Inicio
Proveedores Horeca
Helados

Helados: Chungo se expande bajo tres formatos de franquicia

Chungo, el ícono de los helados con más de 50 años en el mercado, aggiornó su imagen y se expande bajo el modelo de franquicia.

Chungo es una de las marcas referentes de helados, con casi 50 años de historia, que continúa apostando al avance y la innovación. Hoy presenta una imagen renovada, fresca y juvenil, adaptada a los nuevos consumidores.

Bajo su nuevo eslogan “Chungo y punto”, la reconocida heladería artesanal busca continuar en el imaginario argentino como un aliado fiel para deleitarse a cualquier hora del día. Si bien se mantiene al color naranja propio de la marca, se suman muchos otros cambios que denotan modernidad. Este nuevo estilo ya se puede conocer en los locales de Saavedra, Pilar y La Imprenta.

“Hace más de año decidimos aggiornar la marca, para acompañar los cambios en el tipo de consumir más joven que nos acompaña. Junto con el cambio de imagen, hicimos cambios del lay-out de los puntos de ventas, en la presentación de los productos, en las vidrieras y el mobiliario. Y el tercer pilar de los cambios viene de la mano de los nuevos productos, pensados para consumo en formato take away o finger food”, describió Ariel Davalli, presidente de Chungo.

Crece el negocio del helado

Por otra parte, Davalli describió cuáles son los modelos de franquicias que desarrolló la marca para crecer en todo el país. “El modelo ‘Full’ que tiene cafetería, heladería, delivery y una amplia gama de propuestas, que van desde el desayuno hasta la cena. Se instala en locales de 120 m² o más, generalmente en esquinas, y la inversión inicial es de más de US$ 100 mil. Otro formato es de delivey y take away, sin salón para el público; solo un frente de venta al público. Abrimos el primer local en octubre de 2019 y, durante la pandemia, se abrieron seis puntos de ventas más. Puede funcionar en un local de 30 a 35 m² y la inversión inicial es de US$ 30 mil a US$ 35 mil. En ambos casos el tiempo de recupero de la inversión es de 20 a 24 meses”, se explayó.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de CHUNGO. (@heladoschungo)

A su vez, adelantó que están trabajando en un tercer formato, con el que aún no se abrieron nuevos locales. Lo llaman “Expres” y es un intermedio entre los dos primeros: apunta mucho al servicio del take away y cuenta con la oferta completa del modelo Full (dulce o salada); puede o no contar con “sitting” (mesas y sillas).

Con respecto a la expansión geográfica, aclaró que todavía hay muchos puntos en los que crecer en CABA y, más aún, en AMBA. “Lo cierto es que tenemos contratos ya firmados y reservas de franquicias firmadas”, indicó el directivo.

Finalmente, explicó que quieren expandir la marca al extranjero, puede ser Chile o Uruguay, pero de la mano de socios estratégicos; la idea es armar una master franquicia. “Somos una empresa nacional y familiar, que trabaja desde hace 50 años y no cambiamos la titularidad nunca. Hoy tenemos un grupo de colaboradores muy involucrados con la empresa, con la marca. Nuestra fortaleza es el sentido de pertenencia, incluso con el franquiciado”, reflexionó Davalli.

Te puede interesar: Crecen las franquicias de Mostaza

Por otra parte, describió los otros servicios complementarios que brinda Chungo:

  • Eventos: cuenta con barras y stands móviles para tener presencia en todo tipo de eventos ya sea particulares, corporativos o de Responsabilidad Social Empresaria; y también masivos, como recitales y espectáculos.
  • Canal Horeca: ofrece un servicio integral y personalizado para empresas, desarrolla gustos y postres exclusivos. Además, cuenta con logística propia para trasladar los productos. Ya trabajan hoteles 5 estrellas de Buenos Aires, restaurantes, empresas de catering, líneas aéreas y casinos.
  • Exportaciones: llevan 15 años de operaciones ininterrumpidas.
Embed

La historia detrás de Chungo

Jorge Davalli fue el creador de Chungo, la heladería que ya cuenta casi con 50 años. Davalli trabajaba en una empresa durante la semana y los fines de semana desempeñaba labores en una heladería. Fue en 1973, con tan sólo 29 años, que decidió comprar el fondo de comercio de este negocio y alquilar un local en San Isidro. Desde ese momento, Chungo nació como un pequeño emprendimiento familiar que, con el paso de los años, fue ganando más adeptos.

El éxito de la marca hizo que Jorge Davalli diera paso a las nuevas generaciones e incorporó a su hijo Ariel Davalli en el negocio. En 1989 abrieron su primera sucursal en Olleros, entre Libertador y Migueletes. Luego, en 1994 pensaron que si querían hacer crecer el negocio debían ampliar el proceso productivo, y armaron una planta de elaboración propia. En 1996 culminó la construcción de la planta y a partir de este momento empezó la franquicia de la marca.

Además, desde 1996 se convirtieron en los distribuidores oficiales de helado de la cadena Showcase Cinema. Esta alianza se mantiene en la actualidad en cinco de sus principales puntos de venta: Norcenter, Haedo, Quilmes, Rosario y Belgrano. A su vez, iniciaron la distribución de sus productos premium en el sector de hotelería y gastronomía.

Ese mismo año abrieron un local en Cabildo, bajo un concepto innovador: helados y café. Chungo se convirtió en una de las primeras heladerías en sumar productos qye hasta entonces eran exclusivos de las cafeterías, revolucionando el sector en Argentina. Mientras que en 2004 iniciaron un proceso de rebranding con el que dieron a conocer la nueva imagen de la marca.

En la actualidad, bajo el eslogan “Chungo y Punto”, la marca se impone con renovada imagen y una carta novedosa con opciones aptas para disfrutar a cualquier hora del día: desayunos, brunch, budines, opciones de pastelería, sándwiches, ensaladas, delicias heladas y mucho más.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de CHUNGO. (@heladoschungo)

Temas relacionados

Dejá tu comentario