reactivación turística

¿Cómo será la apertura de fronteras para el turismo internacional?

Argentina abrirá las fronteras a países vecinos para el turismo. La medida responde, principalmente, a una necesidad gubernamental de generar divisas.

Mientras que las certezas respecto al turismo nacional escasean, la necesidad del Gobierno por generar divisas abunda. Por ello el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, confirmó que se abrirán de manera "inminente" las fronteras para incentivar el turismo internacional.

La medida se implementaría en los próximos días; y será solo por vía aérea, a través de Ezeiza, y vía marítima, a través del Puerto de Buenos Aires, con los países limítrofes para turismo de cara a la temporada de verano que comienza en diciembre.

En estos casos, los turistas provenientes de Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile tendrán como destino a la Ciudad de Buenos Aires –aunque se estima que en un futuro cercano esta decisión se flexibilice–, y no se les exigirá que hagan “cuarentena”.

A su vez, se filtró que su estadía no podrá superar los 10 días; y deberán presentar una declaración jurada y un test con resultado negativo para Covid-19 previo al embarque, el cual podría ser complementado con otro a su arribo.

“Hemos trabajado con el Ministerio de Salud para crear las condiciones para que esto pueda suceder. Consideramos que es una nueva etapa en la lucha contra la pandemia y creemos que representa un ingreso importante para nuestra economía”, declaró Matías Lammens, quien reconoció que están trabajando con el gobierno porteño para implementar una modalidad de “burbujas turísticas”.

Entre algunos de las interrogantes que se irán aclarando durante la semana de esta apertura para el turismo internacional, sobresale si la autorización para el ingreso será exclusivamente a ciudadanos o residentes de países limítrofes, o también a extranjeros de terceros países que arriben en vuelos provenientes de los mismos; mientras que sigue en consideración la habilitación del ingreso de micros desde el extranjero.

Asimismo, Matías Lammens declaró que los autos particulares no entrarán dentro de la ecuación de los regresos de los viajes internacionales; así como tampoco el resto de los países de la región como Perú, Ecuador y Colombia.

En otro orden, la apertura de las fronteras para el turismo internacional profundizaría el foco de conflicto con los actores del turismo nacional. Las presiones de los empresarios por normativas y protocolos homogéneos para que los argentinos puedan movilizarse por el país para hacer turismo durante el verano van en aumento.

Al respecto, desde el sector privado le reclaman al ministro Matías Lammens que hoy se encuentran ante un pasajero que quiere viajar en verano pero que no se anima a pagar, porque no sabe si el avión saldrá, y en caso de que sí lo haga, desconoce si podrá ingresar a la ciudad o si debe llevar una aplicación o hisopado previo; así como también tiene miedo de que desaparezcan los prestadores de servicio en destino.

notas de tapa