HOSPITALIDAD

Turismo deportivo: una gran oportunidad para los hoteles

El turismo deportivo, un segmento que mueve millones de dólares alrededor del mundo, han elevado y cambiado la suerte de la hotelería después del Covid.

La industria mundial del turismo deportivo, valuada según Industry Reports en US$ 458,8 mil millones en 2019, es uno de los segmentos de más rápido crecimiento del sector de viajes. Con una tasa compuesta anual del 16,1%, se espera alcance más de US$ 1.803 mil millones en 2030.

En 2019, solo en Estados Unidos se registraron 180 millones de visitantes relacionados con actividades deportivas, lo que generó 69 millones de pernoctaciones en hoteles. Un mercado que, como todos los demás segmentos del turismo, se vio afectado por el Covid-19 haciendo caer su valor a US$ 323.420 millones en 2020.

Dicho eso, a diferencia de las reuniones corporativas y otros eventos, los encuentros deportivos no se pueden realizar en línea. Como resultado, tan pronto como se estabilizó la situación en torno al coronavirus y se establecieron las medidas de precaución, se reanudaron los viajes relacionados con el deporte, lo que brindó el impulso perfecto para la recuperación de la hotelería.

Intercontinental Hotels Group, por ejemplo, informó que entre mayo y agosto de 2020 un tercio de todas las reservas grupales provinieron de viajes relacionados con deportes, lo que destaca la importancia de dirigirse a este segmento de demanda.

Turismo deportivo: principales imanes

Los eventos deportivos mundiales como la Copa Mundial de la FIFA, los Juegos Olímpicos, las carreras de Fórmula 1, etc., aseguran una afluencia significativa de visitantes al destino anfitrión, atrayendo a espectadores nacionales e internacionales de todo el mundo.

Se sabe que estos megaeventos impulsan la demanda hotelera durante período específicos. La Copa Mundial de Fútbol 2014 celebrada en Brasil, por ejemplo, atrajo a más de un millón de viajeros internacionales y tres millones de espectadores nacionales. La ocupación hotelera en Río de Janeiro aumentó entre 12 y 18 puntos porcentuales entre junio y julio de ese año con respecto al mismo período de 2013.

Mientras tanto, durante la Copa Mundial Rusia 2018, la ocupación de San Petersburgo rompió un récord de tres años, saltando al 88%. Los hoteles de Moscú también registraron un impresionante promedio de mercado del 87.4% de ocupación.

Esta tendencia ha continuado incluso después de la pandemia. El tan esperado torneo de tenis de Wimbledon, que comenzó en junio de 2021 y se limitó a espectadores nacionales, ayudó a los hoteles del Reino Unido a hacer retroceder las tarifas promedio a los niveles previos a la pandemia, manteniendo la ocupación en torno al 60% durante toda la competencia.

La Fórmula 1, con su creciente base de fanáticos, también ha impulsado la demanda de ciudades que albergan el Gran Premio. Australia, que había impuesto las prohibiciones de viaje más estrictas desde marzo de 2020, reabrió sus puertas a los viajeros internacionales en febrero de 2022, y el Gran Premio de Melbourne fue uno de los primeros eventos deportivos del país en dar la bienvenida a los fanáticos después del Covid.

Doha.jpg
La Copa del Mundo FIFA 2022 será -antes, durante y después- una gran oportunidad de negocios para los hoteles de Catar.

La Copa del Mundo FIFA 2022 será -antes, durante y después- una gran oportunidad de negocios para los hoteles de Catar.

Los hoteles en Melbourne anticiparon que la ocupación se dispararía al 94%, pero saltó a un notable 96%, mucho más alto que los niveles de ocupación previos a la pandemia. Montreal también tuvo una ocupación máxima del 83% para el Gran Premio en junio pasado.

Un optimismo similar rodea a la Copa Mundial FIFA 2022 que se llevará a cabo en Catar a finales de este año, lo que llevó a los agentes hoteleros a comprometerse con objetivos de ventas superiores a los logrados durante 2014 y 2018. Se observa aquí un desarrollo significativo de infraestructura y oferta hotelera para satisfacer la demanda.

En 2019, solo en Estados Unidos se registraron 180 millones de visitantes relacionados con actividades deportivas, lo que generó 69 millones de pernoctaciones en hoteles En 2019, solo en Estados Unidos se registraron 180 millones de visitantes relacionados con actividades deportivas, lo que generó 69 millones de pernoctaciones en hoteles

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa