reactivación turística

Gonzalo Robredo: "Están las condiciones para abrir las puertas de la Ciudad de Buenos Aires"

Gonzalo Robredo confía en la apertura del turismo nacional para que la rueda turística de la Ciudad de Buenos Aires comience a girar.

Luego de haber renunciado a su puesto como titular del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires en abril por una polémica de presuntos sobreprecios y tras dos procesos de investigación –uno interno del Gobierno de la Ciudad y otro de la Justicia– que lo deslindaron totalmente de responsabilidad, el gobierno porteño repuso en su cargo a Gonzalo Robredo, quien en diálogo con este medio explicó cómo será la reactivación turística porteña en materia nacional e internacional.

“Es prematuro para sacar conclusiones sobre el comportamiento de la nueva demanda, pero en dos o tres meses podríamos hablar de una recuperación”, aclaró Gonzalo Robredo, para recalcar: “La gente no viaja solo como un ejercicio para salir de su rutina, hoy somos lo que viajamos. Se construye identidad al viajar y la conexión con otras culturas, personas y naturaleza nos constituye. Por ello, estoy convencido de que el rebrote turístico será sorprendente”.

Respecto a la reapertura del turismo nacional de la Ciudad de Buenos Aires, Gonzalo Robredo explico que los turistas y los residentes que regresen a la Ciudad no deberán realizar cuarentena al arribar: el aislamiento será en caso de que el testeo resulte positivo.

Aperturas de fronteras, recalculando

- ¿Cuál es el balance preliminar de la reapertura de la actividad turística?

- Es una decisión nacional acertada, y no solo la celebramos sino que también la acompañamos de una manera responsable en cuanto a los protocolos y requerimientos sanitarios.

- ¿Es suficiente esta porción de la torta turística para reactivar al sector?

- Es un primer paso. Hay que destacar que el mercado regional representa el 40% de los arribos y los consumos de los extranjeros para la Ciudad de Buenos Aires. Es una medida que contribuirá a romper la inercia de los viajes, pero sabemos que la reactivación llevará más tiempo de lo esperado.

- El ministro Matías Lammens vaticinó 100 recaladas internacionales para esta prueba piloto…

- Es un número optimista. Se trata de un estimado de los arribos del año pasado, donde solo en el último bimestre del año nos visitaron más de 215 mil brasileños.

- Entonces, ¿será difícil ver un aluvión de extranjeros para fin de año?

- Hoy tenemos una oferta y una demanda que mutaron a cero y deben ser replanteadas. Esta última desconoce que oferta hotelera, gastronómica o de entretenimiento está disponible y así es muy difícil que se decida a viajar. En línea, hay un importante número de prestadores que no saben cuántos extranjeros puedan llegar al país y por eso no abren. Además, la decisión de volver a poner en marcha los negocios implica costos adicionales, así como una posible pérdida de las asistencias estatales.

- ¿Cómo se altera este escenario?

- Acá juega un papel clave el Estado. Se deben generar tanto estímulos con promociones, como también divulgar información cierta para reconstruir esta curva y que el incipiente interés generado por la apertura tenga sus frutos.

El turismo nacional en la gatera

- ¿Cuándo creen que podrán recibir turistas nacionales?

- Están dadas las condiciones para que volvamos a abrir las puertas de la Ciudad de Buenos Aires. Queremos que no sólo ingresen por vía aérea sino también que nos visiten por auto o autobús. La Ciudad abre el turismo nacional con protocolos de cuidado y una estrategia de testeos

- ¿Qué recaudos tomarán para esta apertura?

- Estamos trabajando para que la Ciudad de Buenos Aires pueda tener trazabilidad, seguimiento y centros de testeos masivos para asegurarnos de que no ingresan visitantes con capacidad de contagio. Por el momento no está pensado limitar la capacidad de los ingresos.

- ¿Cómo prevé que será el período estival en Argentina?

- La Costa Atlántica y la región norte de Patagonia tendrán el mayor flujo de turismo nacional, aunque también habrá muchos viajes al Norte.

- ¿Qué no haya protocolos unificados será contraproducente?

- Sí, pero es un problema a nivel internacional. Será enorme el desafío para que el movimiento turístico se haga de manera cuidada. Igualmente veo con beneplácito que los destinos están bregando por la situación sanitaria, al tiempo que contemplan una apertura turística con requerimientos flexibles.

¿Cómo prevé el comportamiento vacacional argentino para con la Ciudad de Buenos Aires?

- Estoy convencido de que tendremos una gran cantidad de ingresos de turistas, y no solo por aquellos que vendrán a la Ciudad para ver a sus amigos o familias. También tenemos la oportunidad de consolidarnos como un destino de paso para los pasajeros que viajarán en auto desde Mendoza, Córdoba o Rosario a la Costa Atlántica.

- ¿Por qué habrían de partir sus vacaciones y recorrer la Ciudad?

- La Ciudad de Buenos Aires fue la primera en tener contagios de Covid-19, superar el pico y ahora estar en una curva descendente, por lo cual es la urbe mejor preparada para recibir turistas: tiene más cultura de protocolos, de distanciamiento, mayor inmunidad de rebaño y está preparada para cualquier contingencia. Además, suma una extraordinaria oferta de servicios, y está repleta de espacios verdes y un diseño urbanístico muy amigable para el turista.

- Sin embargo, las tendencias internacionales indican que las grandes urbes no están entre las prioridades de viaje…

- Es correcto, pero aun así confío en la oportunidad que tenemos. Los visitantes se encontrarán con una Ciudad de Buenos Aires sin aglomeración de personas, y muy competitiva en materia hotelera y gastronómica. De hecho, los datos preliminares de la Preventa Turística ratifican esta premisa, y estamos en el segundo orden entre los destinos buscados.

Turismo pospandemia: ¿ahora sí?

- Muchos expertos internacionales dicen que la recuperación turística demandará entre tres y cuatro años, ¿coincide?

-La vacuna hoy es una realidad, ya están saliendo los porcentajes de la Fase 3 y por ello tiene sentido hablar de la pospandemia. No creo en los procesos de recuperación de tres o cuatro años, y como la vacuna tiene un grado de implementación masiva, confío en que el año próximo podríamos tener una recuperación en V.

- Aun así, gran parte del mercado se resintió económicamente durante la pandemia…

- Sí, la crisis fue mundial, y la capacidad adquisitiva es menor e impacta en los viajes, pero a medida que las personas recompongan su situación de ingresos asignarán una partida para los viajes.

¿Conectividad o muerte?

“La incertidumbre respecto al escenario aerocomercial de Argentina es la gran amenaza para el turismo nacional e internacional”, reconoció Gonzalo Robredo, quien detalló que de los US$ 3.000 millones que aporta el turismo a la Ciudad de Buenos Aires, el 66% es generado por el mercado internacional, el cual depende en un alto porcentaje de la conectividad aérea. “Somos uno de los destinos urbanos más atractivos pero alejado del mundo emisivo, y la conectividad aérea que se ganó en los últimos años hoy está en peligro”, declaró Gonzalo Robredo, para insistir por políticas nacionales tendientes a tener los niveles de conectividad de los últimos años.

notas de tapa