Crisis

El calefón del turismo

El Covid-19 fue la gota que rebalsó el vaso, ocasionando la mayor crisis del turismo. En "El calefón del turismo" los agentes de viajes tienen la palabra.

Con la llegada de un nuevo año la crisis del turismo se agudiza, y las desventuras comerciales son recurrentes en la cotidianidad de los agentes de viajes. En esta sección, denominada " El calefón del turismo", los profesionales tienen la palabra para enumerar las desventuras comerciales que están viviendo con los pasajeros, así como las principales complicaciones en la operación.

El calefón del turismo: Francisco Daniel Peano, Eduviajes

“Veníamos de varios años de evolución en lo que respecta a la inserción del destino en el mapa turístico internacional, y un desarrollo en lo que remite al producto, servicio y prestadores, pero la pandemia destruyó todo. Ahora hay que reconstruir sobre un escenario muy precario, donde no sólo quedarán menos actores, sino que estarán diezmados.

Cuando impusieron el impuesto PAIS allá por diciembre de 2020 nos limitaron la venta de paquetes turísticos al exterior, y luego con la imposición del 35% las posibilidades de vender turismo emisivo fueron nulas. Entonces enfocamos todo al turismo nacional, pero cada vez que intentamos comercializarlo también nos encontramos con problemas.

Tras varios meses sin un despertar comercial y con los problemas de sostener las re-reprogramaciones, comenzamos a vender un producto denominado “Triángulo del Sur”, que tuvo una buena aceptación del mercado.

Sin embargo y argumentando cuestiones sanitarias levantaron vuelos que conectaban a Bariloche, El Calafate y Ushuaia, lo que nos causó un problema enorme y donde nadie se hace responsable ni da una solución.

Todavía estamos haciendo malabares para que los pasajeros no cancelen la operación. Con el escenario de que además de tener que adelantar el viaje, los pasajeros perderán un día volando Bariloche-Buenos Aires y Buenos Aires-El Calafate, lo que hace que las expectativas de que se acepten las condiciones son muy bajas.

A esto hay que sumarle el nivel de incertidumbre sobre la temporada de verano, que conlleva en que los clientes den marcha atrás sobre sus vacaciones.

Otro problema reciente que impacta en el negocio tiene que ver con políticas macro, como son las restricciones a las exportaciones al maíz. Muchos de nuestros clientes son empresarios del campo, y con estas medidas ya advertimos que muchos postergarán los viajes.

Nuestra actividad es vender armonía y oxígeno, pero últimamente se tornó muy desgastante tanto para los agentes de viajes como para el pasajero, quien ahora encuentra en la contratación de un viaje muchos problemas.

Es tan triste como cierto que hoy el negocio de muchos agentes de viajes pasa por vender otra cosa, en varios casos pueden ser vinos, porque los que apostamos a vender con la Preventa Turística hoy estamos en problemas.”

notas de tapa