INFORME ESPECIAL

Viajes de negocios: por la senda de la recuperación

Los viajes de negocios internacionales están despegando. ¿Qué cambios hay en la demanda? ¿Cuáles son las nuevas tendencias? ¿Para cuándo la recuperación total?

“A pesar de los nuevos desafíos, la recuperación de los viajes de negocios está afianzada”, sentencia la última Encuesta de Recuperación de Viajes de Corporativos elaborada de la Asociación Global de Viajes de Negocios (GBTA, por sus siglas en inglés). Entre otros hallazgos, el estudio señala que se están renovando las políticas de viajes corporativos y que, mayoritariamente, los empleados están dispuestos a volver a volar por razones de trabajo.

La Asociación ha venido encuestando regularmente a compradores y proveedores del segmento desde el comienzo de la pandemia. Y hoy el pulso del mercado muestra que la industria navega y cambia en el camino hacia la recuperación.

“Estamos viendo ganancias significativas en el retorno de los viajes de negocios, especialmente durante el último mes. Los datos globales de GBTA muestran que más empresas están permitiendo viajes nacionales de empleados y ahora también internacionales. Los niveles de reservas y de gastos continúan en ascenso. Esto ocurre incluso cuando la industria enfrenta desafíos más allá del Covid-19, incluido el incremento de los precios del combustible, la inflación, la interrupción de la cadena de suministro y la guerra en Ucrania”, sostuvo Suzanne Neufang, directora ejecutiva de GBTA.

Viajes de negocios; puntos de vista

La consultora alemana Bernstein también aporta una mirada optimista sobre la cuestión, especialmente en lo que hace a los viajes corporativos de corta distancia, afirmado que “seguirán adelante cada vez más”. Y no es poca cosa: en 2019 nueve de cada 10 travesías de ese tipo fueron en Estados Unidos de corte doméstico; y en la Unión Europea representaron, en 2018, dos tercios del movimiento corporativo total.

Pero atento al contexto global, se están ajustando los gastos previstos para viajes corporativos. Según el banco Morgan Stanley, los presupuestos en 2022 estarán un 31% por debajo de los niveles registrados en 2019.

Scott Davies, CEO del Institute of Travel Management del Reino Unido, expresó que los presupuestos generales de viajes, que antes solían establecerse anualmente en función de amplios objetivos comerciales, ahora están siendo considerados caso por caso. “Muchos viajes marginales no superarán el obstáculo, sostuvo, especialmente en aquellas empresas que se toman en serio la reducción de sus huellas de carbono, que aumentan con cada milla aérea”.

De una u otra manera, es cierto que algunos tipos de viajes ya han regresado con fuerza o lo están por hacer. Tal es el caso de ciertas funciones esenciales, como las relacionadas con la administración o manutención de pozos de petróleo y grandes fábricas situadas lejos de las oficinas centrales. Actividades imposibles de hacer por Internet.

Un artículo publicado por The Economist apunta que el renacer de los viajes corporativos constituye un gran alivio para las líneas aéreas, para las cuales esta clase de tráfico representaba el 30% de sus ingresos y una proporción mayor en sus ganancias, así como también para las grandes cadenas hoteleras mundiales, que obtuvieron dos tercios de sus ventas de los huéspedes corporativos.

Atención: Ed Bastian, CEO de Delta Air Lines, resaltó al diario Financial Times que el aumento en el barril de petróleo a causa de la invasión rusa a Ucrania impactará sin dudas en los precios de los boletos en las rutas domésticas e internacionales.

Nuevas tendencias que marcan los mercados

El impasse que marcó la pandemia trajo muchos cambios a la industria de viajes en general, impacto que no exceptúa al segmento corporativo.

Con muchas aeronaves en tierra a causa de la baja demanda, muchas aerolíneas han aprovechado el momento para reconfigurar cabinas. Un ejemplo es Singapore Airlines, que está presentando nuevas clases Business y Economy para sus Boeing B-737-8, en el primer caso con innovadores asientos cama.

Finnair presentó grandes cambios para sus Airbus A330 y A350 de larga distancia, que están siendo equipados con flamantes clases Business y Premium Economy, y mejoras para Economy Class; en tanto que Qantas Airways modernizó su flota de Airbus A380 instalando asientos más cómodos para pasajeros de Business.

Finnair.jpg
Finnair aprovechó el impasse del Covid-19 para mejorar su Business Class.

Finnair aprovechó el impasse del Covid-19 para mejorar su Business Class.

Por otra parte, la consultora europea Wingx reporta un dato significativo: enero de 2022 fue el mes más activo de la historia para el tráfico de vuelos corporativos privados, superior en un 15% al mismo período de 2019. En esa misma línea, una encuesta de Morgan Stanley reflejó que para el 11% de los participantes sus empresas serán más liberales para el uso de jet en 2022 de lo que eran en 2021.

Otra tendencia relevante tiene que ver con la popularización del concepto “bleisure”. Ahora, son varias las empresas que para los viajes de larga distancia prefieren enviar a sus trabajadores menos veces, pero con estadías más prolongadas. Serán cada vez menos los viajes al otro extremo del mundo para asistir a una reunión y regresar de inmediato, y más aquellos más extendidos que combinen trabajo con tiempo de relax.

Un estudio de Morgan Stanley resalta que las cadenas hoteleras estadunidenses indican un aumento de estadías corporativas de jueves a domingos, clara demostración de una combinación de viajes de trabajo con ocio.

Además, se han registrado grandes avances en lo que hace a tecnología sin contacto y a los procesos de check-in para vuelos y hoteles, al tiempo que se reducen las gestiones burocráticas sobre testeos de salud. En muchos aeropuertos, los sistemas de reconocimiento facial también facilitan el embarque a los pasajeros.

La recuperación bajo la lupa

Volviendo a GBTA, estos son los resultados de la encuesta de recuperación de viajes de negocios de abril pasado, en la cual participaron 520 protagonistas del segmento:

-Aumentos de doble dígito en emisivo. Las empresas informaron que en marzo de 2022 los viajes internacionales dieron un salto del 74%, 26 puntos porcentuales más que en febrero. Los viajes domésticos no esenciales en Estados Unidos, en tanto, alcanzaron un 86% (73% en febrero).

-Menos cancelaciones, más viajes. En la última encuesta solo el 45% de las empresas dijeron haber cancelado o suspendido la mayoría o todos los viajes de negocios internacionales, 27 puntos menos que el 71% registrado en febrero. Además, solo uno de cada cinco encuestados (20%) canceló o suspendió la mayoría o todos los viajes de negocios nacionales, en comparación con el 33% en febrero. Además, el 75% de ese grupo reanudará los locales y el 52% los globales en uno a tres meses.

MICE.jpg
Muchas reuniones de negocios se realizan siguiendo normas de bioseguridad.

Muchas reuniones de negocios se realizan siguiendo normas de bioseguridad.

-Suben las reservas. La mayoría (88%) de los proveedores y empresas de gestión de viajes (TMC) reportaron que sus reservas aumentaron respecto al mes anterior. Este porcentual resulta muy significativo, pues en febrero era de tan sólo el 45%. En promedio, los compradores dicen que las reservas de viajes de su empresa se encuentran actualmente en un 56% por debajo del nivel previo a la pandemia, pero 22 puntos más que en febrero.

-Previsiones de recuperación del gasto. En comparación con 2019, en promedio, los encuestados esperan que su empresa vuelva al 59% de su gasto anterior a la pandemia para fines de 2022 y alcance el 79% para fines de 2023.

-De vuelta a la oficina. Cuatro de cada diez (41%) encuestados dijeron que el regreso a la oficina se correlaciona directamente con el retorno a los viajes de negocios. Más de la mitad explicaron que su empresa implementó una política permanente de regreso. Una cuarta parte (23%) informó que sus empleados estarán a tiempo completo en la oficina, y más de la mitad (52%) de los trabajos serán híbridos (algunos días en la oficina y otros en el hogar). A más de dos años de la pandemia, el 26% reportó que sus empresas aún no adoptaron una política de permanencia física, en tanto que uno de cada diez /12%) dijeron que le darán a sus trabajadores la opción de regresar o no a la oficina.

-Dispuestos a viajar. Nueve de cada diez (94%) compradores y profesionales de adquisiciones de GBTA sienten que sus empleados están “dispuestos” o “muy dispuestos” a viajar por negocios en el entorno actual. En febrero pasado este porcentaje era del 82%. Lo significativo es que en ningún lugar del mundo las empresas dijeron que sus empleados no estarían dispuestos a viajar bajo el actual entorno.

Los tiempos cambian

-Las políticas cambian con los tiempos. La pandemia forzó a muchas compañías a modificar sus normas de viajes corporativos. En este contexto, una gran mayoría de travel managers (80%) reportaron cambios en tal sentido, incluyendo la realización de menos viajes en general (39%) y de menos viajes, pero con objetivos más precisos en cada travesía (37%). Para un 24% aumentaron los requisitos para la aprobación de viajes, mientras que para un 23% existe una reevaluación de tales normas (consideraciones de seguridad, tipos de transporte y estadías sostenibles en hoteles, entre otros conceptos).

-El impacto de la inflación. Muchas empresas han tenido que aumentar sus presupuestos de viajes debido al impacto inflacionario. Cuarenta y uno por ciento de ellas indicaron a GBTA que tuvieron que incrementar los gastos para viajes aéreos, 34% para estadías en hoteles, 33% para el alquiler de autos y 26% para viajes en taxis y otros medios de transporte.

-Recuperar el hábito de viajar. A medida que los trabajadores regresan a los viajes de negocios, algunos se han enfrentado a obstáculos al volver al aire y a la carretera. Las partes interesadas de GBTA informan que muchos colegas han experimentado confusión sobre las restricciones de viaje y la documentación necesaria (63%), que están más ansiosos o estresados por los viajes de negocios (45%) o que han tenido desafíos al transitar por los aeropuertos y enfrentar las nuevas normas de seguridad (36%).

-Máscaras en los aviones, ¿quién debe decidir? El sentimiento global en torno a los mandatos de mascarillas en los aviones comerciales varía. Dos de cada cinco partes interesadas de GBTA (41%) dice que los gobiernos deberían exigir a los pasajeros que usen máscaras en los aviones, mientras que un tercio (32%) cree que cada aerolínea debería decidir por sí misma si los pasajeros deben usar máscaras. Uno de cada cinco (20 %) siente que los gobiernos deberían prohibir los mandatos de máscaras (es decir, permitir que los pasajeros vuelen en cualquier aerolínea sin ellas).

Covid-19.jpg
La obligatoriedad de volar con mascarillas es cuestión de debate entre los especialistas en viajes de negocios.

La obligatoriedad de volar con mascarillas es cuestión de debate entre los especialistas en viajes de negocios.

El desafío de la sostenibilidad

Otra incógnita en el mediano plazo será el impacto de los criterios de sostenibilidad en el segmento corporativo. Los travel managers reconocen que afectará la programación. Las repercusiones más citadas son: menos salidas por empleado en general (54%), viajes de negocios polivalentes más largos (43%) y más opciones de trenes y alternativas multimodales (34%). Sin embargo, la mayoría no espera que su compañía restrinja la frecuencia de los vuelos en clase ejecutiva.

Tal es la importancia de esta instancia, que GBTA realizó un extenso estudio de investigación en colaboración con la consultora Grayling. Denominado "El estado de la sostenibilidad en el sector global de viajes de negocios" y dado a conocer en abril pasado, revela que el camino para lograr viajes corporativos más sostenibles requiere de estándares armónicos, cambios en la cultura corporativa y un seguimiento más sencillo de datos, situaciones que necesitan de la colaboración de distintos sectores.

“Ya no existe el debate sobre si debemos participar en acciones sostenibles para los viajes de negocios, sino cómo convertimos la ambición en acción. Invertir en soluciones sostenibles debe ser parte de nuestro plan de juego para asegurarnos de que hoy podamos conectar a las personas y viajar por negocios mañana. Esto solo es posible si nuestra industria une fuerzas, a lo largo de toda nuestra cadena de valor y con la participación de las partes interesadas externas, incluidos los gobiernos, para adoptar objetivos ambiciosos, impulsar inversiones ecológicas y acelerar la adopción de tecnologías limpias”, dijo Delphine Millot, vicepresidenta senior de Sustentabilidad de GBTA, quien se unió a la entidad en enero pasado para encabezar el Programa de Sostenibilidad.

El estudio comparativo de GBTA, de 21 páginas, proporciona datos detallados y comentarios de compradores y proveedores de viajes de negocios globales, así como de legisladores externos, grupos de expertos y ONG (organizaciones no gubernamentales) que revelan las principales prioridades y oportunidades del caso a medida que los viajes de negocios aceleran su tránsito hacia un futuro más sostenible.

Los seguros, cada vez más importantes

Adriano Muñiz, gerente comercial de Latin Assistance, sostiene que, atento a que las restricciones de movilidad por Covid-19 son cada vez menores, los viajes corporativos están experimentando cambios notorios. “Se volvieron responsables, sostenibles y seguros; y esto es algo que las empresas deben contemplar a la hora de organizar viajes con sus colaboradores”, dijo.

Además, el ejecutivo recordó la importancia de contratar un seguro de viajes con cobertura para el Covid-19, asistencia que más de 40 países exigen como condición obligatoria para ingresar. Entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba y Paraguay.

“La contratación de un seguro de viaje de negocios es una inversión y no un gasto para las empresas, como muchas personas creen. Este tipo de pólizas protegen ante posibles impactos económicos y garantizan la cobertura de emergencias a los colaboradores, dándoles tranquilidad a la hora de viajar. Es mejor tener un seguro de viajes y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”, sostuvo Muñiz.

¿Qué cosas son indispensables a la hora de contratar un seguro para viajes de negocios? Según el ejecutivo, objetos tecnológicos, pérdida de equipaje, demora en la entrega del equipaje, traslados y gastos de hotel para la familia por hospitalización, Responsabilidad Civil y seguro por invalidez total y permanente.

  • Los viajes corporativos en números
    1,23
    mil billones de dólares es el impacto anual que representan los viajes internacionales de negocios
    74
    por ciento fue el crecimiento registrado por este tipo de viajes en marzo de 2022
    61
    por ciento fue la abrupta caída que tuvo este segmento en el peor año de la pandemia (2020)
    88
    por ciento de los proveedores y empresas de gestión de viajes (TMC) reportaron que sus reservas están en aumento
    100
    millones de dólares fue el gasto anual (2020) de Amazon en viajes aéreos, la empresa que encabeza el ranking de Estados Unidos en la materia
    2024
    Es el año en el cual GBTA prevé una recuperación plena de los viajes corporativos
    520
    ejecutivos del sector fueron entrevistados para la Encuesta de Recuperación de Viajes de Corporativos de GBTA
    Fuentes: Statista y GBTA
US Corporate Travel Recovery Accelerates | NEXT Travel Stream

Temas relacionados

Dejá tu comentario

notas de tapa