Estadísticas

IATA y una definición precisa: "De mal en peor"

La IATA reveló las cifras de enero que muestran un comportamiento inferior al de 2019, pero alarmantemente también por debajo de diciembre de 2020.

Según la IATA, la demanda de enero de 2021, se encuentra en un 72% por debajo de la de enero de 2019. IATA ha decidido que lo sucedido el año pasado es tan fuera de lo común, que todas las comparaciones y cifras resultarían imprecisas. Por eso ha decidido compara la performance del 2021 con la del 2019. En este contexto, ese primer -72% resulta esperable. La mala noticia es que la caída es superior a la que, en la comparación interanual, muestra diciembre de 2020, cuando el desplome alcanzó el 69,7%. Dicho de otro modo, en la comparación interanual, enero de 2021 muestra un desempeño peor que diciembre de 2020.

Mirando específicamente a la demanda internacional, mientras la caída de enero en comparación 2021 vs. 2019, es de -85,6%, en diciembre era de -85,3%.

“2021 está comenzando peor de lo que terminó 2020 y eso es decir mucho. Incluso a medida que los programas de vacunación se aceleran, las nuevas variantes de Covid están llevando a los gobiernos a aumentar las restricciones de viaje. La incertidumbre, sobre cuánto tiempo durarán estas restricciones también tiene un impacto en los viajes futuros. Las reservas anticipadas en febrero de este año para la temporada de viajes de verano del hemisferio norte estuvieron un 78% por debajo de los niveles de febrero de 2019”, dijo Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

En el mismo esquema de comparación, pero aplicado específicamente a las aerolíneas latinoamericanas, en enero 2021 el desplome fue del 78,5% (siempre con referencia a enero 2019), pero en diciembre de 2020, fue de 76,2%

“Decir que 2021 no ha tenido un buen comienzo es quedarse corto. Las perspectivas financieras para el año están empeorando a medida que los gobiernos endurecen las restricciones de viaje. Ahora esperamos que la industria gaste entre US$ 75 y US$ 95 mil millones en efectivo este año, en lugar de volverse positivo en el cuarto trimestre, como se pensaba anteriormente. Esto no es algo que la industria pueda soportar sin medidas de ayuda adicionales por parte de los gobiernos”, dijo De Juniac.

“El aumento de la capacidad de prueba y la distribución de vacunas son claves para que los gobiernos desbloqueen la actividad económica, incluidos los viajes. Es fundamental que los gobiernos creen y compartan sus planes de reinicio junto con los puntos de referencia que los guiarán. Esto permitirá que la industria esté preparada para dinamizar la recuperación sin demoras innecesarias”, agregó el ejecutivo.

notas de tapa