N/A

Reflexiones al Cierre

1. ¿Cómo se está comportando la demanda en su región teniendo en cuenta el análisis de la temporada invernal, los fines de semana largos y las perspectivas para la temporada de estival?
2. ¿Qué medidas o desarrollos implementó para ser sostenible y amigable con el medio ambiente?
3. ¿Cuáles son los reclamos más frecuentes por parte de sus clientes y de qué manera los abordan?

Hilda Juana Ojdman, propietaria de la Hostería Boutique Ruca Kitai, Cholila, Chubut.
1. El posicionamiento y la promoción de la marca a nivel regional son muy fuertes y sumado a las recomendaciones boca a boca, nos permitió que la temporada invernal y el feriado de Semana Santa hayan sido muy favorables. No obstante entendemos que a muchos establecimientos de la zona no les ha ido de la mejor forma. Para el verano, que es nuestro período de alta, tenemos depositadas muchas expectativas porque las consultas y reservas son aún mayores comparadas con el año pasado.
2. La iniciativa central que actualmente estamos practicando desde el Hotel Boutique Cholilla es el aprovechamiento de la energía solar por medio de placas y paneles solares para el calentamiento del agua. Igualmente su desarrollo es muy costoso, y el proceso lleva tiempo y financiaciones de créditos blandos. En este caso también se han cambiado las lámparas por luces LED e instalado inodoros de doble descarga.
3. Un reclamo frecuente de los huéspedes tiene que ver con la accesibilidad al establecimiento y el escaso desarrollo vial que hay en los alrededores del hotel. Si bien esta falencia no es nuestra, hemos invertido y fomentado para que se realicen obras de pavimentado y señalética en la ruta que pasa por las inmediaciones del alojamiento.


Mathieu Romuald Benoit, gerente de la panadería & restaurante Cocu Boulangerie, CABA.
1. El año había arrancado promisorio pero cuando estalló el problema de los incrementos de los servicios la demanda se contrajo abruptamente. Recién en las últimas semanas se percibió una asimilación de los tarifazos y luego de las vacaciones de invierno se nota una leve reactivación. En estos tiempos recurrimos a las promociones y descuentos, que son llamadores natos para el público. Ahora que comienza el calor confiamos en que la gente pasee más, y aunque cada vez gasten menos, lo importante es que el argentino tiene el hábito de ir a comer afuera y este verano no será la excepción.
2. Estamos desarrollando proyectos para ser un establecimiento sostenible y amigable. Para ello además de los modernos sistemas de software para levantar los pedidos que estamos contemplando sumar, tenemos la intención de implementar una carta electrónica, y renovar la vajilla y para ello tendremos en cuenta que la empresa proveedora sea responsable con el medio ambiente. Otros procesos fundamentales en términos ecológicos son la separación de los residuos y el reciclaje de los aceites. A su vez y para ahorrar en el consumo de la energía, el gas y el agua, capacitamos a nuestro personal y concientizamos a los consumidores para que no utilicen estos servicios más allá de lo necesario.
3. La principal queja reside en que la gente reniega un poco de los precios de la comida y la bebida, pero la mayoría entiende que los costos subieron, ya sea de personal, operativos, insumos, y valoran que nuestras tarifas no se hayan incrementado en el mismo nivel que la inflación.


Aldo Germanier, propietario del restaurante Viejo Almacén, Colón, Entre Ríos.
1. La primera parte del año fue muy complicada a causa del fenómeno de El Niño. Los niveles de ocupación mermaron notoriamente y la recuperación recién llegó en las vacaciones de invierno, aunque no en las mismas proporciones. Respecto a los fines de semana largos, solo fueron positivos los correspondientes a la Semana Santa y al Paso a la Inmortalidad del general José de San Martín. En relación a 2015, estamos un 15% menos y esperamos que la tendencia mejore en el verano.
2. Trabajar con herramientas que nos permitan ahorrar recursos, ser sustentables y responsables con el medio ambiente es una materia de estudio. En estos últimos meses por los incrementos en las tarifas se relegaron acciones puntuales como la instalación de lámparas LED, o la implantación de sistemas eléctricos de control de luces y agua que permitan mejorar la eficiencia energética y aumentar su competitividad.
3. Tenemos una fortaleza enorme en términos de infraestructura y entorno natural, pero el servicio brindado al cliente es un punto donde siempre se puede mejorar. La capacitación al personal tiene que ser continua para estar siempre delante de las necesidades de los clientes.

 

FUENTE: reflexiones-al-cierre

Temas relacionados

notas de tapa