MARCELO CRISTALE

Recursos Humanos: los gerentes y el estado de ánimo general

Un análisis sobre la importancia de los estados de ánimo de los recursos humanos y los gerentes para el logro de efectividad en las organizaciones.

Al pensar en los Recursos Humanos, hay que saber que el clima organizacional es la calidad o la suma de características ambientales percibidas o experimentadas por los miembros de una organización, e influye directamente en el comportamiento de las personas.

El clima organizacional y la motivación de las personas se influyen y realimentan entre sí. Es favorable cuando satisface las necesidades personales de los individuos y mejora su ánimo; y es desfavorable cuando produce frustración porque no satisface esas necesidades.

Emociones y estados de ánimo en las empresas

Es importante destacar la manera en que la comprensión de las emociones y los estados de ánimo mejoran la capacidad de explicar y predecir el proceso de selección en las empresas, la toma de decisiones, la creatividad, la motivación, el liderazgo, el conflicto interpersonal, la negociación, el servicio al cliente, las actitudes ante el trabajo y los comportamientos desviados en el lugar de trabajo. Teniendo en cuenta la comprensión de las emociones sobre todos estos aspectos, los gerentes pueden influir en los estados de ánimo de los colaboradores.

La satisfacción laboral según John Locke

Según John Locke, la satisfacción laboral es “un estado emocional positivo o placentero resultante de la percepción subjetiva de las experiencias laborales de la persona”.

Otros autores describen la satisfacción laboral como sentimientos, orientación afectiva, respuesta emocional o emociones.

Pero la satisfacción también se puede entender, en lugar de como una emoción, como una actitud o conjunto de actitudes desarrolladas por la persona hacia su trabajo en general o hacia facetas específicas del mismo.

2 Herb Kelleher

La motivación y las decisiones del equipo de trabajo

La motivación logra que las personas, cuando son consultadas sobre asuntos importantes y resultados, se sientan fortalecidas e involucradas en decisiones de equipo.

También el gerente puede motivar externamente a las personas, empujarlas o atraerlas en una dirección, pero en algunos casos puede provocar diversos grados de resistencia.

Al concentrarse en el comportamiento y el rendimiento, el gerente actúa sobre aquellos aspectos multidimensionales que hacen la diferencia. Allí residen las fuentes del arte, la sabiduría, la innovación, la pasión y los grados más altos de motivación.

Esas dimensiones o aspectos humanos del trabajo pueden ser inspirados por líderes, pero jamás por esquemas tradicionales y burocráticos de mando y de imposición.

Te puede interesar: Recursos humanos: inteligencia emocional y neurociencias.

El buen humor y la relación de los gerentes con los Recursos Humanos

Para influir en los estados de ánimo, los gerentes utilizan el humor y dan a sus empleados pequeñas muestras de aprecio para que trabajen bien.

Asimismo, hay investigaciones que señalan que cuando los líderes se encuentran de buen humor, los miembros del grupo son más positivos y, como resultado, cooperan más.

También la selección de miembros positivos para los equipos tiene un efecto de contagio porque transmiten su buen humor a los demás.

El buen humor de los empleados afecta el de los demás, y también influye en forma positiva en su desempeño. Por lo cual es importante que los gerentes seleccionen para sus equipos a personas predispuestas a los buenos estados de ánimo.

Los factores que influyen en las emociones y los estados de ánimo son la hora del día, el día de la semana, los eventos de estrés, las actividades sociales y los patrones de sueño.

Son cada vez más las organizaciones que seleccionan a los empleados con niveles altos de inteligencia emocional.

Ánimo positivo y eficacia

Las emociones, y en especial los estados de ánimo positivos, parecen facilitar la toma eficaz de decisiones y la creatividad.

La manifestación de las emociones es importante para la negociación y el servicio al cliente, y experimentarlas tiene mucho que ver con las actitudes y comportamientos en el trabajo que se derivan de ellos.

Las emociones y los estados de ánimo son una parte natural de la constitución de una persona, por lo que es un error de los gerentes ignorar las emociones de los trabajadores y evaluar el comportamiento de los demás como si fuera por completo racional.

Los gerentes que comprendan el rol que juegan las emociones y los estados de ánimo mejorarán de manera significativa su aptitud para explicar y predecir el comportamiento de sus colaboradores.

“Un líder es alguien que conoce el camino, anda el camino, y muestra el camino.” “Un líder es alguien que conoce el camino, anda el camino, y muestra el camino.”
JOHN C. MAXWELL

* Marcelo Cristale es licenciado y profesor en Psicología. Psicólogo social. Rector del Instituto de Formación Superior en Turismo de Aviabue. Profesor de Psicología y Neurociencias aplicadas al Turismo en la Maestría en Economía y Gestión del Turismo de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa