proyecto de ley

Faevyt le pide al Senado que proteja el rol de intermediación de las agencias

Faevyt le planteó al Senado los inconvenientes para las agencias de viajes en caso de que el proyecto se apruebe sin modificaciones.

En una carta enviada a los senadores nacionales que trabajan en el proyecto oficialista de ley “Sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística nacional”, Faevyt pidió al Senado que se proteja el rol de intermediación de las agencias de viajes.

En la misiva detallaron los inconvenientes para las agencias de viajes –principal canal de comercialización del turismo– en caso de que el proyecto se apruebe sin modificaciones; al tiempo que puntualizaron: “El proyecto del Senado no contempla un aspecto central de la actuación del agente de viajes: la situación de quienes diligentemente giraron los importes pagados por los turistas usuarios que requirieron servicios a los prestadores y que estos no reembolsan frente a la cancelación de los viajes”.

Asimismo, desde Faevyt señalaron que “las agencias de viajes no pueden reembolsar a los consumidores aquello que no les es devuelto”; y recalcaron: “Los importes abonados por los agentes de viajes a los prestadores están en poder de estos, por lo que resultará fácticamente imposible tal reembolso en la medida que los prestadores no lo hagan”.

En este orden, desde Faevyt describieron la situación que dificultaría la aplicación de la ley de Apoyo al Turismo planteada en el Senado y comunicaron: “Gran parte de los prestadores y operadores nacionales y del exterior no han reembolsado las sumas giradas correspondientes a los servicios reservados. Los primeros, en virtud de la imposibilidad financiera de hacerlo y, los segundos, amparados en sus propias normativas locales que incentivaron –en lugar de la devolución– a la utilización del sistema de bono de servicios (denominado también voucher), para así dar sustentabilidad al sector de las agencias de viajes y turismo y evitar la quiebra masiva de éstas, sin desconocer el derecho de los usuarios”.

A TENER EN CUENTA.

Las consideraciones que atiende el proyecto de Diputados y que Faevyt le plantea al Senado, resolverían el tema de las cancelaciones y devoluciones que tenían en vilo a gran parte del sector.

Por caso, insta a que se aclare que todos los prestadores turísticos que tengan como actividad principal algunas de las incluidas en el Anexo I de la Ley N° 25.997 y que se hayan visto afectados o impedidos de prestar los servicios contratados con motivo de la pandemia por el coronavirus, puedan ofrecer alternativamente a los usuarios las siguientes opciones:

  • La reprogramación de los servicios contratados, respetando la estacionalidad, la calidad y los valores convenidos, dentro de un período de 18 meses posteriores al levantamiento de las medidas restrictivas de circulación adoptadas por el Poder Ejecutivo.
  • La entrega de vouchers de servicios para ser utilizados hasta 18 meses posteriores al cese de las medidas de restricción, los cuales podrán serán transferibles a terceros y deberán brindar el acceso –sin penalidades– a equivalentes servicios contratados u otros que pudiera aceptar el cliente.
  • El reintegro del monto abonado por los servicios contratados mediante el pago de tres cuotas iguales, mensuales y consecutivas con vencimiento la primera de ellas dentro de los 21 días hábiles de recibida la solicitud de reembolso.

No obstante, la “buena nueva” reside en el artículo 12, que asevera que “para el caso de que el agente de viajes hubiera girado al prestador de los servicios turísticos lo abonado por el consumidor y éste reclame su reintegro, su obligación se limitará a gestionar con el prestador el reintegro del monto de los servicios contratados por el consumidor”; al tiempo que agrega que “en este supuesto el agente de viajes tendrá derecho a percibir una suma a convenir con el usuario, la que no podrá exceder del cinco por ciento (5%) del monto efectivamente reembolsado”.

Postea en tu Facebook

notas de tapa