Inicio
General
política turística

Negacionismo turístico

Esta columna es una reflexión en el marco de las elecciones presidenciales de Argentina. El autor define a la postura de la dirigencia como negacionismo turístico.

Por obsecuencia estratégica, militancia política, conveniencia económica o ignorancia supina, desde hace unos años que buena parte de los dirigentes turísticos enfocan sus discursos en agradecer y destacar supuestas acciones fundacionales a los funcionarios de turno. No importa su capacidad ni su color político.

Pero el presente siempre es consecuencia de un pasado y este excede al funcionario de turno.

Promoción en Europa con fondos de la CEE y registro de idóneos en época de Mayorga; elevación a ministerio en tiempos de Lombardi; contención de crisis de la mano de Scioli y Pérez; los 12 años de Meyer ostentan la Ley Nacional de Turismo, la de Turismo Estudiantil, la creación del Inprotur; Gustavo Santos trajo la revolución de los aviones y cierta espectacularidad en la promoción internacional; y por último Lammens será recordado por el apoyo en la pandemia y los PreViaje.

Este somero repaso de logros pone de manifiesto la evolución de la institucionalidad turística, fruto del trabajo de much@s dirigentes sectoriales. Será que por barrerlos debajo de la alfombra el ministro Lammens señala que al sector le falta lobby (ver entrevista página 48).

Temas relacionados

Dejá tu comentario