Repaso

IATA: ¿Cómo está el transporte aéreo en Latinoamérica?

En su 78° Asamblea Anual, celebrada en Doha, IATA también repasó la actualidad de Latinoamérica, país por país.

Peter Cerdá, vicepresidente de IATA para Las Américas, fue el responsable, en el marco de la 78° Asamblea Anual de la asociación celebrada en Doha, de brindar un paneo por la realidad latinoamericana.

“Habíamos pronosticado que la región de las Américas volvería a estar abierta para los negocios a más tardar en noviembre y así fue. Casi todos los países del continente han levantado la mayoría de sus restricciones de viaje, el único caso atípico es realmente Chile, donde el proceso de entrada sigue siendo algo engorroso”, señaló Cerdá.

“Las últimas cifras muestran que la recuperación en esta región está en marcha. Los ingresos por kilómetro de pasajeros (RPK) de abril para América Latina registraron un aumento del 139,2% con respecto a 2021”, comentó el ejecutivo y agregó: “las aerolíneas latinoamericanas experimentaron un crecimiento del 263,2% en comparación con abril de 2021”.

Más información
IATA designa un nuevo presidente

IATA y las cuestiones críticas

Ahora bien, hay determinados aspectos que son críticos y amenazan la recuperación. El primero de ellos es que la aviación pueda operar en un entorno competitivo en costos, la necesidad de una infraestructura adecuada, seguir las mejores prácticas globales en el marco regulatorio e impulsar el desarrollo de políticas sostenibles de combustible de aviación.

El Caribe

En el Caribe la recuperación es constante y aunque un mal ejemplo, esto se ve reflejado en la política de impuestos y cargos que gravita sobre el sector: hay una tendencia de los gobiernos de la subregión para volver utilizar a la industria como una “vaca lechera” que aporte dinero a las arcas estatales solamente.

Más información
IATA y la sostenibilidad como eje de la agenda

“Hacia el Sur del Caribe, donde hemos visto una recuperación constante del tráfico impulsado principalmente por el turismo, los impuestos y las tarifas son lo que nos preocupa en este momento. Un fuerte aumento en estos podría ralentizar los niveles de demanda actuales si algunos destinos se excluyen del mercado”, dijo Cerdá. “Un ejemplo de ello es Bonaire, donde se introducirá un nuevo impuesto al turismo de US$ 75 a partir del 1 de julio. Otro ejemplo son las tarifas de sobrevuelo que cobra el gobierno de las Bahamas. Desde que el país recuperó el control de su espacio aéreo separándolo de Estado Unidos, está reteniendo a la industria como rehén, cobrando US$ 51 por cada 100 millas náuticas por sobrevolar su espacio aéreo estratégicamente ubicado. Muchas rutas desde Europa al Caribe o entre América del Norte y del Sur. hay que sobrevolar las Bahamas. Lo que hace que la situación sea aún más absurda es el hecho de que Bahamas le pidió a la FAA que continuara administrando el espacio aéreo para ellos, algo que la FAA había hecho en el pasado por US$ 26 por cada 100 millas náuticas”, agregó el ejecutivo.

México

“México fue uno de los pocos países de la región que nunca cerró sus fronteras y, por lo tanto, ya superó los niveles de 2019 para el tráfico doméstico y está cerca de hacer lo mismo en el frente internacional”, indicó Cerdá. “Nuestro problema más apremiante es la situación de la capacidad en el área metropolitana de la Ciudad de México. El nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) abrió sus puertas a fines de marzo de este año. El gobierno ha construido un aeropuerto de clase mundial que carece de enlaces de transporte terrestre adecuados para conectar el aeropuerto con la ciudad”, dijo el ejecutivo de la IATA. “Si bien las aerolíneas que comenzaron a operar en el aeropuerto en marzo están aumentando lentamente el número de vuelos, le hemos dejado claro al gobierno que las aerolíneas deben tener la libertad de decidir comercialmente a qué aeropuertos desean operar”, agregó Cerdá.

Más información
IATA apuesta a un despliegue de 5G seguro

Centroamérica

IATA remarcó que la subregión se vio beneficiada con la incorporación de nueva infraestructura con la apertura de Palmerola (Honduras) y la ampliación del aeropuerto de Tocumen (Ciudad de Panamá). “Ahora bien, las inversiones en infraestructura aeroportuaria deben ir acompañadas de la muy necesaria optimización del espacio aéreo”, señaló Cerdá.

Colombia

Colombia ha visto una recuperación muy fuerte tanto en el frente nacional como internacional. Especialmente los aeropuertos más grandes del país: Bogotá, Medellín y Cartagena están operando cerca de su capacidad máxima. Se deben considerar soluciones tanto a corto como a largo plazo para evitar una crisis de capacidad”, indicó la IATA.

“Por el lado de la protección al consumidor, muchas iniciativas legislativas en el Congreso y en organismos como la Superintendencia de Transporte crean inseguridad jurídica, impacto en la reputación y sanciones onerosas, ya que en muchos casos las interrupciones del servicio están fuera del control de las aerolíneas. La estructura regulatoria de la industria debe aclararse con urgencia”, concluyó el vicepresidente de IATA.

Más información
IATA y las tres lecciones que dejó la pandemia

Ecuador

“Al igual que Colombia, Ecuador ha experimentado una fuerte recuperación. Si bien el gobierno prometió su apoyo a la industria durante el Día de la Aviación celebrado en marzo de este año, aún queda trabajo por hacer respecto a los altos impuestos al turismo, las tarifas aeroportuarias y específicamente las tarifas de sobrevuelo y aterrizaje donde las tarifas internacionales son 133% y 321% más altas. que las tasas internas, respectivamente. Esto es algo que la industria está pidiendo a las autoridades que se revise con urgencia”.

Perú

El mayor problema que enfrenta la industria en Perú es la incertidumbre con respecto a la expansión del Aeropuerto de Lima. Incluso antes de la pandemia, el aeropuerto operaba más allá de los límites de la capacidad para la que originalmente había sido diseñado y la ampliación aprobada en términos de una segunda pista y una nueva terminal para reemplazar la existente proporcionarían el alivio necesario”, expresó Cerdá.

“Ahora, la concesionaria del aeropuerto planea construir sólo la mitad de una nueva terminal y mantener la antigua en operación hasta 2035 aproximadamente, sin los mitigantes operativos adecuados. Esto aumentará las complejidades operativas y los costos para las aerolíneas, ya que los planes de expansión del aeropuerto nunca contemplaron una operación de dos terminales. Nos hemos comunicado tanto con Lima Airport Partners como con el gobierno para obtener total transparencia de los cambios propuestos ahora en comparación con los planes de expansión acordados originalmente, abogando por una sola operación de terminal nueva. Es completamente inaceptable que un proyecto que ya lleva 5 años de retraso se reduzca ahora en su alcance”, dijo el directivo.

Chile

Como mencioné en mis comentarios de apertura, el proceso para que los extranjeros ingresen a Chile todavía es algo engorroso. En esencia, cualquier persona que quiera acceder a las instalaciones bajo techo en el país requiere el llamado Pase de Movilidad y para aquellos que se vacunaron fuera del país, esto significa que deben tener sus credenciales de vacunación certificadas en línea a más tardar 2 días antes del viaje.

El resultado de las estrictas medidas es que se espera que solo 1,2 millones de turistas extranjeros visiten el país este año, lo que representa aproximadamente una cuarta parte de los niveles previos a la pandemia”.

Argentina

Es uno de los países más caros de la región en términos de tasas, cargos e impuestos. Especialmente las tarifas de pasajeros internacionales son altas y subvencionan las nacionales. Para crear un mercado de la aviación verdaderamente competitivo, es necesario reducirlas”, señaló Cerdá.

Más información
IATA asegura que se reducirán las pérdidas

Brasil

“Es el mercado más grande de América Latina, y recientemente, el presidente Bolsonaro volvió a vetar una propuesta del Congreso que habría obligado a las aerolíneas a incluir al menos una maleta registrada en todas las tarifas nacionales e internacionales vendidas en Brasil. Esto habría restringido la libertad comercial de las aerolíneas y obligado a los clientes a pagar por algo que no todo el mundo necesita hacer uso”, dijo Cerdá. Y prosiguió: “Instamos al Congreso Nacional a mantener el veto presidencial, ya que la ley propuesta también habría hecho que el mercado fuera muy poco competitivo en un momento en que el tráfico se está recuperando y las aerolíneas de bajo costo planean ingresar al mercado o expandir su huella existente”.

“También son muy preocupantes las acciones del Ayuntamiento de Guarulhos –sede del mayor aeropuerto internacional del país– aprobó una ley para el cobro de un ‘impuesto ambiental’ por cada movimiento de aeronaves en el aeropuerto y utilizar los fondos para el mantenimiento de los servicios de recolección de basura. Si bien sus intenciones pueden ser ‘nobles’, esto contraviene la ley federal brasileña que regula los aeropuertos en Brasil”, dijo el ejecutivo de IATA.

“Además, nuevamente debemos señalar el precio inflado del combustible para aviones en el país, que es un tema que debe abordarse con urgencia, incluida la aplicación del IVA estatal para el combustible para vuelos nacionales, ya que en algunas provincias puede ser tan alto como 17%”, concluyó el vicepresidente para Las Américas.

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa