PANORAMA

Caribe ¿Necker, sostenible por excentridad?

Un magnate inglés se propone transformar a Necker Island, en las Islas Vírgenes Británicas, en la isla más sostenible del Caribe

Necker es una isla de 300 mil m² situada en pleno Caribe, más precisamente en las Islas Vírgenes Británicas, que en 1978 fue adquirida por Richard Branson, un multimillonario inglés conocido en el mundo con sus excentricidades. La última, tripular el primer vuelo comercial al espacio en su propia compañía, Virgin Galactic.

Branson es dueño de cerca de 400 empresas, todas operadas bajo el paraguas del Virgin Group, incluyendo varias vinculadas a los viajes y el turismo, como la aerolínea Virgin Atlantic, Virgin Hotels, Virgin Trains y Virgin Limited Edition, una colección de resorts de lujo en locaciones como Kenia, Marruecos, Mallorca y Ciudad del Cabo, por nombrar algunas.

Con Necker, Branson creó un edén tropical para un máximo de 28 huéspedes por día, con todas las amenities propias del más exclusivo de los hoteles que sumó a su Limited Edition, al igual que la cercana isla Moskito, que adquirió con posterioridad. Se suele alquilar por semana a razón de US$ 25,500 diarios (en temporada baja, aclaremos). Además, hizo de la isla su hogar. Allí vive y disfruta de los placeres de la buena vida.

Necker se hizo famosa en 2017, cuando –con el propio Branson allí resguardado– sufrió los embates del huracán Irma, que destruyó gran parte de su estructura. Tras dos años de trabajos de reconstrucción y mejoras, el destino reinició sus actividades con foco absoluto en la sostenibilidad. Ahora, uno de los objetivos es que sea “Carbon-Free” en 2030.

En esta cruzada en favor del medio ambiente, el resort tiene un programa de cría de vida silvestre en peligro de extinción, utiliza autos eléctricos para la movilidad de sus huéspedes y funciona con energía 100% renovable producida por paneles solares y grandes turbinas eólicas.

Sostenibilidad: uniformes de plástico

¿Es esta una extravagancia de Richard Branson? Podría serlo. Pero los beneficios están a la vista. Y ahora elevan la vara con la renovación de los uniformes de todo el personal de la propiedad, que están confeccionados por completo con botellas de plástico recicladas. La inusual iniciativa se lleva a cabo en colaboración con especialistas en indumentaria ecológica, quienes convierten los residuos tejidos de poliéster y evitan así que cerca de 20 mil de esas botellas terminen en vertederos.

Panorama.jpg
Necker

Necker

“El equipo de Necker vio de primera mano los efectos devastadores de la crisis climática con el aumento del nivel del mar. Sabemos lo importante que es trabajar por un futuro sostenible”, dijo Kenton Jones, gerente regional de Virgin Limited Edition.

Las ventajas son indiscutibles: el proceso de reciclaje de telas requiere un 86% menos de agua que la fabricación normal de poliéster, el consumo energético es un 70% menor y un kilo de tela puede equivaler a 60 botellas plásticas de agua dañando al medio ambiente.

Acciones como estas dejan un mensaje: si queremos dejar un planeta mejor a las nuevas generaciones hay que propiciar la sostenibilidad. Cuidemos al mundo; no tenemos otro a donde ir.

Necker se hizo famosa en 2017, cuando –con el propio Branson allí resguardado– sufrió los embates del huracán Irma, que destruyó gran parte de su estructura. Necker se hizo famosa en 2017, cuando –con el propio Branson allí resguardado– sufrió los embates del huracán Irma, que destruyó gran parte de su estructura.

Ahora, uno de los objetivos es que sea “Carbon-Free” en 2030. Ahora, uno de los objetivos es que sea “Carbon-Free” en 2030.

Temas relacionados

notas de tapa