

Un dato para mirar con atención (el único negativo de la serie) es que la mayor cantidad de arribos internacionales no va de la mano de un aumento en las estadías promedio, que se achicaron un 5,9% en todo el cuatrimestre.

 

EL EMISIVO NO LEVANTA.

Desde junio, cuando la megadevaluación del dólar y la inestabilidad cambiaria empezaron a impactar en las estadísticas oficiales, el emisivo no ha parado de ahondar su crisis. En abril volvió a recrudecer la sangría, apuntándose la mayor caída interanual de viajeros argentinos al exterior en años (-23,6%), según los datos del Indec.

Los datos del primer cuatrimestre muestran con bastante precisión la magnitud del desplome: respecto al mismo período de 2018 fueron 339.000 viajes menos por avión al exterior en apenas 120 días, o sea, 2.825 salidas al exterior menos por día.

En cuanto a los destinos que se vieron más resentidos en sus salidas desde Ezeiza y Aeroparque, Chile es por lejos el que más argentinos viene perdiendo. Pero las caídas hacia otros países limítrofes no son menos catastróficas: Brasil, Paraguay, y Resto de América superan con comodidad una merma del 20% en el tráfico de argentinos. Los viajes a Europa fueron los que menos cayeron (no llega al 7%), en tanto que hacia Estados Unidos se retrotrajeron poco más del 10%.

En números

20,4% aumentó la cantidad de pasajeros del exterior que arribó al país por vía aérea entre enero y abril.

8,8% se incrementó el número de turistas del exterior que llegaron por todas las vías.

339.000 argentinos menos viajaron al exterior en avión en el primer cuatrimestre de 2019 respecto el mismo período de 2018.

-23,9% cayó en abril la salida de nacionales al extranjero, la peor caída interanual de la serie medida por el Indec.

FUENTE: buen-comienzo-de-ano-para-el-receptivo

Temas relacionados

Dejá tu comentario