Inicio
Transporte
Iberia

Iberia une la compra de Air Europa con la prosperidad de España

"Podríamos quedarnos donde estamos, pero nos jugamos la competitividad como país", dice el presidente de Iberia, Mateo Sansavini sobre comprar Air Europa.

En Iberia sonríen mientras se muerden las uñas. Por un lado, sus cifras de negocio no paran de mejorar: sus niveles de reservas marcan máximos y las previsiones de expansión de negocio van “viento en popa”. Sin embargo, la otra cara de la moneda, la más amarga, sigue siendo el proceso de compra de Air Europa.

Son ya varios los foros e intervenciones en los que algún responsable de la aerolínea reitera que esta fusión no es una cuestión empresarial, sino “de país”.

Y parece que esa está siendo la estrategia de Iberia (y por ende de su matriz, IAG): ligar la decisión de la Comisión Europea, quien debe dar o no el visto bueno, a los intereses de la economía española.

“Queremos llevar a España donde debe estar y competir donde debería. (…) La consolidación permitiría llevar a Madrid y a España, finalmente, a la liga de los hubs europeos y tendría un impacto fundamental en la calidad del turismo, porque significa traer turistas de alto valor desde Asia u Oriente Medio. (…) Debemos estar a la altura de esto y llevar a España donde debe estar y competir de par a par.

"Iberia podría disfrutar lo que hace en segunda liga de Europa, pero nos jugamos la competitividad de España"

Declaraciones contundentes de Mateo Sansavini en el XIX Foro Hosteltur, un evento en el que el directivo confesó que cada vez falta menos para saber la decisión y que confían en que ésta sea positiva para sus intereses: “Es posible que la operación pueda evaluarse después del verano”, llegó a decir.

Te puede interesar: Iberia se haría con el 64% del largo radio de Barajas si compra Air Europa

Entre otros discursos, Sansavini también se esforzó en repetir que otros países europeos tienen hubs colosales que hacen una competencia férrea a España, potencia turística que lucha por robarle la corona de “país más visitado” a Francia. ¿Por qué hundir esta operación que beneficia a todos?

Aviones de Iberia y Air Europa.png
Aviones de Iberia y Air Europa.

Aviones de Iberia y Air Europa.

“Si miramos al sistema de conectividad de España hay una debilidad estructural frente a otros grandes países europeos. Si miramos al nivel de conectividad que existe en París, en Francia o en Ámsterdam, hay hubs, centros de conexiones, que tienen una capilaridad mundial muy superior a lo que tenemos nosotros aquí”, señaló el directivo.

Y si España no quiere quedarse atrás, la Comisión Europea debería aprobar la compra, porque “la capacidad de traer conectividad directa es fundamental para traer turismo de valor, (…) para que las conexiones se alimenten y se pueda sostener una red 360 grados. Eso no pasa en España. Y no pasa en España porque el primer operador y el segundo operador tienen respectivamente una flota de largo radio de 42 aviones, de 23 y un hub en París o Frankfurt tiene 100”.

Todos los caminos conducen a Bruselas

Son nervios controlados. Fuentes de Iberia aseguran que "no hay motivos para estar nerviosos". Han hecho su trabajo, presentando un buen plan a la Unión Europea y cediendo slots a la competencia. "Estamos convencidos", cuentan con rotundidad estas mismas fuentes.

Todo ello, sin dejar de sacar pecho por el trabajo realizado. Y reforzando la idea de que esta operación la hacen por España. Por su prosperidad.

“Iberia lo está haciendo muy bien. Podría perfectamente disfrutar lo que hace al momento actual y quedarse en la segunda liga de Europa y generar toda la rentabilidad posible, pero nos estamos jugando la capacidad de competir como España”.

“Se trata de ponernos a la altura de lo que han construido en los años como sistema país, protegiendo su conectividad para estar por encima de todos”, concluye Sansavini, sin olvidar la frase clave repetida en cada intervención: “Habrá competencia”. Todos los caminos, de momento, conducen a Bruselas.

Temas relacionados

Dejá tu comentario