Viajes de egresados

Turismo estudiantil: se estiran los plazos y la incertidumbre

El turismo estudiantil no retornará en septiembre, y el sector estima que las reprogramaciones podrían comenzar a fin de año y extenderse hasta marzo de 2021.

Tras más de cinco meses de cuarentena, el panorama del turismo es desolador –CAME estimó pérdidas de casi $ 80 mil millones por los seis fines de semana largos perdidos por el coronavirus–, el futuro de cara al verano es incierto y turismo estudiantil está en una encrucijada.

Por caso y si bien hace varias semanas se barajó que los grupos de estudiantes podrían comenzar a viajar en septiembre, el pico de los contagios de coronavirus derrumbó ese análisis, y tanto las autoridades nacionales como los dirigentes referentes del sector estiman que las reprogramaciones podrían comenzar a fin de año.

En efecto, trascendió que el núcleo duro de los viajes de egresados a Bariloche pasaría para febrero y marzo de 2021, y compartiría temporada con los turistas vacacionales.

“Sí, septiembre lo tenemos que suspender. Seguimos trabajando en la misma línea, esperando que comiencen las clases presenciales para volver a viajar apenas se pueda. De parte de las agencias, nosotros queremos hacer los viajes, pero la realidad es que hoy no están dadas las condiciones, no podemos llevarlos con seguridad, por eso seguimos esperando”, reconoció Adrián Manzotti, integrante de la comisión de Turismo Estudiantil de Faevyt.

Respecto a las solicitudes de cancelaciones en turismo estudiantil –se calcula que son más de 140 mil los estudiantes de todo el país que ya tienen el viaje pago–, desde Faevyy indicaron que por el momento no es un problema, y explicaron: “Los padres pagan el viaje de egresados de un año a otro y nosotros también pagamos de un año a otro los hoteles, transportes y demás servicios turísticos, y todo esto dificulta la devolución del dinero. Por eso proponemos la reprogramación de los viajes”.

Por su parte y tras la postergación de la idea de retomar las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, desde el Ministerio de Educación de la Nación aclararon que cuando se autoricen los viajes estudiantiles se harán de manera “escalonada”, aunque todavía no se tiene “certeza de cuándo será el mes” en el que se puedan llevar a cabo.

BARILOCHE: TURISMO ESTUDIANTIL EN PAUSA

Desde Bariloche explicaron que la condición indispensable acordada entre el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y las cámaras del sector es que primero vuelvan las clases presenciales y recién “a los 30 días” podrían comenzar a viajar los grupos de esas provincias.

“En abril el plan era recibir los primeros egresados en septiembre, pero ya está descartado. Sólo un par de provincias a modo de prueba están en tren de reanudar la actividad en estos días, con un cronograma incierto para el resto. Todo muy lejos de lo planeado”, comunicaron desde Bariloche, cuya preocupación reside en la posible pérdida de un turismo fiel que mueve alrededor de 100 mil personas.

“La preocupación es mucha y todo está condicionado a lo que ocurra con el virus y las medidas sanitarias”, sostuvo el presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche, Víctor Alfaro, quien indicó: “El límite que se fijaron los operadores para brindar los servicios pactados para 2020 vence en febrero y marzo de 2021. Los chicos y chicas que terminan este año el secundario habrán comenzado para esa fecha nuevos proyectos de trabajo o carreras universitarias que les impedirían viajar en grupo”.

A su vez y tras comentar que las empresas estudiantiles tenían vendidos a Bariloche para este año unos 95 mil viajes estudiantiles, solo de argentinos, a los que se agregan otros 25 mil de Chile y Uruguay, Alfaro detalló que estos últimos se reprogramarán para otros meses de 2021 sin mayor problema, “porque los chicos vienen a una edad menor, todavía están estudiando y pueden reprogramar”.

Cabe destacar que el 60% de los estudiantes que arriban a Bariloche provienen del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Para terminar, el presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche ratificó que obligar a una devolución masiva, en el caso del turismo estudiantil significaría la quiebra inmediata de las empresas. “La reprogramación es una oportunidad y la otra es el voucher que el pasajero podría utilizar, transferir o vender”, dijo el empresario en relación a un artículo de la ley para asistir al turismo que se trabajó en el Senado y pasó a Diputados.

VILLA CARLOS PAZ PIDE CERTEZAS

Desde Villa Carlos Paz el escenario no es dispar y la incertidumbre es la reinante, porque no saben si podrán albergar a los más de 80 mil estudiantes que llegan anualmente de agosto a diciembre, y cuyo impacto económico equivale al generado durante el verano.

“Si no se pone una fecha determinada, en septiembre colapsa la industria del turismo”, manifestó Eduardo Giordano, presidente de la Cámara de Turismo de Villa Carlos Paz, para aclarar: “No le estamos pidiendo al Gobierno que la reapertura de los servicios turísticos sea ya, sino una fecha posible”.

Asimismo, desde la Cámara de Turismo de Villa Carlos Paz puntualizaron que hay unas 20 mil familias que viven del turismo de forma directa o indirecta, y expresaron: “Lo que buscamos es defender la capacidad instalada, la infraestructura que tiene la ciudad para recibir turistas y tener una oferta atractiva”.

Postea en tu Facebook

notas de tapa