Crisis

Los profesionales del turismo tienen la palabra

En esta sección, los actores del sector turismo tienen su espacio para enumerar las desventuras comerciales que están padeciendo.

Con la llegada de un nuevo año la crisis del turismo se agudiza, y las desventuras comerciales son recurrentes en la cotidianidad de los profesionales del sector. En esta sección, los actores del trade tienen la palabra para enumerar las desventuras comerciales que están viviendo con los clientes, así como las principales complicaciones en la operatoria.

Tiene la palabra: Lilia Abregu, guía de Turismo Nacional

“Los guías de turismo estamos en una situación económica desesperante producto de la pandemia y la desidia del gobierno local y nacional.

El cierre de fronteras ocurrido el 15 de marzo de 2020 nos dejó sin la posibilidad de tener ingresos económicos, y hasta la fecha continuamos en esa situación.

Los guías de turismo somos monotributistas independientes, y cada vez que una agencia de viajes nos contrata, facturamos; sumado que nuestro mayor ingreso es con los servicios prestados a los turistas extranjeros.

Asimismo, algunos colegas trabajan de manera didáctica, por lo que al estar un año sin clases presenciales tampoco pudieron generar ingresos; mientras que otros trabajan con los jubilados, quienes son grupo de alto riesgo, y por lo tanto también llevan casi un año sin ser contratados por las agencias.

A su vez, no fuimos beneficiados con el programa de ATP, ya que no somos empleados de las agencias; así como el plan del Ministerio de Turismo denominado Aptur fue un subsidio que duró solo dos meses y que se otorgó a cualquier prestador turístico. Se trató de una suerte de licitación que incluía a cabañas, hoteles y transporte turístico, por lo cual muchos guías quedaron fueran de esta ayuda.

Los guías de turismo seguimos pagando el Monotributo, si no perdemos la obra social, así como también el gas, la luz, los impuestos, el alquiler y las expensas.

En la Ciudad de Buenos Aires, el Ente, por caso, solamente nos dio un bolsón alimentario de nueve productos, que obviamente no cubría las necesidades alimentarias. En casi un año no tuvimos un plan de ayuda, ni ayuda hacia el turismo.

Por otra parte, el gobierno nacional sacó el crédito para los monotributistas a tasa cero, al cual accedí y debería comenzar a pagar en diciembre a pesar de seguir sin ingresos, ya que seguimos sin turismo.

Es cierto que el Ministerio de Turismo trabaja para reactivar la actividad, pero este incipiente movimiento local, mayormente familiar, no requiere de nuestros servicios.

Por ello, es que desde el 15 de marzo hasta el día de la fecha, los guías de turismo somos un sector ignorado, abandonado y humillado. La previsión de poder arrancar nuevamente a tener ingresos a través del turismo es, de al menos, dos años más."

notas de tapa