reactivación turística

Las dos caras de la temporada de verano en pandemia

La temporada de verano terminó con un 28,9% menos de tráfico turístico que en el mismo período de 2020. Empresarios con dudas y expectantes por la Semana Santa.

Con picos de turistas y ocupación sobre el final de enero y en el fin de semana de Carnaval, el balance de la temporada de verano fue de menor a mayor, y culminó con un saldo agridulce para los protagonistas del sector. La imposibilidad de viajar al exterior y la baja en la curva de contagios fueron claves para que el lamento de los empresarios no se haya incrementado.

Por caso, desde el orden público calificaron de “exitoso” al período estival; e informaron que de acuerdo a los datos recopilados de la app Certificado Verano, más de 12 millones de turistas se movilizaron por el país. Además, reconocen que se trató de una temporada “menos grave de lo que se preveía a principio de año”.

A su turno, desde la órbita privada recalcan que más del 50% de la oferta de servicios no abrió sus puertas; así como indicaron que hubo una merma cercana al 30% respecto al tráfico turístico interno de 2020.

Asimismo, los empresarios denunciaron que no se alcanzó el punto de equilibrio de los negocios, y menos aún, para afrontar las deudas acumuladas.

Hoy podemos decir que alcanzamos nuestros objetivos: más de 12 millones de personas eligieron viajar por la Argentina, generando un alto nivel de ocupación y un fuerte impacto en las economías regionales, logrando además una baja en la curva de contagios”, resumió Matías Lammens, ministro de Turismo.

Embed

¿Cómo fue la temporada de verano?

Tras indicar que los empresarios continúan esperanzados de tener una buena Semana Santa y con otra vara de medición, desde CAME calcularon que los turistas y excursionistas superaron los 22 millones; y enfatizaron que “durante la temporada de verano -contabilizan desde mediados de diciembre y hasta el 28 de febrero- se hicieron viajes más cortos, cercanos y tomó mucha relevancia el turismo rural”.

En consonancia, desde el Ministerio de Turismo sostuvieron que el 82% de las turistas viajaron en auto; así como explicaron que hubo una mayor incidencia de turistas jóvenes y una mayor orientación hacia actividades al aire libre. Además, indicaron que el alquiler de casas y cabañas, y de campings turísticos, relegó en parte a los hoteles tradicionales.

Al respecto, CAME reveló que la derrama económica por la temporada de verano superó los $ 201 mil millones y que la estadía promedio fue de 3,8 días (el año pasado fue de 4,2 días).

Para el organismo que conduce Matías Lammens los ingresos directos por los gastos turísticos están en esos parámetros, pero indicaron que la estadía promedio rondó los 5 días.

Embed

¿Cuáles fueron los destinos más elegidos?

El Partido de La Costa, Mar del Plata, Villa Gesell, Villa Carlos Paz, Pinamar, Bariloche, Monte Hermoso, Miramar, San Martín de los Andes, Córdoba, Salta, Necochea, Merlo y Gualeguaychú fueron, según la información oficial y privada, los lugares que disfrutaron de un mayor caudal turístico.

notas de tapa