Consecuencia de la pandemia

Czech Airlines entra en convocatoria de acreedores

Una de las aerolíneas más antiguas del mundo, Czech Airlines, entró en reorganización judicial en un tribunal de Praga.

A través de un comunicado, Czech Airlines (CSA) explicó que presentó hoy una solicitud de reorganización “de acuerdo con la Ley de Insolvencia en el Tribunal Municipal de Praga. La solicitud de reorganización se presentó debido a la terminación de la moratoria extraordinaria y luego de agotar todas las posibles soluciones para resolver la desafiante situación financiera provocada por la crisis global de la aviación por la pandemia del Covid-19. El objetivo del proceso de reorganización es salvar la empresa y seleccionar la mejor solución posible para los acreedores”. En el comunicado, la transportadora asegura que “antes de Covid-19, CSA era una empresa rentable. Como consecuencia de la pandemia y las restricciones extraordinarias de viaje relacionadas implementadas por los gobiernos a nivel mundial, la reputación de pago de CSA se vio seriamente desafiada”. Y el texto continúa: “CSA no recibió ningún apoyo financiero del gobierno a diferencia de sus competidores directos que recibieron dicho apoyo de sus respectivos gobiernos de conformidad con la recomendación de la CE y, por lo tanto, la aerolínea se enfrenta a una competencia desigual y desleal. El estado checo se negó a participar en el rescate de CSA siendo la quinta aerolínea más antigua del mundo, esto a pesar de que los accionistas declararon su disposición para el apoyo financiero a CSA”.

El comunicado explica que “la empresa matriz Smartwings está abordando la situación actual bajo el régimen de moratoria regular con el apoyo de sus acreedores. La operación de ambas compañías continúa ininterrumpidamente y CSA y Smartwings operan todos los vuelos según lo programado, así como ambas aerolíneas reanudan la operación en otras rutas sujetas a la situación epidemiológica y las restricciones de viaje impuestas por los países relevantes”.

CSA alcanzó pérdidas, debido al Covid-19, por US$ 72,3 millones y una caída de ingresos superior al 20%.

notas de tapa