Reactivación aerocomercial

BOLIVIANA DE AVIACIÓN. Viajes familiares que alimentan la recuperación

Boliviana de Aviación apuesta por el tráfico étnico para la reactivación aerocomercial, y estima que el mercado argentino tardará dos años en recuperarse.

Previendo una temporada de verano muy atípica y con escaso movimiento turístico, desde Boliviana de Aviación (BoA) confían en el tránsito de los pasajeros étnicos como el primer reflejo de la recuperación aérea.

Pablo Iriart y Valeria Saporiti, gerente regional Argentina y jefa de Ventas Argentina de BoA, respectivamente, reconocieron que la demanda de este segmento sigue creciendo; al tiempo que enfatizaron que los viajes por motivos familiares son tanto para Argentina, como Estados Unidos y Europa.

“La pandemia nos obligó a reinventarnos”, declaró Pablo Iriart, para explicar: “Los vuelos humanitarios y el retorno gradual de la operación funcionó para poner en práctica los protocolos y las recomendaciones sanitarias”.

En este orden y tras indicar que los vuelos semanales prepandemia eran 11, detalló que, si bien hoy cuentan con cuatro frecuencias, el objetivo es llegar a siete vuelos para diciembre.

“Creemos que la recuperación del mercado argentino puede demorar hasta dos años, mientras que en Bolivia estamos alcanzando el 60% de la oferta prepandemia”, sostuvo el gerente regional Argentina de BoA, Pablo Iriart, para agregar que en los vuelos internacionales la recuperación está en el orden del 50% y estima que en un año se volverá a los parámetros habituales.

Boliviana de Aviación: el negocio de fidelizar al canal

Respecto a la estrategia comercial para recuperar la torta pérdida, Saporiti subrayó que pese a tener las oficinas cerradas, nunca dejaron de estar cerca de los agentes de viajes y el pasajero.

“La relación con el canal es muy fuerte y hemos apostado por la flexibilidad, para vender tarifas especiales y competitivas, tanto para este año como el próximo”, indicó, para admitir: “El 70% de la facturación es producto del apoyo del trade y por ello seguiremos manteniendo las condiciones comisionables. Esto nos permite seguir fidelizando al canal de comercialización”.

Por otra parte y tras recalcar que la estrategia comercial está alineada con la premisa de convertir a Bolivia en un destino turístico, los ejecutivos de BoA manifestaron que se diferencian por tener tarifas anuales, con el equipaje incluido y la posibilidad de tomar asiento.

Para terminar, bregaron por un mayor compromiso público y añoraron por ajustes en las relaciones con las autoridades gubernamentales. “La pandemia nos ha cambiado todas las condiciones y de manera conjunta debemos buscar alternativas para que los costos comunes sean reducidos o mejorar las condiciones de pago para incrementar la oferta aérea”, concluyó Pablo Iriart.

Fortalezas de BoA

  • Resiliencia: la capacidad que obtuvimos de transformarnos frente a las diferentes adversidades para salir adelante.
  • Fuerte relación con el canal: trabajo en conjunto para estimular la demanda, flexibilidad, tarifas especiales y franquicia.
  • Excelencia operativa: personal especializado y capacitado generando seguridad, confianza y credibilidad.
  • Presencia e imagen: logramos identificación y empatía con el pasajero étnico.
  • Alianzas: acuerdos con las principales compañías de América y Europa.
Embed

notas de tapa