CRISIS

Nuevas restricciones: el "tiro final" para la hotelería y la gastronomía

Cámaras empresarias y sindicato expresaron que nuevas restricciones implicarán el "tiro de gracia final" para la hotelería y la gastronomía.

En las últimas horas, Uthgra, Fehgra y Ahrcc emitieron un comunicado, reclamando “poder continuar ejerciendo su derecho al trabajo” y expresaron que las nuevas restricciones implicarán “el tiro de gracia final para la hotelería y la gastronomía ”. Aunque también dejaron en claro que su intensión es “acercar posiciones con las autoridades y continuar con el funcionamiento de los locales con los protocolos aprobados”.

Por otra parte, las entidades alertaron que “ya cerraron más de 10 mil locales, se perdieron más de 150 mil puestos de trabajo en el país y están en riesgo otros 200 mil”.

Embed

Asimismo, se dio a conocer un informe elaborado por Invecq Consultora Económica a pedido de Fehgra, que puso en alerta sobre los niveles récord de cierre de empresa en el sector y la consecuente pérdida de puestos de trabajo. “El nivel de actividad de la hotelería y la gastronomía retrocedió a valores similares a los de hace 40 años”, remarcó el informe; a la vez que detalló: “Considerando solamente el período abril-diciembre 2020 (con la cuarentena ya iniciada) la caída en la actividad del sector fue del -62,3%. En enero del 2021 la actividad sectorial siguió estando -39%, en comparación con el mismo mes del año anterior; lo que indica que la flexibilización parcial de la actividad desde septiembre 2020 no generó un nivel de actividad normal”.

“Entre el cuarto trimestre del 2019 y el cuarto trimestre del 2020 hubo una destrucción aproximada del 25% del empleo en el sector. Un porcentaje enorme de estos puestos perdidos corresponde al AMBA. En Ciudad de Buenos Aires la gastronomía recién comenzó a trabajar en septiembre de 2020 y la hotelería en diciembre, pero los niveles de ocupación hoy no superan el 10%. También en grandes ciudades, como Córdoba, Rosario, Salta o Tucumán, cerraron establecimientos emblemáticos”, detalló el secretario de Fehgra, Marcelo Barsuglia.

¿Cuáles son las restricciones que impactan en el sector?

Cabe recordar que el Gobierno nacional anunció el 14 de abril una serie de restricciones, que luego se volcaron en el Decreto 241/2021. Se trata de medidas que se aplican en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) desde las 0 horas del viernes 16 de abril:

  • Restringir la circulación nocturna entre las 20 pm. y las 6 am.
  • Las actividades comerciales deben cerrarán a las 19.
  • Durante el día los bares y restaurantes pueden atender únicamente en espacios habilitados al aire libre. Medida que se conoció a partir de la publicación del Decreto.
  • Las actividades gastronómicas entre las 19 pm. y las 23 pm. solo pueden funcionar con la modalidad de delivery o take away en los locales.
  • Quedaron suspendidas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados.

Una vez anunciadas las medidas por el Presidente Alberto Fernández, generaron una ola de críticas y reclamos por parte del sector gastronómico. De hecho, el grupo empresarios convocados bajo el lema "No más sillas al revés" se congregaron frente a la Quinta de Olivos el 15 de abril, reclamando la flexibilización de las restricciones, en base a la situación epidemiológica de cada municipio; y ayuda económica para poder mantener en pie sus negocios.

El empresario gastronómico Marcelo Boer se sumó a la marcha y expresó: "Nuestra intención no es seguir un plan de lucha. Lo que queremos es sentarnos a dialogar con los funcionarios para hacerles saber nuestra situación. Hoy lo que necesitamos son moratorias fiscales y achicar la presión tributaria del sector".

Mientras que Daniel Prieto, presidente de la Ahrcc, comentó: “La actualidad del sector es desesperante. Cada nueva restricción es otro golpe y cada vez más duro a nuestra actividad. Muchos gastronómicos y hoteleros ya cayeron al abismo, muchos otros están al borde y van a caer con estos anuncios realizados por el Presidente de la Nación”. Y Dante Camaño, secretario general de Uthgra Seccional CABA, a analizó: “A partir de las nuevas medidas los trabajadores no se van a contagiar, se van a morir de hambre. Vamos a tener muchísimos problemas, es peor el remedio que la enfermedad. Un país que no trabaja no puede existir. Es una locura”.

Las manos llenas de reclamos

Asimismo, la reacción de los empresarios y de las cámaras hoteleras y gastronómicas no se limitó a criticar los nuevos anuncios; sino alzaron la voz solicitando ayuda al sector público.

En el caso de Fehgra solicitó la puesta en funcionamiento nuevamente del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que “hasta diciembre de 2020 fue una herramienta vital para amortiguar el impacto económico del COVID-19”, recordaron. A la vez, que reafirmó que “respalda el Proyecto de Ley presentado en el Senado, que propone la Declaración de la Emergencia Turística y la elaboración de un Plan Federal de Reconstrucción del sector”.

El propio Barsuglia comentó: “Los pasos a seguir hoy es sentarnos a la mesa con los funcionarios y proponer medidas que sean de rápido alcance, porque verdaderamente la situación es desesperante. La situación financiera de las empresas es tan crítica que ya no se puede ni acceder a créditos”.

Por otra parte, Ahrcc y la seccional CABA de Uthgra acordaron reclamar para los establecimientos de la Ciudad: “Programas de asistencia al trabajo, exención de Ingresos Brutos hasta fines 2021, reestructuración de deudas que venzan durante 2021, créditos a tasa 0 tanto de Nación como de Ciudad, moratoria impositiva por emergencia gastronómica y facilidades para el pago de deudas por servicios públicos”.

Embed

La propuesta desde el sector público, luego del anuncio de las nuevas restricciones, fue aumentar el monto que se paga a cada trabajador a través del Repro: para los sectores críticos (gastronómicos, hotelería, turismo) se incrementará ese valor a $18.000 por trabajador. Para acceder al Repro se deben haber tenido pérdidas de 20% en términos reales en la facturación actual en comparación con la del mismo mes de 2019.

Finalmente, el Presidente Alberto Fernández adelantó que el Gobierno destinará el pago de $15 mil a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), Asignación Universal por Embarazo (AUE) y asignaciones familiares para monotributistas de las categorías más bajas.

En rebeldía

De todos modos, algunos empresarios optaron por medidas más radicales frente a las nuevas restricciones. Desde el movimiento “Sillas al revés”, integrado por distintas empresas del rubro, señalaron que el sector gastronómico no va a acatar el decreto publicado por el Poder Ejecutivo. “Somos un espacio seguro para trabajar. Ya se comprobó que no somos foco de contagio y sí fuente de empleos. Esta restricción significa un nuevo atropello hacia nuestra industria”, expresaron a través de un comunicado. A lo que agregaron: “Imposibilitarnos trabajar en el interior de nuestros locales no cambia el curso de la pandemia pero sí decide el futuro de pobreza en Argentina”.

El empresario gastronómico Alejandro Fluriach se excusó: “Estamos forzados a no acatar. Está comprobado que un restaurante con el aforo reducido y las puertas abiertas no provocó la segunda ola. No se entiende esta última restricción a escondidas (en referencia a la medida no anunciada en conferencia de prensa). Nadie nos llamó para consultarnos o encontrar una manera más segura de poder seguir trabajando”.

Mientras que Marcelo Salas Martínez, socio gerente de Café Martínez, aclaró que “la idea es hacer una resistencia pacífica, porque no queremos agregar violencia a todo lo que le está sucediendo a la gente, pero vamos a tener los comercios abiertos como hasta ahora y no acatar las medidas que impone el nuevo decreto”.

Por su parte, Barsuglia remarcó que “desde Fehgra no vamos a apoyar el desacato a las normas. Como Federación tenemos la responsabilidad de apostar por el diálogo y, desde ese lugar, llegar a un consenso con las autoridades”.

Números en rojo en hotelería y gastronomía

  • 68% de caída interanual de la actividad hotelera en 2020.
  • 45% de caída interanual de la actividad gastronómica en 2020.
  • 170 mil puestos de trabajo se perdieron en el sector hotelero y gastronómico entre el cuarto trimestre del 2019 y el cuarto trimestre del 2020.
  • 21,1% de caída del empleo asalariado y registrado en 2020.
  • 2.500 establecimientos cerraron en la Ciudad de Buenos Aires.
  • 22 mil puestos de trabajo se perdieron en CABA durante la pandemia.

notas de tapa