Reorientación del negocio

Norwegian Air cambia su negocio y abandona las rutas largas

Norwegian Air confirma así, tácitamente, que no retomará los vuelos Londres/Buenos Aires. Se volverá una aerolínea regional europea.

“El Consejo de Administración de Norwegian Airha esbozado hoy una estructura empresarial simplificada y una red de rutas de corto recorrido dedicada. Con este plan, Norwegian Air puede construir una empresa sólida que atraerá inversores y seguirá sirviendo a clientes nuevos y existentes”, comentó Norwegian Air en un comunicado difundido hoy. El cambio sustancial de este nuevo business plan es que la low cost abandonará las rutas de largo recorrido, para desarrollar una red de destinos europea. “La compañía se basará en centrarse en su negocio principal en los países nórdicos, operando una red europea de corto recorrido con aviones de fuselaje estrecho. La aerolínea continuará satisfaciendo las necesidades de sus clientes ofreciendo tarifas competitivas en una amplia gama de rutas nacionales en Noruega a través de los países nórdicos y destinos europeos clave”, afirma el texto. Al respecto, el CEO de Norwegian Air, Jacob Schram, dijo: “Nuestra red de transporte de corta distancia siempre ha sido la columna vertebral de Norwegian y formará la base de un futuro modelo de negocio resistente”.

De este modo, Norwegian Air debería reducir su flota de aviones a solo 50, de fuselaje estrecho (a tal fin la empresa viene operando los Boeing B-737NG y MAX). Para 2022, el tamaño de la flota podría crecer hasta las 70 unidades. El achique y la nueva estructura representará ahorros que Norwegian Air podría destinar al pago de deudas. El rojo asciende a US$ 2.300 millones. Además, mediante una emisión de bonos, la firma espera recaudar otros US$ 400 a 500 millones para capitalizarse.

“Me complace presentar hoy un sólido plan de negocios que proporcionará un nuevo comienzo para la empresa. Al enfocar nuestra operación en una red de corto recorrido, nuestro objetivo es atraer inversores nuevos y existentes, servir a nuestros clientes y respaldar la infraestructura más amplia y la industria de viajes en Noruega y en los Países Nórdicos y Europa”, precisó Schram.

El plan presentado hace pocas horas, requiere la aprobación tanto de las autoridades judiciales donde se tramita la convocatoria, como de los propios acreedores.

Norwegian Air: el fin de un sueño

La noticia de reconvertirse en aerolínea regional y eliminar los vuelos de largo alcance, supone que concluirá la vinculación que Norwegian Air cubría entre Buenos Aires y Londres.

Norwegian Air desarrolló un vinculo singular con nuestro país. En enero de 2018, obtuvo la autorización para operar un total de 152 rutas, 72 domésticas y 80 internacionales. En ese momento, la promesa era una inversión US$ 4.300 millones en la Argentina y la creación de entre 3 mil y 4 mil puestos de trabajo. El plan original indicaba que, a diciembre de 2019, la empresa debía contar con una flota compuesta por entre seis y 10 aviones. Sin embargo, lo que realmente sucedió en diciembre pasado es que Norwegian concretó su salida del país vendiéndole su operación a JetSmart. Esa operación incluyó el traspaso de una flota de apenas tres aviones y no más de 200 empleados.

Temas relacionados

notas de tapa