PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA

Bariloche proyecta su Plan Estratégico de Turismo

Bariloche ya había comenzado a desarrollarlo a largo plazo en 2016, con participación de la Provincia, las cámaras del sector y la Universidad de Río Negro.

¿Quién no vio sus planes alterados por la pandemia de Covid-19? 2020 trajo bajo el brazo la necesidad de adaptar toda planificación de largo plazo y enfrentar desafíos nuevos. Sin embargo, pese a que los embates de la pandemia fueron especialmente crueles con las ciudades turísticas, San Carlos de Bariloche reservó energías para aún en emergencia sanitaria seguir trabajando en un elemento vital para su economía: el Plan Estratégico de Turismo.

Lo primero a tener en cuenta es que Bariloche es el tercer destino turístico del país. Lo segundo es que, en la ciudad cordillerana, el turismo es el mayor generador de empleo directo e indirecto, y por eso un mayor número de turistas, el aumento de sus estadías medias y del gasto promedio de cada uno se traduce directamente en más trabajo para una gran porción de los barilochenses. Ahora se sumará el desafío de reconstruir la economía turística tras el período más difícil que le tocó vivir.

Un Plan de Turismo con vistas a 2025

El actual intendente, Gustavo Gennuso, tomó el tema de la planificación estratégica del desarrollo turístico desde su primera campaña y, al poco tiempo de asumir en diciembre de 2015, comenzó a trabajar en el Plan Estratégico de Turismo en 2016, con vistas a llegar a 2025 con una visión de desarrollo sustentable y sostenible. El fin último: proponer acciones fundamentadas técnicamente para poder implementarlas en el mediano y largo plazo, que tengan un impacto positivo más allá de su gestión.

Para eso se conformó una Comisión que incluyó distintos sectores de incidencia en el desarrollo turístico de la ciudad y la región: el Emprotur, el Ministerio de Turismo de Río Negro, la Cámara de Turismo Zona Andina y la Cámara de Comercio e Industria de Bariloche, con la coordinación de la Secretaría de Turismo del Municipio.

Bariloche Plan Turismo 2 .jpg
A fines de 2016 ya se habían presentado los primeros avances del Plan de Bariloche al Ministerio de Turismo de la Nación, en ese momento conducido por Gustavo Santos.

A fines de 2016 ya se habían presentado los primeros avances del Plan de Bariloche al Ministerio de Turismo de la Nación, en ese momento conducido por Gustavo Santos.

El objetivo general trasciende la promoción turística: el fin es dar un marco de planificación, pero también concretamente operativo para el desarrollo turístico estratégico, tomando al turismo desde una visión unificada e integral desde lo social, lo económico, lo ambiental y muchas otras aristas a tener en cuenta, como la infraestructura, la sustentabilidad, la calidad de servicios y la identidad cultural del destino.

A su vez, el Plan Estratégico de Turismo busca guiar la acción hacia objetivos muy concretos: mejorar la tasa de ocupación hotelera por estratos y zonas; desestacionalizar la demanda; diversificar la oferta de servicios y adecuarlos a los distintos segmentos de mercado; mejorar la calidad de los servicios brindados con relaciones calidad-precio competitivas; explotar nuevos nichos; conseguir una mayor integración regional y con países vecinos; y también convertir a Bariloche en nodo central del turismo en la Patagonia.

¿Por dónde empezar?

La primera etapa fue la de Diagnóstico, desplegando un trabajo fundamentalmente multidisciplinario que se valió de datos surgidos de encuestas de mediciones nacionales e internacionales y datos preexistentes de informes, estadísticas y estudios públicos y privados. En esa fase, además, se confeccionó una encuesta que involucró a una buena cantidad de referentes del sector turístico: operadores, guías, empresarios, hoteleros, comerciantes, periodistas, gestores, entre otros, con la meta de analizar también la propia concepción que tiene la industria turística barilochense sobre sí misma. El informe preliminar arrojó datos reveladores y concretos sobre la actividad durante los últimos años, con indicadores de mediano y largo plazo.

En la etapa siguiente, esos primeros relevamientos y análisis se presentaron ante diversos actores vinculados de distintas maneras a la actividad turística, como el Consejo de Planeamiento Estratégico, el Concejo Municipal, legisladores provinciales, Parques Nacionales, Patrimonio Histórico, la CAME, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG), gremios y la Universidad Nacional de Río Negro, que en 2017 se incorporó formalmente como asesora técnica del Plan a través del Centro Interdisciplinario de Estudios sobre Territorio, Economía y Sociedad (Cietes).

A fines de 2016, Gustavo Gennuso ya había presentado los primeros avances del Plan al Ministerio de Turismo de la Nación, en ese momento conducido por el ministro Gustavo Santos, que comprometió financiamiento nacional para seguir desarrollándolo.

Una Bariloche más sustentable en todos los aspectos

En la etapa de trabajo guiada por el equipo técnico de la UNRN y la Secretaría de Turismo municipal, se incorporaron distintos saberes al análisis: marketing turístico, economía y cadenas de valor, infraestructura y financiamiento, patrimonio histórico y cultural, entre otros. Así, comenzaron a delinearse las primeras metas concretas, sustentadas en indicadores y encuestas, para marcar el camino de segmentos a los que apuntar, productos que desarrollar, infraestructura necesaria a construir, espacios urbanos a revalorizar. Los resultados de esa etapa se presentaron a mediados de 2018, en un exhaustivo informe de casi 350 páginas que puede encontrarse online, y que resulta en una enriquecedora lectura para cualquier estudioso de las estrategias de desarrollo turístico en un caso tan interesante como el de Bariloche.

Los desafíos que se presentan de ahora en más a partir de este diagnóstico tienen que ver con uno de los objetivos de fondo de la gestión de Gennuso en Bariloche, que es lograr una ciudad más sustentable desde todos los aspectos. Por eso, los primeros resultados del Plan Estratégico dedican un espacio importante a cuestiones como la conservación ambiental, el transporte público, la conectividad vial y de telecomunicaciones, la llegada de servicios esenciales a nuevas zonas, la provisión de energía y otros aspectos, en los que el Municipio se encuentra avanzando en la actualidad.

Embed

Un Plan que sigue su curso en 2021

Con la llegada de la pandemia, hubo un freno obligado en las fases posteriores del cronograma de trabajo, ya que los equipos técnicos estuvieron volcados en 2020 al programa Reactivando Bariloche y la planificación que demandó -y aún demanda- la continuidad de la actividad productiva en un contexto de emergencia sanitaria. Así y todo, con las distintas reactivaciones en marcha, el trabajo en el Plan Estratégico de Turismo ya se ha retomado, e incluso a pesar del ASPO que se extendió durante gran parte del año pasado el Municipio avanzó mucho en obras de infraestructura pública -gas natural, saneamiento, energía, tratamiento de residuos-, comenzando a dar resolución concreta a algunas de las cuestiones detectadas en las primeras etapas de análisis.

Temas relacionados

notas de tapa