NIEVE ARGENTINA

La variable Salud marcará el destino de la temporada de invierno

En este receso invernal, el factor determinante no será la nieve sino la flexibilización de la cuarentena y que el Gobierno -a instancias del Ministerio de Salud-, autorice la apertura de la actividad turística antes de agosto. Pablo Torres García, presidente de la Cámara Argentina de Esquí y Montaña, ponderó que están vistiendo a la montaña "en el caso de que podamos abrir", y alertó que la pandemia puso en juego alrededor de 70 mil puesto de trabajo del rubro.

A un mes de que comience el invierno, los centros de esquí de Argentina se preparan para tener una temporada, en el menos traumático de los casos, difícil; al tiempo que pese a advertir que trabajarán a pérdida, desean que el Gobierno autorice la apertura de la actividad turística para julio.

“La única certeza que tenemos es la incertidumbre”, indicó Pablo Torres García, presidente de la Cámara Argentina de Esquí y Montaña (CAEM), para agregar que “estamos realizando una pretemporada y seguimos vistiendo a la montaña con todos los protocolos necesarios en el caso de que podamos abrir. Estamos trabajando bajo dos ejes fundamentales: la salud y preservar los puestos de trabajo”.

Por tanto y tras admitir que la situación varía diariamente y que cada provincia tiene políticas diferentes respecto a la flexibilización de la cuarentena, el dirigente advirtió que la pandemia puso en jaque a más de 70 mil empleos, entre directos e indirectos; así como ratificó: “Tenemos 90 días para facturar el salario de 365, por ello estamos en permanente contacto con las autoridades de Turismo nacional y con las provincias para ir viendo el día a día y las posibilidades de contar con beneficios”.

En este aspecto, el titular de la CAEM reconoció que la asistencia estatal no llegó a la nómina de los centros de esquí, pero señaló que desde el MinTurDep se comprometieron a resolverlo. “También necesitamos solucionar la ayuda solidaria del IFE para los empleados temporarios, que representan el 75% de la plantilla de los complejos”, explicó, y celebró: “Entre las gestiones obtenidas logramos los permisos para que la gente pueda subir a la montaña con todos los resguardos de salud para poder realizar el plan de mantenimiento”.

ENTRANDO EN CALOR.

Consultado por el “día después”, Torres García lamentó que no contarán con el turista extranjero, y analizó: “No sabemos cuándo será la apertura turística, pero cuando comience será gradual y zonal. Ya habrá tiempo para ser creativos y pensar en la promoción”.

Asimismo, el dirigente manifestó que antes de iniciar con la comercialización del producto nieve es necesario contar con protocolos y certezas de qué se puede o no hacer en la “nueva normalidad”.

“Necesitamos pautas para la hotelería, agencias de viajes, escuelas de esquí, transporte, restaurantes, comerciantes, cajeros, medios de elevación y estacionamientos”, indicó, para concluir: “Cada procedimiento tiene su particularidad en cada centro de esquí. Por ello, con las provincias y los municipios conformamos un plan de salud, que será elevado a Nación para que se homologue un protocolo sanitario federal”.

Mirá la entrevista completa en el siguiente link:

Embed

Dejá tu comentario

notas de tapa