Crisis

Crisis del turismo: el calefón del turismo

Los agentes de viajes tienen la palabra en el calefón del turismo para enumerar lo que están padeciendo en la crisis del turismo más importante de su historia.

Con la llegada de un nuevo año la crisis del turismo se agudiza, y las desventuras comerciales son recurrentes en la cotidianidad de los agentes de viajes. En esta sección, el calefón del turismo, los profesionales tienen la palabra para enumerar las desventuras comerciales que están viviendo con los pasajeros, así como las principales complicaciones en la operación.

Calefón del turismo: Eduardo Leiro, director en Easy Going

“Cuando a comienzos de enero de 2020 tuvimos conocimiento del cierre de la ciudad de Wuham, por parte del gobierno de China, tomamos la decisión de cesar la venta de viajes al exterior. Si bien el ministro de Salud, Ginés González García, informaba por los medios que el virus tardaría en llegar, nosotros, como agentes de viajes, sabíamos muy bien lo rápido que se propagaría el virus y vender viajes al exterior implicaba poner en riesgo la vida de los clientes.

En efecto, esta decisión evitó que tuviéramos un aluvión de cancelaciones, reprogramaciones de viajes, lucha por las devoluciones que los operadores se niegan a realizar, y que hoy son la principal preocupación de mis colegas. Al ser propietarios de la oficina podemos sobrevivir sin vender hasta que este problema se supere.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la pandemia generada por el Covid-19 fue la gota que rebalsó el vaso. El sector venía muy golpeado de la gestión macrista, donde nosotros sabíamos que se vendrían años muy difíciles por delante, y por ello debimos mejorar nuestra estructura de costos. Ejercicio que nos posicionó de mejor manera para afrontar la coyuntura.

Otro problema surgió cuando aparecieron las tarifas económicas con flexibilización de fechas, e indefectiblemente creció la demanda. Alertamos a los clientes de que posiblemente se tratara de una trampa, de hecho, las aerolíneas dejaron de volar, se cancelaron muchos vuelos, hubo pasajeros afectados con vouchers a utilizar en el futuro, el cual se avizora con una importante reducción de frecuencias y convierte en un imposible la flexibilización prometida.

Hay que entender que el turismo no es el único sector afectado por el Covid-19 y que el país se encuentra atravesando una profunda crisis económica. El Gobierno ha realizado un esfuerzo muy grande en beneficio del sector y tenemos que aguantar.

Seguimos recomendando a los clientes que solo viajen por razones familiares o de negocios en caso de urgencia. Con la decisión tomada de no vender en este contexto ganamos todos: los clientes porque evitan una pesadilla y nosotros al no sumar más problemas a una situación crítica.”

notas de tapa