Inicio
General
Nota de tapa

La campaña por el sillón de la CAT levanta vuelo

La semana pasada el capítulo de House of CAT estuvo marcado por la consolidación del frente interno de quienes postulan a Aldo Elías a la presidencia de la Cámara y un redoble del ya inédito proselitismo (más redes sociales y una significativa foto en Clarín con el ministro Santos) de la línea que apoya a Ricardo Boente.

La pizarra virtual de House of CAT donde se cuentan los votos que acompañan a cada uno de los dos postulantes a la presidencia de la Cámara Argentina de Turismo no registró la semana pasada cambios de voluntades.
Aunque no quieran hablar de reafirmaciones (las comparan con lo que sucede cuando un presidente de un club de fútbol ratifica la continuidad de un DT), lo cierto es que los que siguen la serie querían ver cómo reaccionaban las filas de las entidades que postulan al titular de la AHT, Aldo Elías, frente al inédito proselitismo del nuevo aspirante al sillón de la CAT, Ricardo Boente (ver recuadro "Redes sociales y fotos significativas").
En ese sentido, la semana mostró contundentes gestos de ratificación de rumbos, de uno y otro lado. Lo curioso es que ambos están convencidos de que no habrá votación en la asamblea del 26 de octubre, porque lograrán convencer a su rival de sumarse a sus filas para encarar una reconfiguración de la Cámara tras seis años de presidencia de Oscar Ghezzi. Lo cual hoy no es más que un acto de fe.

LA POTENCIA POTENCIAL DE LOS VOTOS.
Al tridente de hoteleros de la AHT, agencias y operadores de la Faevyt y cámaras del interior de la Fedecatur les bastaría con hacer pesar los 36 votos que suman para encaramar a Aldo Elías a la presidencia, aunque lo que buscan es la unanimidad.
Pero lo primero es consolidar el frente interno ante la pretensión de Boente de que las entidades lo reciban y en última instancia reevalúen sus apoyos. No casualmente desde la Ahrcc se enviaron cartas a cada una de las instituciones pidiendo que reciban a su candidato. "Tal vez la posición de ellas (las que apoyan la nominación de Elías) en la última asamblea haya sido porque no tenían conocimiento de estas palabras que ahora estoy esgrimiendo", había señalado Boente, quien a la consulta de este medio respecto de si las visitas apuntaban a que las bases presionaran en favor de un cambio del voto ya delegado dijo: "... voto delegado cuando había sólo un candidato. Entonces, supongo que ahora harán una reunión presentándome para que cada uno conozca mi posición y mi plan de trabajo". Mientras esperaba la respuesta de las entidades, Boente no perdió tiempo y con su valija y un powerpoint visitó dos entidades que integran la Fedecatur, las Cámaras de Turismo de Córdoba y de Chaco. Ese movimiento (donde Boente recibió el respaldo de la provincia mediterránea), sumado al silencio de radio mediático de la Federación, arrojaba incertidumbre respecto al alineamiento de la entidad (pese a que desde la AHT y la Faevyt siempre insistieron en que el bloque estaba firme).
Pero el miércoles hubo reunión de la Comisión Directiva de la Fedecatur en la Ciudad de Buenos Aires y el panorama quedó más claro. En diálogo con La Agencia de Viajes, su titular, Héctor Viñuales, dijo que las entidades miembro ratificaron el apoyo al proyecto de la candidatura que encabeza Aldo Elías.
Acto seguido, reiteró la idea de que no habrá necesidad de votar en octubre: "Creo que mucho antes de que lleguemos a la Asamblea va a haber unanimidad y vamos a trabajar todos juntos. Es en lo que venimos trabajando con la Faevyt y la AHT, en la convicción de que no sirve llevar adelante un proyecto sino estamos todos en la misma sintonía. No es un tema de votos. O sea, la idea es sumar todas las voluntades, que quienes hoy tienen otra idea se unan a nosotros en un proyecto integrador y para concretar la idea de Cámara que queremos".
Consultado sobre la gira de Boente por algunas cámaras provinciales que integran la Federación, Viñuales dijo que "tomamos como un halago que esté visitando las entidades mostrando su proyecto", pero aclaró: "En la Fedecatur la decisión política la tiene su Comisión Directiva y las cámaras dieron su mandato el año pasado cuando se votó mi presidencia y en las reuniones posteriores donde uno de los temas siempre fue la elección en la CAT. La posición de la Federación es apoyar los pasos que venimos dando y eso no lo cambia nadie que no sea la Fedecatur. (...) Más allá que respeto y celebro que Boente vaya a las provincias a conocer sus problemáticas, nadie como la Fedecatur entiende las cuestiones de las agendas locales. Territorio por territorio sabemos lo que pasa, porque tenemos una comunicación permanente, con una visión federal del turismo".
La historia reciente de la Fedecatur está cruzada por las elecciones en la CAT. Cuando en octubre pasado la lista de Viñuales se impuso a la de Córdoba (no llegó a presentarse) se definió mucho más que la sucesión en la Fedecatur. Entonces se cayó la última posibilidad de que Ghezzi reuniera los votos necesarios para volver a modificar los estatutos de la CAT, de cara a habilitar una re reelección (la provincia mediterránea estaba a favor).
Hoy Córdoba, con un nuevo presidente (Enrique Finocchietti), era vista como el ariete de Boente para torcer la decisión de la Fedecatur en su favor. Al respecto, Viñuales reveló: "No recibimos ningún pedido de reevaluar nuestra postura. Solamente Córdoba pidió que se escuchara la posición del sector que Boente representa, cosa que vamos a hacer".

UN LUGAR EN LA AGENDA.
Ahora bien, no habría que leer esa apertura a reunirse con el candidato de la otra lista como una puerta abierta para rediscutir alineamientos. Si no, más bien, como un gesto protocolar. De hecho, no sólo Viñuales se va a encontrar con Boente, la Faevyt también respondió a la invitación de la Ahrcc y hará lo propio, pero sólo con el Comité Ejecutivo (la mesa chica) y no la CD en pleno. Es que en la Federación de agencias y operadores la carta se recibió recién el martes y el miércoles se llevó a cabo el previsto cónclave dela Comisión Directiva, donde obviamente se trató la sucesión en la CAT. "Aprovechamos la reunión que estatutariamente se hace cada cuatro meses para refrescar los conceptos de cómo veníamos trabajando el tema", explicó a este medio su titular, Fabricio Di Giambattista. Pero en la Faevyt las chances de dar vuelta su postura son -hasta ahora- nulas, porque consideran que forman parte del proyecto que encabeza Elías y hay una palabra dada y un compromiso asumido. "No hacía falta someter nada a revisión. Lo que hicimos fue evacuar las dudas que surgieron respecto a la novedad de la presentación de otro candidato", señaló Di Giambattista. El dirigente empresario también se mostró confiado de que de cara a la Asamblea de octubre el panorama estará definido: "Estamos trabajando con las demás cámaras. Hoy somos muchas más que las tres del acuerdo original".

LA CUOTA DE INCERTIDUMBRE.
Si llegado el 26 de octubre se decidiera someter a votación el sucesor de Ghezzi, el tridente AHT-Faevyt-Fedecatur cuenta per sé con 36 de los 65 votos de los socios plenarios de la Cámara. Mientras que la candidatura de Boente parte con los 12 que reúnen la Ahrcc y la Fehgra. Ahora bien, qué es lo que hace que se mantenga hoy la incertidumbre. Qué es lo que sustenta la enorme confianza de Boente de que será el próximo presidente de la CAT (cuentan que en los encuentros informales con los dirigentes de las entidades el candidato de la Ahrcc insiste en que no habrá votación).
Por un lado, la potencia de Boente como empresario y el aparato comunicacional con el que cuenta (ver recuadro), además del respaldo de dos de las entidades más fuertes a nivel institucional y económico.
Pero, por el otro, está lo que algunos llaman "el fantasma Roza", en alusión a la polémica intervención del Ministerio de Turismo que en 2012 forzó al entonces titular de la Aaavyt, Ricardo Roza, a secundar a Oscar Ghezzi, rompiendo un tradicional pacto de alternancia que hacía que en esa oportunidad el turno fuera para las agencias. Actualmente Suipacha 1111 tiene la verborragia pastoral (de hecho hasta hace cuestión de semanas arengaba a los empresarios a renovar la confianza a Ghezzi), pero no elabsolutismo de antaño. Con lo cual, "el fantasma Roza" no alude solamente a la intervención del Gobierno (aunque la foto de Gustavo Santos con Boente en Clarín generó suspicacias), sino de cualquier elemento extraño a la CAT capaz de dar vuelta el resultado antes de llegar a la Asamblea. Por eso hoy nadie se duerme en los laureles de la calculadora de votos, ni tampoco se rinden aquellos a los que la cuenta les está siendo esquiva.

 

Proselitismo, redes sociales y fotos significativas

En la edición pasada señalamos que la conferencia de prensa con la cual la Ahrcc había lanzado la candidatura de Boente había inaugurado un tono proselitista inédito para una elección en la CAT. Hablamos del canal en YouTube, del logo, de la activa presencia en las redes sociales y la gira por el interior para captar adherentes en las bases de las entidades. La semana pasada todo eso se magnificó y fue comentario ineludible en los pasillos de Hotelga. Propios y extraños se sorprendieron con el despliegue del candidato de la filial porteña de la Fehgra vía community managers, campañas en Facebook y la aparición de cuentas en Twitter e Instagram donde la primera línea de la Ahrcc sube y difunde contenido asociado con Boente constantemente. Pero lo que más impacto causó fue sin dudas la nota en Clarín, donde la inauguración de Hotelga quedó reducida a un reportaje a Boente contando su propuesta y una sugestiva foto ladeado por el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, y el presidente de la Ahrcc, Camilo Suárez. Toda una demostración de fuerza para un sector que muy marginalmente ocupa semejante espacio en un medio masivo. Para muchos fue una operación de prensa muy bien orquestada, que indirectamente hace participar a Santos en el contexto de una elección de la cual dice querer mantenerse al margen. En un clima de intrigas y especulaciones fue obvia la frialdad entre ambos candidatos durante los tres días que coincidieron en las actividades de Hotelga. Al menos en aquellas oportunidades que compartieron espacio en público no se los vio dialogar y primaron las miradas esquivas.

La Fehgra con Boente, pero en pos de la unidad

Otra voz que hasta ahora no se había expresado en torno a la sucesión en la CAT era la de la Fehgra. Al igual que en el caso de la Fedecatur (pero ensentido inverso), la posición pública de la entidad hotelera no sorprendió. "Como la Fehgra no tenemos candidato directo. Si bien respetamos y confiamos en la capacidad humana y profesional de ambos interesados en asumir la presidencia de la CAT, como institución apoyamos y preferimos que el puesto sea ocupado por Ricardo Boente, quien representa a nuestra filial de Buenos Aires", le dijo a este medio su titular, Graciela Fresno, quien de todos modos dijo que confía y estima "que se puedan poner de acuerdo para generar una unidad en torno a la continuidad de trabajo".

FUENTE: la-campana-por-el-sillon-de-la-cat-levanta-vuelo

Temas relacionados

Dejá tu comentario