PANORAMA

Contadora, auge y caída de un lugar idílico

A tan sólo 80 km. de la costa panameña, en el archipiélago Las Perlas, un resort atrajo a ricos y famosos hasta que cayó en desgracia: el Hotel Contadora.

En los años 80 del siglo pasado, las playas de Isla Contadora estaban entre las favoritas de los grandes personajes del jet set internacional. Un sitio idílico, dominado por playas de suaves arenas, tibias aguas de color turquesa y un clima de eterna primavera. El destino perfecto.

Si bien hoy esos atributos naturales permanecen intactos, la fama y el glamour ganados en el ayer se extinguió por completo. Como mudo testigo de aquellos años dorados permanece la derruida estructura del hotel que motorizó el estelar auge de la isla, el Contadora, que supo tener más de 350 habitaciones, casino y los servicios propios de un 5 estrellas. Todo a orillas del mar.

Además del lujo, el imán para atraer a ricos y famosos pasaba por la privacidad de este refugio. Solo se podía llegar en avión privado o en yate. Allí se alojaron el sha de Irán, Mohammad Reza Pahleví, Sofía Loren, Elizabeth Taylor, Christian Dior y John Wayne, por citar algunos nombres. Sin olvidar a la familia Kennedy, habitué del resort.

Pero la intimidad era necesaria, pero no excluyente. A esos huéspedes había que saber como tratarlos. En los años 90, nuevas manos y malas administraciones llevaron al desmantelamiento del casino y al posterior abandono del lugar. Las deudas se acumularon y, con un rojo al fisco superior a los US$ 13 millones, a mediados de enero de 2009 el Contadora cerró definitivamente sus puertas.

Se dice que llegó a estar en manos de carteles colombianos de la droga, que lo utilizaban para lavar dinero.

Contadora: del ayer al hoy

Según cuenta la historia, el descubrimiento turístico de la isla aconteció en 1960, cuando el magnate panameño Gabriel Lewis Galindo ancló sobre la costa su yate averiado para esperar ayuda. Impactado por la exuberancia del lugar, pensó el desarrollar el turismo y casi de inmediato negoció con el gobierno la compra de 110 ha.

shutterstock_1598149462.jpg
Los derruidos muros del Hotel Contadora atesoran numerosos secretos del jet-set internacional.

Los derruidos muros del Hotel Contadora atesoran numerosos secretos del jet-set internacional.

Años después construyó el famoso resort y también una mansión que llevaría a otras familias tradicionales del país a seguir sus pasos. En 1977, ese palacio sería escenario de los “Acuerdos de Paz de Contadora”, rubricados por Omar Torrijos, presidente de Panamá, y Jimmy Carter, su par estadounidense. Por entonces Lewis Galindo era embajador de su país en la Unión americana.

Muchas mansiones permanecen en pie, lo mismo que pequeños albergues (Expedia, por caso, exhibe 26 propuestas), pero ninguno del nivel del Contadora. Un resort con una historia que difícilmente se repetirá.

Temas relacionados

notas de tapa